La jornada electoral inicia en

CNDH solicita trasladar de penal a Mario Aburto tras denuncia de malos tratos
Mario Aburto, asesino confeso de Luis Donaldo Colosio. Foto: Especial

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) solicitó el traslado de Mario Aburto Martínez, sentenciado por el asesinato del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio, del penal en el que se encuentra en Guanajuato a uno cercano a su familia, con el fin de “garantizar la salvaguarda de sus derechos a la vida, seguridad e integridad corporal”.

En en documento dirigido al comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS), José Ángel Ávila Pérez, la CNDH notificó las medidas de protección solicitadas por Rubén Aburto Martínez, hermano de Mario Aburto, y constatadas posteriormente por el propio inculpado.

Lee: #CasoColosio | Familia de Aburto denuncia violencia y tortura por parte de autoridades

El OADPRS indicó a la Comisión que acepta su petición con carácter de urgente para implementar “las medidas precautorias o cautelares necesarias en favor de Mario Aburto Martínez, en los siguientes términos: El inmediato traslado y sin dilación del Centro Federal de Readaptación Social Nº 12 CPS Guanajuato al Centro de Readaptación Social ‘El Hongo’, con residencia en Baja California“.

La CNDH celebró la voluntad de las autoridades para atender esta solicitud, que obedece a un mandato legal y a un imperativo de respeto a los derechos humanos, y está en espera de las acciones subsecuentes inmediatas derivadas del otorgamiento y aceptación de las medidas cautelares de referencia.

Mario Aburto Martínez, originario de Michoacán, fue sentenciado por el asesinato de Luis Donaldo Colosio, candidato del PRI a la Presidencia, ocurrido el 23 de marzo de 1994, cuando el aspirante terminaba un acto de campaña en el barrio de Lomas Taurinas, en Tijuana.

Te puede interesar: No se puede ahorrar en derechos humanos: Tania Reneaum

Aburto se encuentra actualmente en el Cefereso de Guanajuato, a donde llegó después de haber estado en el Cefereso de Huimanguillo, Tabasco, hasta enero de este año, luego de que sus familiares denunciaron que no era alimentado ni recibía atención médica por lo que su estado se deterioró tras su contagio de Covid-19.

“Es de destacar que la CNDH continúa con el desahogo de la queja interpuesta por Mario Aburto Martínez, en todos sus aspectos, y en su momento dará a conocer los resultados de ese seguimiento”, apuntó el comunicado del organismo.

Síguenos en

Google News
Flipboard