Síguenos

 

Actualidad

Los insumisos del abrazo: la gente que no acepta la pérdida del espacio personal

Muchos están celebrando el regreso de los abrazos después de más de un año, pero otros preferiría mantener su distancia.

Los abrazos han vuelto, pero es un campo minado social. Foto: Hinterhaus Productions / Getty Images

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Nombre: Los insumisos del abrazo.

Edad: Todas las edades.

Aspecto: Serios, fríos y potencialmente inteligentes.

¿Para abrazar a otras personas? Sí. Los gatos no cuentan.

Pensé que ya se había acabado todo eso. Ya regresó. Desde mayo 17, los abrazos entre personas de diferentes casas están permitidos en Inglaterra y en Escocia por primera vez en más de un año.

Eso es bueno. Aunque me parece extraño que se legalicen los abrazos. No eres el único. Un grupo de aguafiestas de hueso colorado se niegan a participar.

Lee: ‘Me encanta la idea de una mujer al borde del abismo’: Pedro Almodóvar y Tilda Swinton

¿Por qué? En algunos casos por la abundancia de precauciones. Con la variante india que va en aumento en diferentes partes del país, incluso el primer ministro habló de control a pesar de que se levantaron las restricciones.

Supongo que es bueno tener cuidado. Abrazarse es un campo minado social, dependiendo de quién está vacunado o no, o está potencialmente en riesgo, o sólo está muy nervioso por el contacto cercano.

Están haciendo que suene menos divertido, eso es seguro. Después de un año, la gente todavía no está lista para abrazarse. Y hay muchos que jamás lo estuvieron.

¿Cómo va a saber uno a quien abrazar o no? Se puede preguntar. Pero he aquí un informe detallado: Susanna Reid no está lista.

No te pierdas: ‘Esto es trágico’: el temor por los jóvenes latinoamericanos ante la aceleración del Covid

¡Qué sorpresa! ¿Cómo sabías que pensaba en ella? Cuando su compañero de Good Morning Britain le ofreció al aire un abrazo en la mañana ella dijo, y cito: “No, no, no, no. No”.

Siento que Susanna puede saber algo que nosotros no. La actriz Joanna Lumney, por otro lado, dice que ella “va a abrazar a todos los que pueda”.

Un enfoque algo diferente. Exactamente. Mientras tanto, el político Jacob Rees-Mogg, no va a abrazar: “En realidad no soy una persona muy apapachada”, dijo.

Una nación en duelo. Creo que muchos británicos odian los abrazos. Creo que en realidad se trata de algo bastante internacional. “Los entusiastas del espacio personal están tristes porque se acaba su año de vivir sin abrazos”, indica The Washington Post, “incluso si conservan la esperanza de que algunos hábitos de distanciamiento de pandemia se mantengan”.

No lo harán si Lumley tiene algo que decir al respecto. Mientras tanto, el profesor Peter Openshaw, del Imperial College London, un inmunólogo que se especializa en virus respiratorios considera que los abrazos son de alto riesgo: “Yo no abrazaría a nadie”, dijo.

Te recomendamos: Sin horarios, estrés y ansiedad: El impacto del Covid-19 en la salud mental de los maestros

Sería muy loco que todo esto terminara en un planeta poblado por gente sola. Raro, pero tal vez muy aceptable.

Sí hay que decir: “Abracemos esto, por Zoom”.

No hay que decir: “¡Relájate Jacob! Estoy vacunado”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Deportes

El reporte tras el primer día de juegos sumó 31 jugadores y miembros de las delegaciones y 10 prestadores de servicios en Brasilia.

México

Los casos más recientes de Covid-19 se registraron en escuelas primarias privadas de Álvaro Obregón y Coyoacán.

Opinión

A una semana de que México regresó a clases presenciales, ya hay casos de contagios en escuelas y los niños están volviendo a sus...

Mundo

El presidente brasileño encabezó la marcha con un casco abierto y sin mascarilla, incumpliendo las normas de Sao Paulo.

Publicidad