Síguenos

 

Cultura

Inger Díaz: ‘Es un honor contar la creciente historia de la lucha feminista’

La periodista mexicana ganadora del premio Rey de España lamenta que las manifestantes tengan que exponer su seguridad antes de ser escuchadas.

La periodista mexicana Inger Díaz
La periodista mexicana Inger Díaz fue reconocida por su trabajo "Calladitas nunca más". Foto: EFE/Zipi

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

El movimiento #MeToo marcó un antes y un después en la vida de las mujeres. Por primera vez comprobaron que estaban cobijadas por sentimientos comunes: el de la exigencia de justicia y de vivir libres de violencia. O Calladitas nunca más, como dice el podcast por el cual Inger Díaz Barriga mereció el Premio Internacional de Periodismo Rey de España en la categoría Cultura y Desarrollo Social.

La mexicana asegura en entrevista para La-Lista que recibir este galardón, uno de los más importantes a lo mejor del periodismo mundial, permite que se reanude la conversación sobre este tema que se vio opacado por la pandemia de Covid-19.

A lo largo de ocho meses, Díaz realizó este podcast disponible en Spotify, cuyo primer episodio se estrenó en marzo de 2020. Ese mismo mes, el domingo 8 para ser exactos, se realizó una multitudinaria manifestación por el Día de la Mujer seguida de un Paro Nacional de Mujeres en las 24 horas siguientes. 

Durante ese tiempo, las protestas en contra de los feminicidios y la violencia de género aumentaron su impacto con pintas e intervenciones a monumentos y edificios. Cada vez con más intensidad, las mujeres salieron a las calles en busca de que su voz fuera escuchada por las autoridades y la sociedad, algo que para la reportera está ocurriendo apenas hasta este momento.

No era la primera marcha feminista y (hasta ese momento) no había habido ningún tipo de respuesta ni ningún tipo de alerta en la gente. Entonces creo que lograron el objetivo de que las voltearan a ver. Qué triste que hayan tenido que llegar a eso, porque están exponiendo su cuerpo y su libertad, pero también hay que hacer la reflexión de que cuando una mujer llega a ese punto, siente que no tiene mucho que perder”, lamenta.

“Cada quien puede tener su opinión y es respetable, pero creo que no las habrían volteado a ver si no hubieran ido a quemar una comisaría; no las habrían volteado a ver si no hubieran tomado el riesgo de meterse por la fuerza y demostrar la rabia como lo hicieron”, dice. 

La periodista mexicana Inger Díaz, ganadora del premio Rey de España. Foto: EFE/Zipi

Te sugerimos: Las tres olas del feminismo y la llegada de la siguiente

La periodista recuerda que la investigación y seguimiento del movimiento feminista comenzó a partir de su inquietud por entender con exactitud lo que ocurría en el país más allá de la efervescencia en redes sociales. 

Uno de los puntos de partida fueron las denuncias contra el productor de cine estadounidense Harvey Weinstein, que dieron inicio en 2017 al movimiento #MeToo, lo que permitió a muchas mujeres conocer el ejemplo de otras cientos de ellas en situaciones similares de abusos, según interpreta la también editora.

Verse reflejadas entre todas y un poco protegidas por este grupo de mujeres cada vez más valientes. Ver que al final, si me viene una reacción adversa por decir esto, no estoy sola. Hay un grupo de mujeres que me acompaña”, sostiene Díaz. 

Calladitas nunca más: Escuchar las voces de las víctimas

Los casos del feminicidio de Ingrid Escamilla y del acoso a la bloguera Tamara de Anda son algunos de los casos que Díaz retomó para Calladitas nunca más. La investigadora reconoce que la intención de este trabajo fue no solo poner datos duros, sino escuchar las voces de las personas involucradas.

En el podcast, De Anda explica que una cosa es que a una mujer le digan “guapa” en un ambiente en que se siente segura, pero algo distinto es cuando va sola y un desconocido se lo dice en tono lascivo. Esto provoca miedo y un estado incluso de peligro. 

Pero el caso de De Anda, también conocida como “Plaqueta”, destaca porque da cuenta de las críticas y ataques que puede recibir en redes sociales con criterios “muy superficiales” alguien que denuncia acoso.

“No solo te expones a que te tiren de a loca, sino que te amenacen, insulten y acosen por las redes sociales, que es muy incontrolable. Recibir cientos y a veces miles de llamadas al día diciéndote las cosas horribles que te van a hacer, que tienen tu dirección, que conocen a tu familia, eso puede vulnerar gravemente el estado emocional”, dice Díaz.

Te sugerimos: Artista que protestó en el Museo Picasso pierde su obra y es víctima de acoso

La sociedad tras de las denuncias por acoso sexual

La ganadora del Premio Internacional de Periodismo Rey de España ve como un gran avance que se compartan contenidos como Calladitas nunca más y que la sociedad analice sus conductas e ideas, así como la forma en que llevan sus relaciones.

Por las reacciones que han tenido los gobiernos, en especial el de la Ciudad de México a cargo de Claudia Sheinbaum, ante las movilizaciones feministas, considera que aún no hay una completa sensibilización sobre el tema, aunque sí se lleva una transición lenta, pues hay disposición de las autoridades a escuchar a la nueva generación de mujeres, algo que se bloqueó durante las primeras marchas.

La reacción de las autoridades de la Ciudad de México ante estas movilizaciones fue de perseguir. “En ese momento había mucha incomprensión e ignorancia”, evalúa la reportera de Univisión. Pero, añade, lo que ha logrado el movimiento con potencia y fuerza es que se voltee a ver que el problema es más profundo, pues los feminicidios siguen allí.

“Independientemente de que en ese momento no hayan sido las voces más cercanas al movimiento o que más entendían el movimiento, hay una apertura para hablarlo y entenderlo. Nos gustaría que fuera más rápido y acelerado, desde luego, pero tenemos lo que tenemos”, reconoce Díaz Barriga. 

Aplaude que en medios de comunicación haya espacio para abordar temas como la violencia de género y que se esté sensibilizando a quienes realizan la labor informativa, además de que sean las mismas periodistas quienes están pendientes de proporcionar cierta visión y formación en temas de perspectiva de género, dejando de lado términos como “crimen pasional”, el cual minimiza los feminicidios.

“Las que trabajan en medios de comunicación han hecho un esfuerzo titánico por enseñar y estar ahí. Han alzado la voz en sus mesas editoriales para decir ‘no podemos permitir esto’, muchas veces a costa de perder empleos o tener represalias laborales, pero lo han hecho y lo hacen con mejores resultados porque la sociedad está un poquito más consciente”. 

Te recomendamos: Así se habla del feminismo para hombres

Para Díaz, el caso del escritor Andrés Roemer es un avance en términos de la valentía de las mujeres al salir y denunciar los abusos del diplomático; sin embargo, en México no está segura de que se pueda proceder de la manera como se sentenció a Weinstein en Estados Unidos.

Finalmente, su futuro inmediato apunta hacia seguir escribiendo crónicas de la lucha feminista en México, pues ve a las mujeres más jóvenes volcadas hacia esta causa. “Tienen una seguridad y aplomo que a muchas de mi generación nos ha faltado y creo que esta historia va a seguir y seguirá creciendo. Para mí es un honor poder contar estas historias”.

También te puede interesar

Actualidad

El cantante sino-canadiense Kris Wu fue acusado de haber violado a una estudiante cuando ella tenía 17 años.

México

Leodegario Aguilera Lucas, editor de la revista Mundo Político, desapareció hace 17 años en Guerrero. Hoy su hermana pidió ayuda al presidente para encontrarlo.

Género

El exdiplomático Andrés Roemer es buscado por la Interpol y ya se solicitó a Israel su detención y extradición.

Listas

La denuncia de Ainara ya derivó en el procesamiento de YosStop, te dejamos un recuento de las claves del caso.

Publicidad