Mónica Mayer: CDMX debe preguntar a comunidades cómo quieren ser representadas
La artista y crítica de arte Mónica Mayer. Foto: Facebook

Tras días de críticas la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum aseguró que el Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la Ciudad de México será quien determine la obra que reemplace al Cristóbal Colón de Paseo de la Reforma, algo que la artista Mónica Mayer ve como algo favorable.

Recordemos que la semana pasada se reveló que el escultor Pedro Reyes estaría encargado de realizar a Tlali, un monumento que representara a las mujeres indígenas en la avenida más popular de la CDMX; sin embargo especialistas cuestionaron que un hombre blanco y mestizo estuviera a cargo de esta pieza.

La también investigadora egresada de la Escuela Nacional de Artes Plásticas aseguró en entrevista para La-Lista que ahora la labor del Comité debe ser asesorarse e informarse en compañía de distintos grupos de las comunidades de pueblos originarios.

“Tiene que preguntarles cómo quieren ser representadas y representados en un monumento en Reforma, si es que quieren esa representación”.

Junto a Tanya Huntington, Sarah Pollack y Mónica Nepote, Mónica Mayer fue una de las intelectuales que firmaron una petición que dirigieron a Claudia Sheinbaum para solicitar que se retirase la comisión a Pedro Reyes.

“Esta elección reproduce el silenciamiento e invisibilización de la lucha de las mujeres y de la de los pueblos originarios para que sus voces sean reconocidas y escuchadas, y por definir sus propios relatos”, se lee en la carta.

Afirmó que para ella no es sorpresa que ese documento tuviera más de 400 firmas, dado que la discusión y el debate en torno a los monumentos está muy presente en los distintos movimientos que buscan la defensa de los derechos en este país.

Recordó que el monumento a Cristóbal Colón, junto al de Cuauhtémoc, fueron objetivos en las manifestaciones feministas, aunque en el caso de la escultura del navegante también cada 12 de octubre estaba la discusión en torno a su figura y permanencia en Paseo de la Reforma.

“Es algo que ya viene de mucho tiempo, ya había la necesidad e interés de discutir estos temas también. Creo que es un momento coyuntural en cuanto a la conciencia en México tanto en cuestiones feministas, de género y las que tienen que ver con el racismo”.

Respecto a este último tema, del cual se habla mucho más en la actualidad, comentó que hace durante años pensó que esa forma de discriminación es tan profunda en la República Mexicana “que ni siquiera creemos que somos un país racista, durante décadas no se hablaba”.

Con la polémica del monumento Tlali, de Pedro Reyes, la experta destacó la importancia porque haya una lucha seria profunda y verdadera en contra del racismo que vaya desde las familias hasta las leyes.

Consideró que es un cambio que se tiene que dar de manera muy profunda porque de nada servirá el monumento si no se cambia la situación de las comunidades indígenas, pueblos originarios y afrodescendientes que son invisibilizados.

Mónica Mayer dijo que para el monumento a la mujer indígena que la CDMX quiere hacer debe preguntarles a las mujeres porque provienen de muchas regiones del país, por lo que es necesario un consenso, averiguación e investigación con todas las personas.