Veka Duncan: Pedro Reyes puede hacer los monumentos que quiera, pero este no
La historiadora del arte Veka Duncan. Foto: Facebook

La crítica intelectual vio con buenos ojos que la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum permitirá que sea un comité el que determine la escultura que sustituya al monumento a Cristóbal Colón en Paseo de la Reforma; sin embargo la historiadora del arte Veka Duncan pone los puntos sobre las íes.

Que la decisión caiga en el Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la CDMX representa un acierto para la experta, pero le sorprendió que no se les haya tomado en cuenta desde un inicio.

“Lo que hemos visto con este tema del Colón son quizá buenas intenciones, pero muy mal ejecutadas”, afirmó la investigadora en entrevista para La-Lista.

En medio de la época que vivimos para Veka Duncan este tipo de proyectos deben ser más transparentes, pues tampoco se seleccionó al escultor Pedro Reyes a través de una convocatoria ni este método fue sugerido ante el anuncio de la Jefa de Gobierno, además que aún es posible que el Comité abogue por la realización de Tlali.

“El que se haya decidido arbitrariamente por un hombre y que fuera Pedro Reyes, sin ninguna especie de concurso, sin ningún comité curatorial que lo definiera, es muy, muy, lamentable porque nos habla que este proyecto no se está haciendo con perspectiva de género“, comentó.

Las autoridades capitalinas decidieron con el monumento que se coloque en Paseo de la Reforma rendir homenaje a las mujeres indígenas, pero la mayor crítica hacia el escultor es que él es lo opuesto: un hombre blanco y mestizo.

Aunado a ello está el debate de la representación de las mujeres indígenas, pues cada una tiene una experiencia y cultura distinta, por lo que es necesario el diálogo con las protagonistas de esa parte de la historia.

Realizar una figura ideológica, alegórica y romantizar lo indígena es algo anacrónico e inválido, a opinión de la historiadora, pues lo que logra es seguir invisibilizando a esas comunidades porque fomenta su anonimato.

“Si se busca representar a la mujer indígena, sus problemáticas, sus luchas e historia, lo tendría que hacer alguien que sabe lo que es esa experiencia, y Pedro Reyes no es esa persona. Él puede hacer todos los monumentos que quiera, pero este no“, enfatizó Veka Duncan respecto al significado de esta obra que busca realizarse.

A propósito recordó que dentro de la historia del arte hay una deuda histórica con las mujeres, pues aunque la escena es dominada por los hombres, mujeres abrieron el camino actual desde 1968 con Ángela Gurría, pasando por Yvonne Domenge, teniendo más atrás a Leonora Carrington y Helen Escobedo.

En lo que respecta al monumento a Cristóbal Colón, la especialista sugirió que se puede tener incluso en un museo o algún otro espacio, como ocurrió con la escultura ecuestre de Carlos IV, mejor conocida como El Caballito, a la que le pusieron una placa que explica que se conserva como objeto artístico, no por estar de acuerdo con lo que representa.

Veka Duncan consideró que la carta signada por especialistas como Mónica Mayer, Tanya Huntington, Sarah Pollack y Mónica Nepote pudo conseguir más firmas, aunque celebró que Claudia Sheinbaum escuchó el reclamo de la comunidad intelectual.