‘La joven de Amajac’: La escultura que sustituirá a antimonumenta, Tlali y Cristóbal Colón
La escultura "La joven de Amajac" fue descubierta el 1 de enero de 2021. Foto: Secretaría de Cultura de la CDMX

Tras el retiro de la escultura de Cristóbal Colón y la intención de colocar una figura llamada Tlali, del artista Pedro Reyes, ahora la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum informó que una reproducción de La joven de Amajac será colocada en Paseo de la Reforma.

Los últimos meses fueron agitados primero por retirar la escultura que se volvió un punto de referencial dentro de la ciudad, pues dio nombre a una de las glorietas que forman parte de Reforma, la avenida que mandó construir Maximiliano para llegar al centro desde el Castillo de Chapultepec.

Pero fue entonces cuando la jefa de Gobierno instruyó al artista Pedro Reyes la elaboración de una escultura que honrara a las mujeres indígenas de nuestro país, esto en el marco de los 500 años de la caída de Tenochtitlan, que se nombró como de la Resistencia Indígena.

Tlali, escultura de Pedro Reyes
Imagen de cómo quedaría la escultura Tlali, de Pedro Reyes, en sustitución del monumento a Cristóbal Colón sobre Paseo de la Reforma. Foto: Tomada de internet.

El creador contemporáneo reveló que la escultura que haría en sustitución del monumento a Cristóbal Colón llevaría por nombre Tlali y estaría inspirada en la cultura olmeca, reposando sobre un basamento.

Al darse a conocer esta decisión fue que diversos colectivos cuestionaron tanto la forma en que se eligió que fuera el escultor quien estuviera a cargo de la realización de esta pieza como al artista mismo, pues él finalmente representaba lo opuesto a una mujer indígena: un hombre blanco y mestizo.

Intelectuales y artistas comenzaron a cuestionar varios puntos del proyecto que tenía la Ciudad de México e incluso enviaron una carta a Claudia Sheinbaum para retirar la comisión de la obra a Pedro Reyes.

La carta superó las 400 firmas con grandes figuras del arte como Veka Duncan, Tanya Huntington, Sarah Pollack, Mónica Nepote, Mónica Mayer, Carla Faesler, Gabriela Acevedo, Gabriela Jáuregui y Héctor Zamora.

De inmediato la jefa de Gobierno de la Ciudad de México reaccionó y se paró la escultura de Pedro Reyes, dejando a una comisión la decisión final sobre lo que se colocaría en ese sitio.

Antimonumenta en la glorieta de Colón

El 25 de septiembre colectivos feministas llegaron a la aún llamada Glorieta de Colón para resignificarla con el nombre Glorieta de las Mujeres que Luchan, pues la dedicaron a mujeres buscadoras, rastreadoras, zapatistas, afromexicanas y todas aquellas que luchan por la justicia.

En ese momento el colectivo de la Antimonumenta dijo: “Ustedes decidan la figura, nosotras renombramos la Glorieta. Sea cual sea su decisión, que confiamos sea la más sensata debido al grupo de mujeres que cuidará de ello, este lugar es desde ahora la Glorieta de las Mujeres que Luchan”.

YouTube video

Para colocar una nueva escultura es que Claudia Sheinbaum aseguró en diversas conferencias, incluso en la presentación de la Feria Internacional del Libro del Zócalo y en la presentación de la reproducción de La Joven de Amajac, que están en conversaciones con las feministas que colocaron la antimonumenta, para además llevarla a otro sitio.

Fue el domingo 5 de septiembre cuando la jefa de Gobierno de la CDMX anunció que la estatua de Cristóbal Colón sería removida, pero ya pasó un mes desde ese anuncio y la incertidumbre sobre la pieza que estará en este punto de la ciudad continúa.

La escultura de “La Joven de Amajac” se colocará a solicitud de más de 5 mil mujeres indígenas y la elección fue tomada, por unanimidad por el COMAEP de la Ciudad de México, según Sheinbaum dijo este 12 de octubre.

La-Lista de lo que debes saber de La joven de Amajac

Ahora que La joven de Amajac fue nombrada como la nueva figura que será colocada en Paseo de la Reforma, es importante saber cuál es la historia detrás de esta pieza que fue descubierta el 1 de enero del 2021 en Hidalgo Amajac, ubicado en la huasteca de Veracruz.

La altura de la obra está por determinarse para que vaya acorde al lugar, pero se estima que medirá alrededor de 6 metros.

La escultura original está expuesta en el Museo de Antropología y está elaborada en roca caliza. Hallada entre los sitios arqueológicos de Tochpan (Tuxpan) y Castillo de Teayo, está ligada a la tradición escultórica y a la cultura huasteca, aunque presenta ciertos rasgos del centro de México.

Mide 60 centímetros en su parte más ancha y alrededor de 25 centímetros de grosor, su buen estado de conservación permite observar sus rasgos y su espiga, elemento que permitía contemplarla erguida.

Luce un rostro pequeño, ojos abiertos y huecos, con un tocado alto, un collar al centro (conocido como oyohualli), del cual se distingue un adorno en forma de gota, un torso ataviado con una camisa de mangas largas y una falda que llega hasta los tobillos, revelando el par de pies desnudos. 

Según los especialistas representa a una mujer de elite, pese a que normalmente las esculturas huastecas representan a deidades. En este caso los arqueólogos concluyeron que se trata de una mujer de élite por su tocado, joyería y porque es probable que sus ojos tuvieran incrustaciones, elemento que lo relacionan más con la escultura y arte del altiplano central.

Según información de la Secretaría de Cultura federal fue encontrada por la comunidad y está expuesta por primera vez en “La grandeza de México”, del Museo Nacional de Antropología.