Francia regresa obra de Klimt a herederos de una víctima de los nazis
La obra fue expoliada a una coleccionista de arte judía durante la Segunda Guerra Mundial. Foto: Twitter / @R_Bachelot

El cuadro Rosal bajo los árboles, creado por Gustav Klimt, fue restituido a una coleccionista judía a quien le fue expoliado durante la Segunda Guerra Mundial.

El Ministerio de Cultura de Francia realizó la devolución en cumplimiento de una ley que entró en vigor en febrero pasado, según la cual se deben restituir los bienes artísticos a los herederos de quienes sufrieron la persecución antisemita. Catorce obras han vuelto así a sus dueños.

El lienzo del artista austríaco fue comprado por Francia durante los años ochenta y en aquella época nada permitía establecer la procedencia de la pintura, que en los últimos años se ha demostrado que fue una obra expoliada.

Su propietaria era Nora Stiasny, coleccionista y sobrina de una figura eminente de la burguesía judía austrohúngara, Viktor Zuckerkandl, que fue deportada y asesinada en un campo de concentración junto a su madre en 1942.

Las leyes nazis la habían forzado a vender el cuadro, que había heredado de su tío, a un precio irrisorio.

En marzo de 2021, cuando el Estado francés anunció la futura restitución, el Ministerio de Cultura precisó que era la única pintura de Klimt que se encontraba en manos de Francia, lo que subrayaba el simbolismo de este paso.

“Sacar este cuadro de las colecciones nacionales es una decisión difícil, pero es un honor en cumplimiento de nuestra memoria ante la historia, que responde a nuestro compromiso hacia las víctimas de la barbarie nazi”, dijo la titular francesa de Cultura, Roselyne Bachelot.

Los expertos aseguran que durante los primeros años de la ocupación hubo un salto inédito en las ventas de obras de arte, que tenían lugar en los sótanos de las casas de subastas e incluso en ventas judiciales de objetos requisados a la comunidad judía.

Con información de EFE

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales