¿Quieres sentirte viejo? El compact disc cumple 40 años
El compact disc fue el formato de audio dominante en la década de los 90. Foto: Pexels / Victoria Borodinova

Si creciste o naciste durante la década de los 90, seguro disfrutaste de tu música con un compact disc. Ya sea que lo hayas escuchado en un estéreo, un discman o una grabadora, en esos años era el formato favorito para la reproducción musical.

Sin embargo, su desarrollo ocurrió algunos años antes. Concretamente, el 3 de marzo de 1976, cuando la compañía neerlandesa Philips presentó su nuevo proyecto, un disco que podía guardar hasta 80 minutos de audio en máxima calidad.

De forma paralela, Sony en Japón desarrolló una tecnología similar. Los descubrimientos de ambas compañías derivaron en un dispositivo presentado en 1978, capaz de almacenar hasta 150 minutos de música, versión que sería la que finalmente llegaría a manos del público en 1982.

La primera prueba de grabación inscrita en un compact disc fue la interpretación de la Sinfonía de los Alpes, interpretada por la Filarmónica de Berlín bajo la conducción del legendario Herbert von Karajan, la cual se realizó en 1981. 

Durante ese mismo año también se realizó la primera demostración pública de la nueva tecnología; fue con la grabación Living eyes del grupo Bee Gees, presentada en un programa de la BBC.

El primer compact disc elaborado en serie y con intenciones comerciales fue The Visitors, de ABBA, manufacturado en agosto de 1982, aunque el primero que alcanzó el mercado fue 52nd Street, de Billy Joel, el cual se lanzó en Japón el 1 de octubre del mismo año.

La llegada de los formatos digitales propició un descenso en el consumo de compact disc en el mundo. De hecho, según una encuesta reciente lanzada por la consultora Statista, el 83% de los mexicanos no emplean soportes físicos para disfrutar de la música, siendo el streaming en plataformas como Spotify, Amazon Music o iTunes, entre otras, el beneficiado por el favor del público.