Los tenistas critican la decisión de dejar sin puntos a Wimbledon
El torneo de Wimbledon, uno de los más prestigiosos del mundo, no aportará puntos para la clasificación de los rankings de la ATP y la WTA. Foto: Twitter / Wimbledon

Wimbledon no atribuirá este año puntos para las clasificaciones de la ATP y WTA, pero sigue siendo una de las citas ineludibles para los tenistas que buscan prestigio y dinero: sólo la japonesa Naomi Osaka ha dejado ver que no acudirá al torneo londinense en junio.

La ATP y la WTA decidieron retirar la distribución de los puntos de Wimbledon porque los organizadores del torneo excluyeron a los jugadores rusos y bielorrusos por la invasión de Ucrania, una medida que rompe la igualdad entre los tenistas, según las organizaciones que gestionan el circuito masculino y femenino, respectivamente.

Como es costumbre en ella, Osaka se salió del guión sin alzar la voz: “no he tomado aún una decisión, pero me inclino por no jugar”, declaró la ex número 1, que de todas maneras nunca ha logrado buenos resultados en la hierba del All England Club, donde nunca alcanzó los octavos de final.

Pero Osaka siempre ha sido un espíritu inconformista que ya dio de qué hablar hace un año en Roland Garros, cuando decidió retirarse después de superar la primera ronda ante la obligación de tener que dar conferencias de prensa, algo que afectaba a su salud mental.

Pero la mayoría de profesionales, preguntados en cada encuentro con la prensa por el conflicto entre ATP/WTA y Wimbledon, se alinean con el punto de vista del número 1 mundial Novak Djokovic.

“Los Grand Slam siguen siendo los Grand Slam. Wimbledon siempre ha sido un sueño desde que era niño. No lo miro desde la óptica de los puntos o los premios”, resumió el serbio.

En palabras parecidas se expresó la número 1 del tenis femenino, la polaca Iga Swiatek.

“En los Juegos Olímpicos, jugamos por las medallas (y no por los puntos) y siguen siendo muy importantes. Aquel que gane Wimbledon siempre lo tendrá en su palmarés en la página de Wikipedia”, bromeó.

La cuestión del dinero sí que aparece cuando hablan los jugadores con peor ranking, que muchas veces dependen de lo que ganan en los torneos más prestigiosos para poder dedicarse al tenis. Es el caso del francés Gregoire Barrère, clasificado más allá del puesto 200 de la ATP y clasificado para la segunda ronda de Roland Garros.

“Desde un punto de vista financiero, incluso aunque esta semana me vaya bien, a los jugadores que tenemos que pasar por las previas estamos obligados a ir. No son los 400 euros de una primera ronda en un torneo Challengers los que van a pagar nuestra temporada”, explicó el francés en referencia a los torneos de segunda categoría. Por su clasificación a segunda ronda en París, el galo se ha garantizado ya 86 mil euros.

Habitual en él, el francés Benoît Paire no ha tenido problemas en reconocerlo. “De todas maneras yo iré a por la pasta, para jugar una exhibición”.

“Cuando había jugadores con el covid sin poder salir de sus habitaciones, no se dijo que se fueran a anular torneos porque había tenistas que no podían jugarlos. Lo siento por los rusos y Rusia, pero son ellos los que han montado este lío”, concluyó.

También los hay que no entienden la decisión de la ATP y la WTA de no solo dejar sin puntos a Wimbledon en 2022, sino dejar sin efecto los obtenidos en la pasada edición y que ‘caducan’ 52 semanas después del final del torneo. 

“Yo voy a perder en total 4 mil puntos de Australia y de Wimbledon. Así que evidentemente eso me afecta muy negativamente”, lamentó Djokovic, que había sido expulsado de Australia en el primer ‘Grande’ del año, y del que también era vigente campeón, por haberse negado a vacunarse contra el covid-19.

“Es una presión adicional”, argumentó el canadiense Denis Shapovalov tras ser eliminado en primera ronda de Roland Garros.

“Voy a perder puntos y no podré defenderlos (…) Por eso era consciente antes de este torneo (Roland Garros) que para mí iba a ser muy importante llegar lo más lejos aquí”.

Decimoquinta raqueta mundial, Shapovalov se hundirá en la clasificación en las próximas semanas, por lo que pidió a la ATP que actúe de otra manera. 

“Quizá conservar el 50% como el año pasado. La temporada de hierba ya es bastante corta, los especialistas en esta superficie no tienen muchas oportunidades de puntuar y ahora van a perder una gran cantidad”, lamentó.