Empresario mexicano adquiere al Sporting de Gijón
El Real Sporting de Gijón se suma a los clubes propiedad de Orlegi Sports. Foto: Twitter / Real Sporting de Gijón

Los empresarios mexicanos se expanden por el mundo del futbol; recientemente, Orlegi Sports, propiedad de Alejandro Irarragorri, anunció la adquisición de la mayoría de las acciones del Real Sporting de Gijón.

El Sporting de Gijón, que actualmente se encuentra en la segunda división española, es una de las instituciones históricas del balompié ibérico. Con una historia de más de 100 años, se trata de uno de los equipos más queridos en el norte de España.

“Los accionistas mayoritarios del Real Sporting de Gijón, S.A.D. y Orlegi Sports han alcanzado un acuerdo por el que el grupo de origen mexicano ha adquirido la mayoría del capital social del histórico club. Una vez obtenida la preceptiva autorización de la operación por parte del Consejo Superior de Deportes, la transferencia de las acciones ha sido formalizada ante Notario”, señaló la institución mediante un comunicado de prensa.

Como parte del acuerdo económico, Alejandro Irarragorri se convirtió en el presidente del conjunto asturiano.

Orlegi Sports no es el primer entramado empresarial mexicano que desembarca en la categoría de plata del futbol español. Hace algunos años, Grupo Carso, de Carlos Slim, compró las acciones del acérrimo rival del Sporting de Gijón, el Real Oviedo, también equipo insignia de Asturias.

“La adquisición por parte de Orlegi conlleva el compromiso de desarrollar el máximo potencial del Real Sporting de Gijón como club y como cantera, el de contribuir en la formación de las mujeres y hombres que se unen a las categorías de fútbol base, así como hacer comunidad creando valor compartido en la ciudad de Gijón”, detalla el conjunto.

La gestión de Orlegi Sports en el futbol mexicano no ha estado exenta de polémica. La adquisición de Atlas, por ejemplo, viola la norma contra la multipropiedad dictada por la FIFA  Además, el presidente de los Zorros, José Riestra, es hermano del secretario general de la Federación Mexicano de Futbol, Iñigo Riestra.