Djokovic y Nadal apuntan a su enfrentamiento número 60
Novak Djokovic podría enfrentarse por sexagésima ocasión a Rafael Nadal. Foto: Twitter / Wimbledon

¿Podrán dos semifinalistas inesperados evitar un nuevo episodio del duelo más repetido del circuito? El viernes en Wimbledon, el vigente triple campeón Novak Djokovic se enfrentará al británico Cameron Norrie, y Rafa Nadal -si está en condiciones de jugar- tratará de cortar el paso al australiano Nick Kyrgios.

Djokovic, en busca de una séptima victoria sobre la hierba londinense, la cuarta consecutiva, y Nadal, dos veces campeón en Londres, se han enfrentado en 59 ocasiones. El serbio cuenta con una exigua ventaja en los duelos directos (30-29), pero viene de caer ante Nadal en cuartos de Roland Garros.

Para Nadal, Kyrgios es una pesadilla, según Mats Wilander, siete veces campeón de Grand Slam y actualmente comentarista en Eurosport, a causa de su juego y aún más de su actitud totalmente opuesta a los cánones de conducta del español.

Pero una dificultad suplementaria amenaza a Nadal: el dolor abdominal que le llevó al borde del abandono en cuartos de final.

“No lo sé”, respondió el número 4 del mundo cuando se le preguntó si estaría en condiciones de enfrentarse a Kyrgios en busca de su sexta final del Grand Slam inglés. El mallorquín no quiso dar más precisiones para no ser tratado de mentiroso si los resultados de las pruebas que se realizará este jueves contradijesen sus palabras.

En cualquier caso, apuntó que la razón por la que no tiró la toalla en cuartos ante Taylor Fritz mientras sus abdominales le torturaban es que detesta abandonar.

Kyrgios ha sembrado en su camino hasta semifinales polémicas y desencuentros con sus rivales, sobre todo en tercera ronda ante Stefanos Tsitsipas, que vio en él “un lado demoníaco”. Aunque ha mostrado también todo su talento con la raqueta en esta edición de Wimbledon.

“Juego probablemente mi mejor tenis y me encuentro muy bien mentalmente”, afirmó el número 40 del mundo luego de su victoria contra el chileno Cristian Garín, que le abrió las puertas a su primera semifinal de Grand Slam, ocho años después de sus primeros cuartos de final en Wimbledon.

En aquella época era un jugador desconocido y gozó de una invitación. Aun así derrotó a Nadal en octavos antes de verse frenado a puertas de semifinales.

“En dos ocasiones libramos un combate total en la pista Central. Él ganó uno y yo otro. Es un partido que le hace la boca agua al mundo entero. Será probablemente el partido más visto de la historia”, recordó el australiano.

Djokovic cuenta en escasas ocasiones con el favor del público. Y tampoco lo tendrá el viernes, ya que el vigente triple campeón tendrá delante a Cameron Norrie, número 12,, el primer tenista británico en alcanzar las semifinales de Wimbledon desde Andy Murray en 2016, cuando el escocés conquistó su segundo título sobre la hierba londinense.

“Sé lo que me espera. Él no tiene nada que perder y cada victoria a partir de ahora tiene para él un gran valor. Pero conozco bien su juego”, afirmó el serbio con 20 títulos de Grand Slam.

Para Djokovic, que tiene dos ‘Grandes’ menos que Nadal en la carrera por el récord (22 para el español tras sus victorias en Australia y en Roland Garros este año), el título en Wimbledon reviste de una importancia especial porque podría ser el único en manos del serbio este año.

Expulsado de Australia antes del torneo por no haberse vacunado contra el Covid, podría perderse el US Open, que comienza el 29 de agosto, por las mismas razones.

En esas condiciones, y a pesar del apoyo del público el príncipe Guillermo y su esposa dejaron la pista Central para presenciar el final de su duelo de cuartos contra David Goffin, Norrie no será favorito.

¿Pero tiene opciones de imponerse? “¡Sin lugar a dudas!”, responde antes de añadir que “será difícil”.

Con información de AFP