‘Violencia y corrupción hacen que personas sigan desapareciendo en México’: Encinas
El subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, habla sobre la visita del Comité contra las Desapariciones Forzadas de la ONU, junto con el titular de la Unidad para la Defensa de los Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Enrique Irazoque Palazuelos. Foto: SEGOB

El subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, reconoció este lunes que la violencia generada por el crimen organizado, la corrupción de autoridades que colaboran con agrupaciones delictivas y la intolerancia son las tres causas por las que han seguido desapareciendo personas en México durante el actual sexenio.

Según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, desde el 1 de diciembre del 2018 se han acumulado 20 mil 677 nuevas víctimas de desaparición, el 24% de las que se tienen contabilizadas. Ante este panorama, el subsecretario Encinas reconoció que en México aún está pendiente consolidar una política de prevención de este delito, abatir la impunidad y acabar con la crisis forense por la que más de 52 mil cuerpos aún están sin identificar.

“¿Cuáles son las causas que ha llevado a que se mantenga este problema de la desaparición? El crimen organizado, toda la situación de violencia derivada de las actividades delictivas en el país; el problema de corrupción y colusión de autoridades particularmente en el ámbito municipal con los grupos delictivos, y en tercer lugar la intolerancia que se vive en muchas regiones del país”, señaló el subsecretario.

Encinas reconoció la prevalencia de estos problemas durante una conferencia de prensa en la Secretaría de Gobernación (Segob), donde informó las actividades que el Comité contra las Desapariciones Forzadas (Comité CED, por sus siglas en inglés) llevó a cabo durante su visita a México entre el 15 de noviembre y 26 de diciembre.

Mientras que Enrique Irazoque, titular de la Unidad para Defensa de los Derechos Humanos, informó que el Comité CED, un grupo especializado de la Organización de las Naciones Unidas, está revisando 439 casos de desapariciones forzadas en México. De estas desapariciones, Guerrero es el estado que más acumula con 221 y después le siguen Nayarit, Tamaulipas, Veracruz, Sinaloa, Jalisco y Michoacán.

‘Quédate en México tiene visión humanitaria’

Durante la conferencia de prensa de esta tarde, el subsecretario Alejandro Encinas no solo habló sobre el tema de desapariciones, sino de migración y del espionaje que llevó a cabo la antigua Procuraduría General de la República (PGR) contra defensoras de derechos humanos y periodistas.

Sobre el tema migratorio, Encinas reiteró que el programa Quédate en México, con el que Estados Unidos enviará a nuestro país a todos sus solicitantes de asilo, tiene una visión humanitaria y velará por los derechos humanos.

Esta visión contrasta con la que han expuesto organizaciones sociales expertas en migración, quienes acusan que el programa Quédate en México viola los derechos humanos de las personas que piden asilo en Estados Unidos, ya que regularmente son enviadas al norte del país donde operan grupos dedicados a la trata de personas.

“Tenemos que asumir esta resolución como una medida de carácter humanitario para que todas las personas que no están en condiciones de retornar a su lugar de origen por diversas razones, tengan la oportunidad de permanecer en nuestro país en espera del refugio solicitado en los Estados Unidos”, señaló Encinas. “Yo creo que hay que verlo como una muestra más de que el gobierno de México está priorizando una visión humanitaria en la política migratoria”.

Además, el funcionario descartó que el Instituto Nacional de Migración (INM) esté abandonando migrantes a su suerte en distintos estados de la República, luego de que el pasado fin de semana medios de comunicación reportaron que 60 migrantes quedaron varados en Acapulco, Guerrero, sin ninguna autoridad que los ayudara.

“Yo creo que en todos los casos donde hay una intervención del INM deben cumplirse todos los protocolos y los procedimientos establecidos y en ningún caso puede haber una condición de abandono”, señaló el subsecretario.

Encinas llama a FGR a retirar señalamientos contra periodista y defensoras de derechos humanos

Durante la conferencia de prensa, Alejandro Encinas condenó los actos de espionaje que la antigua PGR, a través de la Subsecretaría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), en contra de Ana Lorena Delgadillo, directora de la Fundación por la Justicia y el Estado Democrático de Derecho; Mercedes Doretti, integrante del Equipo Argentino de  Antropología Forense, y Marcela Turati, periodista experta en desapariciones.

La SEIDO espió las comunicaciones telefónicas de las tres cuando investigaba la masacre de 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas. Con el argumento de que se encontraba ante un caso de delincuencia organizada, la SEIDO solicitó a compañías telefónicas toda la información de las defensoras de derechos humanos y de la periodista, quienes acompañaban a las víctimas o investigaban el caso.

“Yo creo que es una muestra de cómo el gobierno anterior criminalizaba a los periodistas, defensores y defensoras de derechos humanos. No tienen de ninguna manera por qué estar sujetas a una carpeta de investigación asociada a las desapariciones realizadas por Los Zetas en esos años”, mencionó Encinas.

En ese sentido, pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) que retire a las tres afectadas de la carpeta de investigación por delincuencia organizada a la cual se les incluyó, con el objetivo de que la SEIDO pudiera acceder a sus registros telefónicos para espiar sus movimientos.