Laura Morán y Federico Gertz Manero, hermano del actual fiscal general de la república, Alejandro Gertz Manero, se conocieron en la década de los 50. Ella era una mujer divorciada con tres hijos. Nunca se casaron ni tuvieron descendencia, pero vivieron más de 50 años juntos. 

En octubre de 2015, Laura Morán le avisó a Alejandro Gertz Manero que su hermano Federico se encontraba en un estado crítico de salud. Alejandro contrató médicos para que lo trataran en su casa, pero una semana después acudió al domicilio de su hermano para llevarlo al Hospital ABC, donde estuvo internado un mes hasta que murió por congestión visceral generalizada, relatan sus nietos. Laura ya no pudo ver a Federico antes de morir.

“Mi abuela misma lo narra, que le pregunta a Alejandro: ‘Alejandro, ¿qué estás haciendo?’ y él le dice: ‘Me llevo mi hermano porque lo estás matando’. Y lo llevó al Hospital ABC en Observatorio”, contó Alonso Castillo, nieto de Laura Cuevas, a La-Lista.

Alejandro Gertz Manero denunció a Laura y a su hija Alejandra Cuevas por homicidio doloso de concubino, por la muerte de Federico Gertz Manero, ante la entonces Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

De acuerdo con el expediente del caso, en poder de La-Lista, el Ministerio Público local determinó en dos ocasiones que no había motivo para continuar con la investigación, pues no se encontraron pruebas para sostener las acusaciones en contra de Alejandra Cuevas y su madre.

En 2019, Alejandro Gertz Manero se convirtió en el primer fiscal de la nueva Fiscalía General de la República y en septiembre de 2020 el caso de Alejandra Cuevas y su madre se reabrió. Los hijos de Alejandra Cuevas, Ana Paula, Alonso y Gonzalo, tuvieron que conseguir un nuevo abogado, ya que el que tenían renunció por supuestas presiones y amenazas.

“El fiscal recordó que su hermano tenía algunos artículos que eran simbólicos para él como banderines de cuando estudió en Estados Unidos, un anillo con el escudo de la familia Gertz Manero, un reloj, unas figuras prehispánicas”, dijo Gonzalo Castillo y explicó que todas las pertenencias las solicitó por medio de un conocido en común, quien supuestamente se las daría a Alejandro Gertz.

El 16 de octubre de 2020, Alejandra Cuevas fue detenida. Gonzalo, su hijo, fue testigo del momento en el que un policía de investigación la aprehendió y la trasladó al penal de Santa Martha Acatitla, en el oriente de la Ciudad de México. “A mi mamá le dicen que tiene que pasar desde el 16 de octubre en prisión hasta el 19, día en que van a deliberar si se queda en prisión oficiosa preventiva”, contó Gonzalo.

Tras la aprehensión de su madre, los hermanos volvieron a tener noticias por parte de Alejandro Gertz. Se trataba de otra petición. “Nos dan un avalúo bastante importante que tenía tres rubros: uno, eran artículos de plata; el otro, un cuadro; y del otro, artículos diversos; una serie de cosas que eran todas las cosas que mi abuelita tenía en su casa y una carta en donde mi abuela renuncia a la pensión que él (Alejandro Gertz), como albacea, tenía la obligación de cumplir”, explicó Ana Paula.

Laura Morán, hoy de 95 años, también enfrenta una orden de aprehensión, pero ella no está en la cárcel. Tuvo que renunciar a las cosas que Federico Gertz le dejó al morir. Dejó su pensión, perdió sus muebles y su casa, con la esperanza de que su hija Alejandra fuera liberada. Los tres hermanos no entienden por qué Alejandro Gertz Manero acusó a su madre y abuela, pero tienen algunas hipótesis.

“La hipótesis es el dinero. Creo que él piensa que mi abuela en algún momento puede impugnar el testamento, o, aún mi madre, o ya incluso nosotros. Y por ahí viene el asunto. Es eso y es un odio a mi abuela porque nunca la quisieron sus papás (de Gertz Manero)”.

Alonso Castillo, nieto de Laura Morán

“Estamos hablando de 1950, entonces también existe todo este tema, donde seguramente la familia de los Gertz Manero nunca aceptaron a mi abuela”, dijo Ana Paula Castillo.

Un Tribunal Colegiado estaba a punto de resolver un amparo para que Laura obtuviera su libertad en noviembre pasado, cuando el caso fue atraído por la Corte.

Alejandro Gertz, fiscal General de la República, solicitó a la Corte, “en calidad de ciudadano”, la atracción del asunto, aún sin tener la legitimidad para ello. Como la petición no era procedente bajo esos términos, el presidente de la Suprema Corte presentó como suya la solicitud ante el pleno para discutir el caso. Así, el ministro Arturo Zaldívar justificó su decisión este miércoles:

“Como él no es parte legitimada, yo hice mía la facultad de atracción, como sucede cuando una parte no legitimada…, y lo presenté al pleno”, dijo el ministro Zaldívar en conferencia de prensa a pregunta expresa de La-Lista.

“Este asunto, para dejarlo más allá de cualquier duda, lo atrae la Corte para que se resuelva de una vez, se resuelva bien y quede claro que no se resolvió por ninguna influencia de nadie y que obviamente no podría haber ningún tema de corrupción ni de otro tipo”,

Arturo Zaldívar, ministro presidente de la SCJN

El fiscal general de la República ha sido cuestionado por el posible uso faccioso de su puesto en la FGR. Ha iniciado investigaciones contra el extitular que la Unidad de Investigación Financiera, Santiago Nieto, y su esposa, Carla Humphrey. Obtuvo por la vía del amparo el máximo nivel del Sistema Nacional de Investigadores y logró que el Consejo Nacional para Prevenir y Erradicar la Discriminación (Conapred) ordenara que se revisara su caso por posible discriminación hacia él.

Otro caso que da cuenta del posible abuso de poder es la solicitud que hizo la FGR de órdenes de prisión en contra de 31 integrantes de la comunidad científica en México y ha solicitado dos veces orden de aprehensión en su contra para que sean encarcelados en un penal de alta seguridad por los presuntos delitos de peculado, delincuencia organizada, lavado de dinero, y uso ilegal de atribuciones y facultades.

Gertz Manero ha hecho uso del amparo hasta para evadir el programa ambiental Hoy no Circula, como dio a conocer Milenio.

Aunque la FGR es autónoma del ejecutivo federal, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha dado su apoyo al fiscal Gertz Manero.

La familia de Alejandra Cuevas confiaba en que el caso sería discutido pronto en la SCJN, sin embargo, después de dos meses, Alonso, Ana Paula y Gonzalo no recibieron noticias sobre qué ministro estaba a cargo del proyecto, ni cuándo se resolvería.

El 10 de enero, los tres hermanos se presentaron en la Universidad Iberoamericana, donde el ministro presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, dio una conferencia académica.

En la ronda de preguntas y respuestas, Alonso tomó la palabra, relató el caso de su madre y le pidió al ministro que resolviera el asunto. Ana Paula también intervino y, de rodillas, le exigió justicia a Arturo Zaldívar.

“Yo veía que Alonso le expresaba perfecto el caso pero de alguna manera no había ningún tipo de respuesta, yo lo veía muy pausado todo, entonces obviamente te salen las emociones que hace 445 días tenemos. De pronto empiezo a hablar y no logro tener mucha reacción y me hinco. Cuando salimos de ahí ni siquiera me acordaba bien de que había dicho o cómo había actuado”, explicó Ana Paula.

El ministro les aseguró que el asunto se resolvería con imparcialidad y legalidad y para el 12 de enero, se designó al ministro Alberto Pérez Dayan como ponente del caso de Alejandra Cuevas, sin embargo, éste no será discutido hasta que esté listo el proyecto.

“Nosotros sí confiamos en la imparcialidad y queremos creer que 11 ministros y ministras, personas preparadas, no van a hacer una atrocidad jurídica como la que nos han perpetrado durante 445 días”, dijo Alonso Castillo Cuevas.