‘Nunca había visto algo así’: 2020 batió récords en los mercados globales
Foto: EFE

El de 2020 ha sido el año más notable para los mercados financieros mundiales. Después de que la pandemia de Covid-19 detonó el peor crash en una generación, las medidas de estímulo sin precedentes y los avances en las vacunas han hecho que las acciones vuelvan a subir a niveles récord.

En un año en el que al menos 1.7 millones de personas murieron a causa del coronavirus y el desempleo se disparó en medio de una recesión mundial, los mercados bursátiles mundiales están cerrando 2020 con un alza del 13%, a pesar del los más recientes aumentos en los contagios que provocaron más confinamientos este invierno.

Virus supera crisis inicial en Medio Oriente   

El año comenzó con un drama inmediato por el asesinato del cuando el general iraní Qassem Suleimani en un ataque con drones (aviones no tripulados) estadounidenses en el aeropuerto de Bagdad, lo que hizo que subieran los precios del petróleo y bajaran los mercados. Pero los temores de un conflicto en Oriente Medio pronto pasaron a un segundo plano cuando surgieron informes preocupantes de una enfermedad similar a una neumonía no identificada en Wuhan, China.

También lee: La-Lista de: qué viene en el acuerdo comercial del Brexit, de aranceles a visas

Para el comienzo del Año Nuevo Lunar a mediados de enero, al menos 26 personas habían muerto por el nuevo coronavirus. El mercado de valores de Beijing se desplomó  8% en su peor caída en más de cuatro años cuando reabrió después de las vacaciones, en medio de una lucha por cerrar cines, suspender viajes, cerrar fábricas y hacer que la gente trabajara desde casa.

Un drama aterrador y escalofriante 

Semanas más tarde, a medida que se propagaba el virus, la conmoción de que la región de Lombardía en Italia estaba imponiendo su propio bloqueo provocó el peor colapso del mercado de valores de Europa en décadas. La comprensión de que los políticos congelarían deliberadamente la actividad económica para tratar de frenar el virus y evitar que los sistemas de salud se vieran abrumados creó un mes de agitación financiera sin precedentes.

David Miller, director de inversiones de Quilter Cheviot, dice que, como administrador de inversiones en activo, 2020 fue aterrador y fascinante.

“Nos enfrentábamos a una enfermedad que no entendíamos y que podría haber sido el equivalente a una peste medieval. Ahora sabemos que es realmente desagradable, pero no tan malo como podría haber sido, pero no lo sabíamos en ese momento”, explica Miller.

También lee: Bob Dylan le vende su catálogo entero a Universal Music

“Además, los gobiernos habían detenido la economía global, algo que nunca se había hecho. ¿Llevaría eso a una depresión económica que nos hiciera considerar a la década de 1930 como leve?”

Las fuertes caídas en la última semana de febrero fueron seguidas por una venta masiva en las bolsas en marzo cuando los inversores se preparaban para una recesión global y Donald Trump conmocionara los mercados al prohibir los vuelos desde Europa.

Un lunes negro, y enfermo

El índice FTSE 100 del Reino Unido sufrió su peor día desde la crisis financiera de 2008 el 9 de marzo, cayendo un 7% un “Crash Monday”, seguido de un espectáculo de terror tres días después, cuando Londres y Nueva York registraron sus peores días desde la crisis de 1987, perdiendo 10% más, respectivamente.

La enorme racha alcista de Wall Street murió, no con una explosión, sino con una ola de ventas que vio brevemente al Dow perder todas las ganancias logradas bajo el gobierno de Trump.

En el peor de los casos, la venta masiva acabó con un tercio del valor del índice FTSE 100 de primera línea. Habiendo comenzado el año en 7,542 puntos, había caído a unos 5,000 a mediados de marzo, su nivel más bajo desde 2011, en su peor trimestre desde 1987.

La libra también recibió sus golpes, cayendo por debajo de 1.20 dólares por unidad, su nivel más bajo desde 1985 en medio de una lucha salvaje por los dólares estadounidenses. La libra esterlina no era la idea de nadie de un refugio seguro en una pandemia.

De lo perdido… ¿la oportunidad?

Pero lo que se sintió como un Armagedón económico en marzo fue en realidad la oportunidad de compra de una vida, si hubiéramos tenido el descaro de entrar en el mercado de valores en las primeras etapas del confinamiento.

La caballería había llegado, con los banqueros centrales recortando los costos de los préstamos a mínimos históricos y lanzando programas masivos de compra de nuevos activos, mientras que los gobiernos intentaban apuntalar sus economías con paquetes como el plan de retención de empleos del Reino Unido.

Holger Schmieding, economista jefe del banco alemán Berenberg, dice que los bancos centrales, los ministros de finanzas y los reguladores merecen elogios por actuar con rapidez y eficacia.

También lee: IP mejora expectativas para economía mexicana: encuesta Banxico

“A pesar de una caída de la producción de hasta un 30% en dos meses y un episodio de graves turbulencias financieras a principios de marzo, el mundo no cayó en una auténtica crisis financiera”, dice Schmieding.

Miller está de acuerdo en que esos paquetes de apoyo para empresas y hogares fueron vitales. “Nadie ha detenido la actividad económica y bloqueado un país como lo hicimos este año. Esta es la primera vez “.

A medida que la crisis de Covid se intensificó, el sector financiero estaba en mejor forma que antes de la crisis de 2008. Entonces, en 2020, aunque hubo colas fuera de los supermercados, no se repitió lo visto en Northern Rock hace 13 años.

Mucha experiencia, pero muchas sorpresas

Miller dice que su experiencia de recesiones anteriores a lo largo de una carrera de 40 años en la ciudad le dio una “perspectiva útil” para el drama de 2020, pero los eventos de este año aún no tenían precedentes.

Pero pisándole los talones a las acciones que se derrumbaron y la libra enferma llegó otro impacto: Arabia Saudita y Rusia lanzaron una guerra de precios del petróleo.

Con los viajes aéreos y por carretera congelados, un exceso de petróleo ya saturaba todos los camiones cisterna disponibles. Riad, al abrir drásticamente los grifos, no cerrarlos, hizo que los futuros del petróleo de Estados Unidos cayeran por debajo de cero mientras los inversores se apresuraban a deshacerse de los contratos.

También lee: Dinamarca acabará con la búsqueda de nuevos yacimientos de petróleo en el Mar del Norte

La primavera también trajo noticias económicas sombrías: más de 20.5 millones de estadounidenses perdieron sus trabajos solo en abril, lo que provocó que la tasa de desempleo de Estados Unidos se disparara al 14.7%, su nivel más alto desde la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, los mercados se estaban recuperando mucho más rápido que la economía real, gracias a los enormes programas de estímulo. Algunos analistas e inversores se mostraron cautelosos, temiendo las consecuencias de una segunda ola de Covid-19, pero el repunte tenía patas. Después de su peor trimestre en más de 30 años, el FTSE 100 registró sus mejores tres meses desde 2010 entre abril y junio, cuando los mercados mundiales experimentaron un rápido repunte.

Las primeras ganadoras

Las empresas de tecnología fueron las primeras ganadoras, ya que la pandemia presionó el botón de avance rápido en el movimiento hacia la digitalización, las videoconferencias y las compras en línea.

“La velocidad de la recuperación tomó a todos desprevenidos”, explica Stephen Innes, estratega jefe de mercados globales de Axi. “La pandemia ha comprimido lo que pensábamos que iba a suceder durante los próximos cinco años en tres o seis meses”.

Para el verano, las economías estaban saliendo de sus recesiones más profundas en tiempos de paz y la atención se centró en la recuperación. Hablar de que la impresión frenética de dinero por parte de los bancos centrales conduciría a un auge inflacionario arrastró el precio del oro a 2,000 dólares la onza por primera vez en agosto.

Los mercados mundiales recuperaron sus pérdidas pandémicas a medida que los inversores comenzaron a valorar el regreso a la normalidad económica en 2021 y la perspectiva de aún más medidas de estímulo.

Tom Stevenson, director de inversiones personales en Fidelity International, dice que no ha habido la misma sensación de pánico que en 2008, fuera de la rápida caída en febrero y marzo.

“A pesar de que este año ha sido difícil para muchos, no diría que en cuanto a inversiones ha sido más desafiante que el 2008-09. En ese entonces, la crisis se sentía mucho más cercana a los mercados financieros y, a diferencia de la crisis crediticia, la pandemia siempre ha parecido un problema con una solución, a saber, la vacuna”, explica Stevenson.

En 2020 también hubo una nueva ola de inversores minoristas al mercado. Los titanes de la tecnología FAANG (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Alphabet, propietaria de Google), ayudaron al Nasdaq a saltar más de 40% este año. Tesla disfrutó de la carrera más asombrosa, casi un 700% en 2020.

Los ricos se hacen más ricos

Esas ganancias del mercado de valores impulsaron más a los más ricos, intensificando la desigualdad económica creada por una pandemia que afectó particularmente a los trabajadores con salarios más bajos en áreas como la hotelería.

“Las personas que más necesitan el dinero no lo tienen para invertir, a menos que hayan tomado un volante en Amazon o Tesla, pero la mayoría no lo hizo”, señala Innes.

Sin embargo, el mercado de Londres quedó rezagado con respecto al repunte más amplio, paralizado por la falta de grandes empresas tecnológicas y la abundancia de mineros, gigantes petroleros y bancos, todos golpeados por la recesión mundial.

Para el otoño, un resurgimiento de casos de Covid-19 y nuevas restricciones hicieron que el FTSE 100 volviera a bajar a un mínimo de seis meses. Pero luego llegó un noviembre récord para los mercados globales.

Muchos en Wall Street habían comenzado el 2020 tranquilamente esperando que Donald Trump fuera reelecto. No importa la imprevisibilidad y las guerras comerciales, decía la teoría, simplemente disfruta de la promesa de impuestos más bajos y desregulación.

Pero para cuando Joe Biden ganó en las elecciones presidenciales de EU, el dinero ya se había invertido en acciones de energía renovable, junto con empresas cíclicas, en previsión de un mayor gasto en infraestructura y nuevas medidas de estímulo de una Casa Blanca demócrata.

Gana Biden, nuevo repunte

La victoria de Biden provocó un repunte después de un octubre débil, que se aceleró cuando Pfizer trajo la noticia que todos esperaban: datos de ensayos de vacunas exitosos. Los mercados bursátiles mundiales se dispararon a nuevos máximos históricos, con un frenesí de compra que elevó las acciones de “valor” asediadas, como aerolíneas y empresas hoteleras, con el optimismo de un 2021 mejor.

El año terminó con récords, ya que la Reserva Federal se comprometió a mantener la policía monetaria muy relajada hasta que la economía estadounidense se recuperara. Primero, el Dow alcanzó los 30,000 puntos, luego el bitcoin alcanzó los 20,000 dólares y subió a 28,000 días después. Todo un renacimiento, dado que la criptomoneda se había desplomado a 6,000 durante el colapso de marzo. El boom tecnológico se negó a ceder, y el precio de las acciones de Airbnb se duplicó mientras flotaba en el Nasdaq.

En realidad, algo nunca visto, y el Brexit

Al finalizar el año, el índice de acciones globales de MSCI All Country World es más de 13% más alto para el año y dos tercios más alto que sus mínimos de marzo.

Innes dice que 2020 fue el más difícil de sus 30 años de carrera. “Nunca había visto algo así, tanto el ritmo de la compresión como luego el rebote. Las cosas sucedieron 20, 30 veces más rápido de lo que se había visto antes, y tampoco he visto una reacción tan fuerte y concertada de los banqueros centrales”.

El Brexit también pesó sobre las acciones del Reino Unido este año, y fue una de las razones por las que el FTSE 100 se quedó atrás de otros mercados, y todavía ha bajado un 12% en el año. 

Cuando las negociaciones alcanzaron su punto culminante en diciembre, la libra alcanzó un máximo de 31 meses por encima de 1,36 dólares, luego sufrió un bamboleo tardío antes de que se acordara el acuerdo final. 

Aunque el acuerdo es menos robusto de lo esperado, particularmente para los servicios, las acciones del Reino Unido aún se recuperaron a un máximo de nueve meses una vez que disminuyeron los temores de un Brexit desordenado.

Esos enormes paquetes de estímulo también llevaron los rendimientos de los bonos del gobierno a nuevos mínimos históricos: el Reino Unido ahora puede pedir prestado de forma gratuita durante cinco años. Si bien son buenas noticias para los ministros de finanzas que enfrentan enormes déficits, estos bajos rendimientos también empujan a los inversores hacia activos más riesgosos como las acciones en busca de rendimientos.

Pero fue otro año difícil para quienes confiaron sus ahorros al banco, en lugar de arriesgarse a los altibajos de los mercados financieros. Con las tasas de interés en mínimos históricos, los ahorros en efectivo han vuelto a languidecer.

“Las tasas de depósito en los grandes bancos están apenas por encima de cero e incluso atar su dinero durante 10 años en bonos del gobierno del Reino Unido [gilts] actualmente generará menos del medio por ciento anual, si se mantiene hasta el vencimiento”, dice Simon Young, cartera gerente en AXA Investment Managers.

Cronología

Así fue 2020 en los mercados, entre citas y fechas

22 de enero. Donald Trump, presidente de EU:

“Lo tenemos totalmente bajo control. Es una persona que viene de China (con el coronavirus). Lo tenemos bajo control. Va a estar bien”.'Nunca había visto algo así': 2020 batió récords en los mercados globales - ff4b8155f277f3b8c84c1c2691b1de496829f562-768x512

9 de marzo. George Saravelos, estratega de Deutsche Bank:

“El mercado está en proceso de fijar el precio de una recesión global”.

18 de marzo Bill Ackman, director de Pershing Square:

“Se acerca el infierno … EU terminará como lo conocemos. Lamento decirlo, a menos que tomemos esta opción (un descanso de un mes). Tenemos que cerrarlo ahora … Esta es la única respuesta”.

19 de marzo  Andrew Bailey, gobernador del Banco de Inglaterra:

“Estamos en una situación absolutamente sin precedentes. La mera incertidumbre con la que tenemos que lidiar … está siendo absolutamente generalizada en los mercados finacieros”.

'Nunca había visto algo así': 2020 batió récords en los mercados globales - 92dab05b908da233cf999f49a2c0744a142a2f69-768x533

14 de abril, Gita Gopinath, economista jefe del FMI:

“Es muy probable que este año la economía mundial experimente su peor recesión desde la Gran Depresión, superando la observada durante la crisis financiera mundial hace una década”.
'Nunca había visto algo así': 2020 batió récords en los mercados globales - wall-street-4847634_640

14 de julio Mohamed El-Erian, principal asesor económico de Allianz:

“El estrés financiero causado por Covid-19 está lejos de terminar. Los inversores deben prepararse para que la moratoria se extienda mucho más allá de los créditos corporativos y soberanos más vulnerables, en un ajuste de cuentas que amenaza con arrastrar los precios a la baja”.

6 de octubre. Jerome Powell, presidente de la FED de EU:

“La recuperación será más fuerte y se moverá más rápido si la política monetaria y la política fiscal continúan trabajando juntas para brindar apoyo a la economía hasta que
esté claramente fuera de peligro”.

'Nunca había visto algo así': 2020 batió récords en los mercados globales - 6ee11143549aa886e4a8721b481c93c878a31572p

2 de noviembre. Carolyn Fairbairn, la entonces directora general de CBI:

“Los tanques de gasolina se agotan, las fábricas se agotan en muchos negocios en todo el país, en el comercio minorista, en la hostelería. Nuestro sector de la aviación está absolutamente de rodillas. Nos dirigimos al invierno, un invierno sombrío. Este es el período previo a la Navidad. Es el momento más importante para muchas empresas”.

23 de noviembre. Ryan Detrick, estratega jefe de mercado de LPL Financial:

“Aunque 30,000 puntos en el Dow no son muy diferentes de 29,999, hay algo especial en esos grandes números de hitos”.

Traducido por Andrés González

https://www.theguardian.com/business/2020/dec/30/ive-never-seen-anything-like-it-2020-smashes-records-in-global-markets