T-MEC: EU inicia disputa por política energética de México y Canadá anuncia la suya
La ley eléctrica, . Foto: Especial

La representante Comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, anunció que, bajo el T-MEC, solicitaron formalmente consultas de resolución de disputas contra México por medidas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador que afectan a las empresas estadounidenses en el sector energético y benefician a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y Petróleos Mexicanos (Pemex). 

Hemos expresado repetidamente serias preocupaciones sobre una serie de cambios en las políticas energéticas de México y su consistencia con los compromisos bajo el T-MEC. Estos cambios de política afectan los intereses económicos de EU en múltiples sectores, y desincentivan la inversión de los proveedores de energía limpia y de las empresas que buscan comprar energía limpia y confiable”, sostuvo Tai en un documento emitido por la Oficina de Comercio de Estados Unidos (USTR), a solo unos días de que el presidente mexicano se reuniera con su homólogo de Esatdos Unidos, Joe Biden, en la Casa Blamca.

El conflicto con Estados Unidos se lleva gestando 18 meses durante los cuales los funcionarios estadounidenses han reiterado su preocupación sobre los cambios en las políticas energéticas de México, que aseguran violan los compromisos asumidos por México al firmar el acuerdo comercial.

Hemos intentado trabajar de forma constructiva con el gobierno mexicano para abordar estas preocupaciones, pero, desafortunadamente, las empresas estadounidenses continúan enfrentándose a un trato injusto en México“, afirma la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, en un comunicado sobre las consultas de resolución de disputas que desde hace días se adelantaron se solicitarían, un primer paso en un proceso que podría conducir a represalias. 

Según Tai este trato arbitrario pone en riesgo 10 mil millones de dólares en inversiones estadounidenses en México, especialmente en energía renovable.

La oficina de la representante comercial afirma que desde 2018, cuando López Obrador ganó las elecciones, las políticas mexicanas han favorecido a CFE y a Pemex de distinta manera: retrasando o denegando nuevos permisos o revocando los existentes de empresas privadas que quieren invertir en energía renovable, incluidas la eólica y la solar.

Además, el gobierno otorgó a Pemex cinco años más para cumplir con sus requisitos de diésel ultra bajo en azufre. Si no lo hubiera hecho, Washington cree que se hubiera visto obligado a comprarlo a productores estadounidenses. 

Y el mes pasado, el ente regulador afirmó que exigiría a los usuarios de la red de transporte de gas de México “demostrar que obtienen gas natural de Pemex o CFE”. 

Canadá también abrirá disputa por el TMEC

Canadá indicó que lanzará sus propias consultas de resolución de disputas con México sobre el mismo tema y que apoya a EU, al considerar que son “inconsistentes” con las obligaciones que México asumió al firmar el TMEC.

“Nos estamos uniendo a Estados Unidos en la toma de medidas mediante el lanzamiento de nuestras propias consultas en el marco del TMEC para abordar estas preocupaciones, al tiempo que apoyamos a Estados Unidos en su desafío”, sostuvo Alice Hansen, portavoz de la ministra de Comercio Internacional de Canadá, Mary Ng, en un comunicado enviado a Reuters.

La respuesta de México a la disputa por el T-MEC

El presidente López Obrador sostuvo que empresarios mexicanos, más que de Estados Unidos y de Canadá, fueron los que impulsaron las consultas de resolución de disputas mediante el TMEC por las políticas energéticas de su gobierno.

“Hay una inconformidad promovida por empresarios, más que nada por mexicanos más que estadounidenses y canadienses, entonces ayer se dio a conocer que se va a pedir una revisión de nuestra política energética porque supuestamente afecta el tratado que tenemos con Canadá y Estados Unidos”, dijo en conferencia de prensa desde Palacio Nacional.

López Obrador aseguró que los empresarios de Estados Unidos no tienen diferencias con su gobierno en la materia y que incluso anunciaron inversiones.

No hay ningún problema de nada. Todo lo que estamos haciendo en materia energética es de conformidad con la ley (…) Y aparece que el gobierno de Estados Unidos va a exponerse que nosotros les contestemos que están apoyando a corruptos“, apuntó.

La Secretaría de Economía resaltó que tras recibir la notificación hay un periodo de 75 días para solucionar la controversia antes de llegar a la etapa contenciosa.

El gobierno de México expresa su voluntad para alcanzar una solución mutuamente durante la etapa de consultas“, expuso la dependencia federal en un comunicado.

Con información de AFP