‘Una pensión no alcanza’, dicen mexicanos a AMLO sobre su plan de retiro del ISSSTE
Edificio del ISSSTE en Ciudad de México. Foto: Facebook / ISSSTE

Santiago Farías trabajó 35 años en un área administrativa de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y actualmente recibe 8 mil 698 pesos de pensión (unos 434 dólares). Se retiró en enero de este 2022 y no se queja, dice que no es un hombre de familia grande y tiene casa propia. Así que el dinero que le da el gobierno le alcanza por ahora.

Pero no todo es color de rosa. Santiago, de 72 años, sabe que si los precios de los alimentos siguen aumentando, como ha sido en este año por la inflación, su pensión de 8 mil pesos podría ser insuficiente.

“La verdad está un poco limitado, pero yo ahorita estoy a la par porque me acabo de jubilar. Si viene un aumento mínimo a las pensiones y viene un aumento más descontrolado por la carestía y la inflación, ahí sí creo que voy a estar mal”, dice el señor Santiago luego de acudir a una cita en unas oficinas de PENSIONISSSTE el viernes 11 de noviembre.

Hasta el 2020 en México había un millón 300 mil personas como Santiago: extrabajadores del gobierno jubilados y pensionados con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), según datos de la misma dependencia.

La cifra sigue creciendo. Incluso el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el pasado 9 de noviembre que al concluir su sexenio en 2024 solicitará su pensión al ISSSTE. El funcionario aseguró que no ha amasado una fortuna durante su carrera política, por lo que recurrirá a su pensión como lo hacen cientos de miles de mexicanos y mexicanas.

“Yo soy presidente y tengo que pensar en que voy a solicitar mi pensión del ISSSTE. Ahí la voy a ir llevando porque no tengo dinero”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa.

Las palabras del presidente causaron varias impresiones en sus seguidores y detractores. Santiago se ríe y dice que López Obrador merece una buena pensión calculada con los más de 100 mil pesos que ahora cobra como presidente. “Para mí ha hecho un buen trabajo, nos ha apoyado mucho”, expresa.

Eso sí, reconoce que al presidente le podría ir bien con su pensión en caso de que cumpla los requisitos para tenerla, pero no es el caso de la mayoría de los mexicanos. El sueldo base que tuvo al trabajar con la SEP fue de 8 mil pesos y por eso su pensión se asimila a ese monto.

Para completar sus gastos utiliza la pensión universal para adultos mayores, un programa social del gobierno con el que ahora se entregan 3 mil 850 pesos cada dos meses a gente mayor de 65 años.

“Yo me ayudo con esa beca de adultos mayores y también con mi ahorro que hice con previsión a mi jubilación. Pero habrá personas que tengan familias numerosas o un salario bajo y seguramente sí se la están viendo complicada”, señala Santiago.

‘¡Es una burla!’, dicen a plan de AMLO de sobrevivir con pensión

Isabel Núñez fue maestra de Química en una secundaria durante 27 años. Al igual que Santiago, considera que la pensión para los extrabajadores del gobierno es muy limitada.

“Yo soy pensionada desde el 2010 y solo me han subido mil pesos en todos estos años”, critica Isabel en una entrevista concedida a La-Lista, en la que prefiere omitir el monto que recibe mensualmente.

Su pensión del ISSSTE no es su única fuente de ingresos. Isabel dice que su esposo es canadiense y trabaja para una empresa de su país. “Eso aminora muchísimo los gastos”, dice la mujer de 75 años años entre risas.

Ella, crítica del gobierno federal, no cree en las palabras del presidente López Obrador respecto a que no tiene dinero y por eso pedirá su pensión del ISSSTE al concluir su mandato.

“Es una broma y una burla que diga eso, todos sabemos que es imposible vivir solo con esta pensión”, señala Isabel.

Actualmente el presidente recibe un salario mensual neto de 120 mil 948 pesos, de acuerdo con la página Nómina Transparente de la Secretaría de la Función Pública (SFP). Desde el 2021entró en vigor la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, en la que se establece que el presidente de México es la persona con el mayor sueldo dentro de las instituciones de gobierno.

Un sueldo que muy pocos mexicanos tienen y que limita la posibilidad de tener una pensión cuantiosa. Isabel de nuevo, medio en broma y hablando en serio, vuelve a criticar la falta de incremento del monto de las pensiones en comparación de la inflación. Lo hace con un juego típico mexicano.

“Cuando me jubilé iba bien, ¿pero tú has jugado ahorcado? Los monitos que le vas dibujando la pierna, la manita, la cabecita y al final estás colgado. Así se siente la pensión con el pasar del tiempo”, concluye.

'Una pensión no alcanza', dicen mexicanos a AMLO sobre su plan de retiro del ISSSTE - qatar-2022