‘Vamos con Sheinbaum’, le gritan a Ebrard; ‘sí se nota’, revira y dice que era pagado

Un supuesto simpatizante de Claudia Sheinbaum confrontó al canciller Marcelo Ebrard cuando este hablaba con los medios de comunicación afuera de Palacio Nacional.

Después de un encuentro virtual entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y el exsenador Christopher J. Dodd, asesor especial para la Cumbre de las Américas de Joe Biden, Ebrard salió de Palacio y se acercó a los medios de comunicación que esperaban noticias sobre dicha reunión.

Pero una persona comenzó a gritarle: “No tienes convicciones Ebrard. Vamos con Claudia Sheinbaum”.

“No pues sí se nota”, reaccionó el funcionario.

El presunto simpatizante agregó: “ella sí es antineoliberal”.

Ebrard sugirió que quien le gritó estaba pagado pues comentó: “Ya desahogaste tu sueldo, ya déjanos hablar aquí con los medios. ¿Ya nos vas a dejar hablar?, Ya desahogaste tu sueldo… perdónenme, perdónenme, qué cosa tan…”.

En su cuenta de Twitter dio cuenta de lo sucedido en la reunión virtual con Dodd, quien no llegó a México debido a que resultó positivo a Covid-19.

A los medios el canciller les dijo que el presidente AMLO reiteró que su propuesta de que sería un “hecho histórico” que, en la Cumbre, que se llevará a cabo en Los Ángeles, California, no se excluya a ninguna nación.

“Fue una conversación de una hora con 40 minutos muy buena conversación con el senador Chris Dodd, el asesor especial del presidente Biden para la Cumbre de las Américas y habló en español –eso cayó muy bien– él habló vía Zoom desde su casa, habló en español, fue una cortesía importante fue bastante ‘friendly’, amigable, cordial, la conversación”, narró Ebrard luego del incidente con el presunto simpatizante de Claudia Sheinbaum.

En las últimas semanas, Ebrard ha aprovechado los sábados y domingos para acompañar a candidatos de Morena a gobiernos de estados en disputa, como recientemente lo hizo en Durango y Tamaulipas. Ahí no escuchó reclamos, sino gritos de “¡presidente, presidente!.

El candidato presidencial de Morena se elegirá a través de una encuesta del partido, según ha dicho el propio López Obrador y así lo establecen los estatutos. Sin embargo hay aspirantes como Ricardo Monreal que piden una elección abierta.