En ‘la tierra de los cuentos’: Netflix y Amazon cambian el panorama creativo de la India
Una escena del drama de Netflix 'Delhi Crime', que ganó un Emmy por mejor serie internacional. Foto: Netflix

Este año los premios Emmy, que son de los más importantes para la televisión del mundo, fueron históricos para la India. Varios programas de televisión fueron nominados por segundo año consecutivo, y por primera vez una serie india ganó un premio. Delhi Crime, una serie de ocho partes que explora un brutal caso de violación que tuvo lugar en 2012, se llevó el premio a la mejor serie internacional.

De hecho, todas las nominaciones indias fueron para los programas que crearon Netflix y Amazon Prime. Durante los últimos dos años, el streaming ha cambiado radicalmente el panorama creativo para el mercado doméstico  de la India, y crearon una nueva audiencia global para las series y películas indias. Según Amazon Prime, el 20% del público para su contenido indio original es de fuera de la India.

“La India es una tierra para narradores desde hace mucho tiempo,  pero a causa de la naturaleza formulaica del cine y la televisión, no todas las historias podían representarse”, dice Aparna Purohit, director de contenido original de Amazon Prime India. “El streaming ha logrado democratizar eso. Las historias no se escogen antes, los temas que se ignoraban o se evitaban ya tienen cabida ahora”.

También lee: La-Lista de los lanzamientos musicales de 2021 (incluye regresos de Adele y Rihanna)

Las dos plataformas más grandes, Netflix y Amazon Prime llegaron a la India hace cuatro años, pero hace apenas dos años que el momentum comenzó a crecer.

Las plataformas empezaron a crecer pero también las críticas de los grupos conservadores de derecha de la India que acusan a Netflix y Amazon de crear contenido que “lastima la tela de la sociedad india”. Al principio las plataformas estaban libres de la censura que controla todas las películas y la televisión de la India por lo que podían tener una programación nueva, más atrevida, pero en noviembre el gobierno declaró que todas las plataformas de streaming tendrán que cumplir con las regulaciones.

En un país con más de 1.3 mil millones de habitantes de los cuales la mitad tienen menos de 25 años, Amazon y Netflix han invertido mucho para poder explotar este potencial. Según sus directores, el mercado de streaming de la India es ahora el que tiene el mayor crecimiento del mundo.

En 2019 y 2020, Netflix invirtió 400 millones de dólares para crear programas originales y estrenó más de 30 piezas de contenido original indio. Amazon Prime tiene clientes en más de 4,300 pueblos y ciudades de todo India y prepara 50 programas que ya se encuentran en diferentes estados de desarrollo. Al igual que los programas en hindi e inglés, ambas plataformas están creado contenido original en idiomas regionales como tamil, telugu y malayalam.

“Este año ha sido increíble para nosotros en India porque somos uno de los mercados con mayor crecimiento de todo Netflix”, dice Monika Shergill, vicepresidenta de contenido de Netflix de la India. “Nuestra base de miembros en la India es enorme y hemos descubierto que están hambrientos de historias y formatos diferentes”.

También lee: Negociar el ocio

Muchos programas hechos en la India han llegado a la lista de los primeros diez del mundo, como el reality Fabulous Lives of Bollywood Wives y la animación para niños Mighty Little Bheem, que se consideran éxitos mundiales, dijo Shergill.

Aunque la India tiene su Bollywood e industrias regionales y una cultura de series de televisión de larga duración, no existe una tradición con la narrativa inmersiva de gran duración que caracteriza a los servicios de streaming. Una gran parte de las primeras inversiones de Netflix y Amazon Prime sirvieron para construir nuevos talentos.

“Teníamos que construir, ladrillo a ladrillo”, dice Purohit de Amazon Prime. “Invertimos mucho en desarrollo, nos tomamos mucho tiempo para dar luz verde a los proyectos. Empezamos a organizar talleres para escritores en donde reunimos a nuevos escritores con creadores veteranos. Era un ejercicio de prueba y error, trabajando y aprendiendo en el camino”. Al principio, los grandes nombres de Bollywood no querían colaborar, pero ahora están tocando a la puerta de Amazon Prime.

También lee: Netflix, el rey del streaming… ¿hasta cuándo?

También existen retos de logística: el 96% de las casas de la India sólo tienen un televisor, que es en realidad un smart TV con acceso a internet. Pero tienen el mercado con el segundo mayor número de dueños de teléfonos en el mundo y acceso a datos móviles de bajo costo, entonces la mayoría de la gente en la India ve la televisión en el teléfono, más que en ninguna otra parte del mundo.

El crecimiento ha crecido por lo económico de las suscripciones que empiezan en 35 pesos al mes para Amazon Prime y 54 pesos para Netflix, aunque debido a que el ingreso promedio mensual de un hogar es de 8.9 mil pesos, no todo el mundo puede pagarlo.

Pero la amenaza de las regulaciones pende con fuerza. La censura del gobierno es muy fuerte en la esfera cultural y Amazon y Netflix se han convertido en tierra de cultivo de programas más subversivos y originales como Leila, Sacred Games y Paatal Lok, que hablan de sexo, violencia sexual, homofobia y castas, critican el nacionalismo hindú y retratan la persecusión de musulmanes. Una nueva serie política Tandav, que se considera la versión de House of Cards en la India, se estrena este mes en Amazon Prime.

“Esta programación no se podía hacer en el pasado”, dijo Gaurav Gandhi, Director y Gerente General Nacional de Amazon Prime Video India. “El mundo del streaming da nuevas libertades a los creadores”.

Las críticas hacia ciertos programas es visceral y ha provocado campañas de odio en redes sociales en contra de estrellas y creadores. La gran serie de Netflix, Sacred Games, recibió amenazas de demandas legales por un diálogo en el que el exprimer ministro Rajiv Gandhi es calificado de fattu, es decir marica.

Netflix, Amazon y 16 otras plataformas de streaming en la India establecieron un código de autorregulación que esperan acepte el gobierno para no verse obligados a cumplir con las mismas reglas de censura que Bollywood.

Shibsish Sarkar, CEO de grupo de Reliance Entertainment, una de las casas productoras más grandes de la India que incluye en sus créditos a Sacred Games, dijo: ‘En tres años la cultura que se logró en la India con las plataformas de streaming habría tomado 30 años en las películas tradicionales y la industria de la televisión.

“Los escritores y los creadores disfrutan la libertad de comunicarse con la audiencia sin restricciones, sin regulaciones o censura. Una estructura de autorregulación y autodisciplina es lo que estamos buscando. De no ser así perderemos el encanto”.