Los divorcios de los ricos y famosos: ¿una solución para el 1% o el inicio de una tendencia?
Kim Kardashian y Kanye West. Foto: Mike Coppola / Getty Images

Una cascada de divorcios recientes de personas muy ricas y famosas genera nuevas preguntas para la industria del divorcio y ha ofrecido un emocionante viaje voyeurista para millones de personas menos conocidas.

Algunos de los divorcios de los últimos años aparentemente han sido amistosos o pseudoamistosos, como los de los multimillonarios de la industria de la tecnología Bill y Melinda Gates, y el fundador de Amazon, Jeff Bezos, y Mackenzie Scott. Lo mismo ocurre en gran medida con la separación entre la multimillonaria estrella de reality shows Kim Kardashian y el cantante Kanye West. Pero otras separaciones no han sido tersas, como el divorcio épico de larga duración y ahora la batalla por la custodia entre dos de los personajes estrella de Hollywood, Angelina Jolie y Brad Pitt.

Una parte central en el interés que generan las separaciones es la razón detrás de una gran confusión en las vidas de personas ricas y aparentemente exitosas. Como siempre, las preguntas especulativas devuelven respuestas especulativas.

También lee: El clítoris, dolor y Papanicolau: Cómo un libro ayudó a redefinir la salud de la mujer

Abundan las teorías sobre por qué se resquebrajan uniones tan poderosas. Para algunas personas, la ex de Bezos, Mackenzie Scott, ha hecho que la opción del divorcio sea más atractiva. Se salió de la relación con 61,000 millones de dólares en acciones de Amazon y, poco después, se ganó un nuevo marido en el profesor de secundaria Dan Jewett, a quien sus antiguos alumnos recuerdan como una “persona genuinamente buena”.

Pero muchas de las razones por las que estas parejas de poder se separan son tan mundanas como las razones detrás de los divorcios de los mortales menores.

Laura Wasser, una abogada muy buscada en Los Ángeles que ha representado a Jolie y Kardashian, describe el divorcio como “el gran igualador”. Wasser lanzó recientemente un negocio en línea It’s Over Easy (Acábalo Fácil), destinado a brindar educación sobre el divorcio.

Tenemos que hacerlo de una manera que no te destruya emocional y financieramente el proceso”, le dijo a la exdirectora ejecutiva de Merrill Lynch, Sallie Krawcheck, durante un foro en línea de Ellevest la semana pasada.

El aumento del divorcio entre las parejas mayores es un fenómeno creciente, y no solo entre los ricos y famosos, dijo Wasser en el foro. “Los baby boomers no sienten que el divorcio sea un tabú porque la mayoría de sus padres tal vez se hayan divorciado, la primera generación en hacerlo. Cuando la gente solo vivía hasta los 40, era más fácil eso de que hasta que la muerte los separe. Ahora la gente vive más tiempo, está sana, trabaja más tiempo, no quiere estar con esta persona, quiere empezar un nuevo capítulo incluso cuando tiene 70 años”.

Te recomendamos: Melinda Gates podría convertirse en la segunda mujer más rica del mundo

Wasser confirmó que con el tipo de divorcios de Hollywood y de alto perfil que han llegado a los titulares, ha habido una tendencia hacia la mediación y la solución amistosa.

Melinda y Bill Gates en 2017. Según los informes, no estaba contenta con los vínculos de su esposo con Jeffrey Epstein. Fotografía: Reuters

“Para las celebridades, cuanto más lo haces en virtud de un acuerdo, menos público es. Quieren que sea tan visible como la lista de los lesionados de un equipo profesional. Lo que siempre sucede en la sociedad es que la gente mira a los ricos y a las estrellas de cine y los emula. Si fulano de tal ‘se separó de manera tan consciente’, yo también puedo hacerlo. Es una gran tendencia”, dijo.

Dejar que un tipo con una toga negra decida tu futuro y el futuro de tus hijos no es la mejor manera de hacerlo, especialmente ahora que nuestras salas de audiencias están tan congestionadas como resultado de la falta de fondos y de todos los casos que llegan por la pandemia”.

Raoul Felder, también conocido como “El Decano del Divorcio” de Nueva York y sujeto de un perfil en el New Yorker en 2004, The Misery Broker, cree que hay un repunte general en las tasas de divorcio relacionado con Covid a medida que la pandemia disminuye en Estados Unidos y la gente busca salir adelante con sus vidas, a veces solos.

No te pierdas: Nexos entre Bill Gates y Jeffrey Epstein, entre las causas del divorcio con Melinda: WSJ

“Es la energía reprimida de estar encerrado todo este tiempo. Es como si el periodo de sequía hubiera terminado y los cielos se hubieran abierto”, declaró. “¿Te imaginas estar atrapado en una casa durante un año con alguien con quien no querías estar en primer lugar? La presa reventó. Los tribunales están abiertos. No se trata solo de personas con dinero, sino de todo el espectro”.

Si bien los abogados le dan la bienvenida a nuevos negocios (Felder dice que el negocio ha aumentado 20 veces), es poco probable que dure: las tasas de divorcio están sujetas a las mismas leyes que la gravedad, lo que sube tiende a bajar.

Tampoco, haciéndose eco de Wasser, es probable que las separaciones de alto perfil lleguen a la corte y a las columnas de chismes.

“Tienen un acuerdo, por lo que todo lo que están haciendo es limar las asperezas. Es como dos corporaciones que se separan, hay muchos aspectos mecánicos. Lo mismo ocurre con las estrellas de cine que se separan”, dijo Felder.

Te puede interesar: Kim Kardashian pide el divorcio de Kanye West

“Nadie sabe por qué los Gates se están separando, pero como todos los divorcios, estoy seguro de que es increíblemente personal”, respondió la abogada de divorcios de Los Ángeles Kelly Chang Rickert. “Sospecho que cada vez que te casas con alguien muy rico, tienden a seguir sus propias reglas. Cuanto más dinero tenga, menos atado estará a tu compromiso“.

Rickett dice que no ha visto el mismo rebote del divorcio posterior a Covid, pero no descarta la idea de un divorcio nomás por imitación.

“Sé que, si corres en círculos donde haya divorciados, es más probable que te divorcies que si estás rodeado de matrimonios intactos. Puede ser contagioso. Si la mayoría de tus amigos están divorciados, probablemente tú te divorciarás“.

Los muy ricos tienen mejores opciones que la mayoría cuando terminan su matrimonio. Después de que el Wall Street Journal dio a conocer la noticia de la infelicidad de Melinda Gates por las conexiones de su esposo con Jeffrey Epstein, se informó que Gates estaba escondido en un lujoso resort de golf de California. Según los informes, les dijo a sus amigos que en su unión de 27 años no había amor.

Jeff Bezos, quien se separó de su esposa para unirse a su piloto de helicóptero, Lauren Sánchez, está gastando mucho después del divorcio, más recientemente en la forma de un superyate de 500 millones de dólares.

También lee: Continúa la saga del divorcio más caro de la historia con fuga de un protagonista a Rusia

Es poco probable que leer las runas sobre los megadivorcios, como cualquier divorcio, proporcione respuestas claras para lo que sigue siendo una experiencia personal única para cada pareja, sin importar su riqueza, carrera o estatus social.

Rainie Howard, un estratega de relaciones, considero que la pandemia es de hecho un factor. “Si antes se sentían desdichados, la pandemia simplemente magnificó lo que estaba mal y la gente solo lo barrió bajo la alfombra. Tarde o temprano, tendrás que abordar el lío que has estado tratando de evitar”.