Sidney Poitier, primer actor negro en ganar el Oscar, murió a los 94 años
El actor Sidney Poitier fue un actor, director de cine, escritor y diplomático estadounidense ganó el premio Oscar en dos ocasiones. Foto: EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Sidney Poitier, primer actor negro en ganar un premio Oscar, por su papel en Los Lirios del Valle, falleció este viernes a los 94 años en Bahamas, informan fuentes del archipiélago. 

Nació el 20 de febrero de 1927, pero se crió junto a sus hermanos en Cat Island. El intérprete creció en la pobreza y recibió poca educación formal, pero a los 15 años sus padres lo enviaron a Miami a vivir con su hermano ante un aumento en la delincuencia, según IMDB.

Al llegar a Estados Unidos fue víctima de discriminación debido a que provenía de una sociedad con una mayoría de ascendencia africana.

Tres años después de su llegada al país de las varas y las estrellas, Sidney Poitier se fue a Nueva York e hizo todo tipo de trabajos. Debido a sus problemas económicos durmió en el baño de una terminal de autobuses.

Uno de los momentos decisivos en su carrera fue cuando participó en una audición para el American Negro Theatre. Fue rechazado, pero eso lo llevó a mejorar sus habilidades interpretativas. Lo aceptaron en su segunda oportunidad.

A finales de 1949 le llegó su oportunidad para saltar de los escenarios a la pantalla grande, oferta que aceptó y llegó a No way out, bajo la producción de Darryl F. Zanuck y la dirección de Joseph L. Mankiewicz.

Siete años después, y luego de rechazar varias ofertas de trabajo porque en ellas degradaban a la comunidad, Sidney Poitier obtuvo un papel en Fugitivos que era de su interés y que le hizo merecer su primera nominación al Oscar.

Fue en 1963 cuando logró alzar la estatuilla dorada a Mejor Actor gracias a su papel en Los Lirios del Valle, convirtiéndose en el primer afroamericano en ganar este reconocimiento en dicha categoría.

Auténtico ídolo de Hollywood, contó con medio centenar de cintas en su carrera, entre las que destacan Rebelión en las aulas, En el calor de la noche y Adivina quién viene a cenar esta noche, estrenadas entre junio y diciembre de 1967, justo cuando las calles ardían, éxitos que cimentaron su icónico estatus en la sociedad estadounidense.

Esas interpretaciones, que en mayor o menor medida hablaban del racismo en EU, ayudaron a derribar las barreras sociales entre afroamericanos y blancos y abrieron la senda para que en años posteriores se incorporaran más actores, como Denzel Washington, Jamie Foxx o Will Smith.

El último papel de Sidney Poitier fue en The Last Brickmaker in America, en 2001, un año antes de que la Academia de Hollywood le entregase el Oscar honorífico de manos de Denzel Washington, su gran sucesor en la industria.

Su última aparición pública fue en la 86 edición de los Oscar, en 2014, donde entregó un premio junto a Angelina Jolie; en 2016 fue galardonado con un Bafta honorífico.

Con información de EFE