Las transcripciones del juicio contra Roman Polanski podrían ser reveladas
El cineasta Roman Polanski aún es considerado prófugo por la justicia estadounidense. Foto: EFE / Julien de Rosa

Fiscales de Los Ángeles dijeron que no se opondrán a la publicación de las transcripciones del caso de violación de una menor contra Roman Polanski, documentos que demuestran, según el director, que el poder judicial no respetó un acuerdo alcanzado para cerrar el caso.

George Gascon, fiscal de distrito del condado de Los Ángeles, dijo que su despacho determinó que era en interés de la justicia aceptar la desclasificación de estas transcripciones.

“Este caso ha sido descrito por los tribunales como ‘una de las sagas más largas en la historia de la justicia penal de California’. Durante años, este despacho ha luchado contra la divulgación de información que la víctima y el público tienen derecho a conocer”, dijo Gascon en un comunicado.

Aunque se desconoce con exactitud qué contienen las transcripciones, incluyen el testimonio de Roger Gunson, el primer fiscal que se encargó del caso de Polanski. 

En 1977, el director franco-polaco Polanski fue arrestado después de que Samantha Gailey, de 13 años, lo acusara de haberla drogado, darle champaña y haberla sodomizado por la fuerza.

Para evitar un juicio a la niña, los fiscales retiraron los cargos más graves en un acuerdo de culpabilidad, y Polanski aceptó ser culpable de relaciones sexuales ilegales con una menor. Estuvo en prisión 42 días mientras se sometía a una evaluación psiquiátrica.

Cuando parecía que el juez Laurence Rittenband iba a reconsiderar y dictar una sentencia de prisión mucho más larga, Polanski huyó a Francia, donde todavía reside. El director no ha regresado a Estados Unidos desde entonces.

Según el comunicado de Gascon, Polanski solicitó por primera vez que se desvelaran las transcripciones hace varios años para investigar una supuesta mala conducta judicial.

La revista The Hollywood Reporter dijo que esta nueva solicitud para ver las transcripciones no vino de Polanski, sino de dos periodistas. 

Aunque Gailey perdonó públicamente al director en 1997, la declaración de Gascon concluye: “Polanski sigue siendo un fugitivo de la justicia y debe entregarse al Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles para ser condenado”.

Con información de AFP