Ricky Martin demanda por 30 mdd a sobrino que lo acusó de abuso
Ricky Martin presenta demanda millonaria contra su sobrino que lo acusó de abuso sexual. Foto: Instagram

El cantante Ricky Martin presentó una demanda contra su sobrino Dennis Yadiel Sánchez por extorsión, daños y perjuicios, solicitando una compensación que asciende a 30 millones de dólares.

Esta demanda ante el Tribunal de Primera Instancia de la Sala Superior de San Juan llega después de que el pasado 21 de julio la corte archivara el caso contra el cantante, quedando sin efecto la orden de protección solicitada por su familiar.

Contra el intérprete de Livin’ la vida loca pesaba una orden de protección en base a la Ley 54, que protege a las víctimas de violencia doméstica, y que había sido concedida a principios de julio.

Según la demanda presentada por extorsión, Ricky Martin solicita al tribunal que “se le ordene al demandado Sánchez que se abstenga inmediatamente de comunicarse con el demandante y su familia, ya sea personalmente, telefónicamente y/o mediante las redes sociales”.

También que la corte “condene a la parte demandada al pago por concepto de los daños reclamados, intereses, costas y honorarios de abogado”, indica el texto difundido por Perfect Partners, la firma de relaciones públicas del astro de la música en Puerto Rico.

“El demandado Sánchez ha amenazado y extorsionado al demandante que a menos que se le compense económicamente, continuará con su campaña de asesinarle su reputación e integridad mediante imputaciones falsas y maliciosas”, agrega el texto.

Ricky Martin demanda por 30 mdd a sobrino que lo acusó de abuso - orden_de_restirccion_ricky_martin_
El Tribunal de San Juan dejó libre a Ricky Martin de la orden de restricción de su sobrino. Foto: EFE/Giorgio Viera

La demanda alega que “las acciones temerarias, maliciosas y culposas de Sánchez fueron motivadas por el deseo de exponer al demandante al odio y desprecio de su fanaticada y de coartar sus oportunidades de negocio y destruir su reputación”.

Dichas acciones causaron que le cancelaran a Ricky Martin contratos millonarios y proyectos artísticos presentes y futuros. Los daños pecuniarios se cuantifican en una suma no menor de 10 millones de dólares.

Además causó daños a la reputación del cantante que se cuantifican a la fecha de la presentación de esta demanda en una suma no menor a 20 millones de dólares.

La demanda relata cómo Sánchez contactó en diversas ocasiones a Ricky Martin por WhatsApp e Instagram e incluso publicó su número de teléfono antes de pedir la mencionada orden de protección en su contra.

Además, tras archivarse el caso, volvió a amenazarlo. Menos de un mes posterior a la vista judicial y el 12 y 14 de agosto, Sánchez envió mensajes en Instagram al intérprete de La mordidita.

Estos mensajes decían “Tío necesito tu ayuda” y “¿cómo estás?” respectivamente, lo que la demanda entiende como una “persecución y acecho que no tienen otra explicación que hacerle aún más daño al demandante”.

Con información de EFE