Síguenos

 

Entrevista

‘Fue muy difícil para Michael’: los Jackson hablan sobre fama, familia y supervivencia

De regreso a los escenarios con la transformación de Can You Feel It, los hermanos Tito, Marlon y Jackie hablan de su padre legendariamente estricto, de sus recuerdos de Michael y de que siempre esperan otro éxito masivo.

'Tenemos un ritmo para la longevidad'… Jackie, Tito y Marlon. Fotografía: Bridgeman Images

Can You Feel It es una de las grandes canciones disco. Ahora, los hermanos Jackson quieren que todo el mundo recuerde que se trata de una de las grandes canciones polìticas por su llamado “a todos los colores del mundo” a unirse y a decirle a los “hombres que marchan y matan a sus hermanos” que todos tenemos la misma sangre.

Cuarenta años después de su aparición en las listas, Can You Feel It se transformó para incluir palabras de Martin Luther King y Barack Obama, como parte de un proyecto para hacer crecer los seis álbumes de la banda para Epic, con remixes y canciones adicionales. Tiene mucho sentido que Martin Luther King y Obama aparezcan como invitados en la canción, dice Tito Jackson: “Son los mejores raperos del mundo”. Tito y Jackie, el hermano mayor, ríen. Están en Zoom desde Las Vegas, en donde ambos viven. Son joviales y están cargados de energía. Tito tiene tres hijos que forman el grupo 3T. Lleva puesto su famoso sombrero de bombín, que dice, es lo primero que se pone en la mañana y lo último que se quita en la noche. Jackie lleva tres matrimonios y tiene cuatro hijos, viste con elegancia y sonríe. No parecen tener casi 70 años.

Los Jackson 5, después los Jacksons, era la banda de chicos más famosa de R&B. Sus primeros éxitos de Motown, I Want You Back, ABC, The Love You Save y I’ll Be There, llegaron a los primeros lugares de las listas en 1969 y 1970, lo cual era un hecho sin precedentes. Su música era una mezcla infecciosa de R&B, soul, funk y pop. La sincronización de sus coreografías era una delicia. Tenían público de raza negra y blanca, y sus canciones eran atemporales. Sin los Jackson 5 no hubiera habido Michael Jackson. Entraron al salón de la fama en 1997. Algunos piensan que es la familia más famosa del mundo musicalmente hablando aunque también se le considera una de las más raras. Se dice mucho de la supuesta tiranía del padre, Joe, sobre sus hijos, de la transformación de La Toya para parecerse a su hermano Michael, del amor y las rivalidades entre Jermaine y Randy, todo lo de Michael y varias cosas más.

Los Jackson Five alrededor de 1967 (de izquierda a derecha) Tito, Marlon, Jermaine, Michael y Jackie. Fotografía: Gilles Petard / Redferns

En la actualidad los Jacksons son cinco, Jackie, Tito, Jermaine y Marlon, y a veces tres, cuando Jermaine, que vive en Bahréin, no puede ir. “Mucha gente piensa que el grupo se deshizo desde que Michael vivía, pero los Jacksons nunca se separaron. Nos detuvimos un poco para la longevidad”, dice Jackie.

Hay que escucharlos y que lo perdonen a uno por pensar que apenas están empezando cuando pasaron ya 37 años de su último éxito.

“Vamos a tener…”, dice Jackie.

“… más éxitos”, dice Tito. Suelen completar las oraciones uno del otro.

¿Extrañan tener éxitos? Tito me mira como si estuviera loco. “¿Que si extrañamos tener éxitos que rompan récords? Claro. A todo el mundo le pasa”.

Antes de firmar con Motown, los Jackson pasaron años ensayando en su casa en Gary, Indiana. Era una vida loca organizada por su padre, Joe. Después de la escuela, se dice, ensayaban cuatro horas, hacían una presentación, hacían su tarea y se iban a la cama entre las 2 y las 4 de la mañana.

Publicidad

“Eso es correcto”, dice Jackie, cuando lo menciono.

“Es correcto”, repite Tito.

¿Cuándo dormían?

“Dormíamos en los coches”, dice Jackie.

“Entre las presentaciones, Jackie, ¿te acuerdas? Dice Tito. “Una siesta de 15 minutos”.

Eran nueve niños en total. Seis niños, todos en la banda, y tres niñas, Janet llegó a tener mucho éxito ella sola y La Toya hizo muchas grabaciones. Joe murió en 2018 y tenía la reputación de ser el padre más duro del negocio de la música. ¿Era así? “¡Nooo!” dice Jackie. “¡Nooo! Me gusta la idea de que fuera estricto, pero no era así con nosotros. Eran rumores para vender revistas”. Momentos después, me dice: “Era muy disciplinado. Y la razón de que fuera tan estricto con nosotros era por las pandillas del barrio y no quería que cayéramos allí, así es que nos mantenía ocupados. Trabajábamos todo el tiempo, ya fuera haciendo música o moviendo ladrillos en el  patio, de un lugar a otro”.

Lee: Patrick Mahomes no va tras los pasos de Tom Brady; quiere alcanzar a Michael Jordan

¿Moviendo ladrillos? Asienten con la cabeza y sonríen. ¿Para qué? De nuevo asienten y sonríen. Es una locura, digo. Bueno tenía un propósito, dice Jackie. “Lo hacía para mantenernos ocupados porque sabía que nos íbamos a pasar todo el día moviendo los ladrillos de un lado al otro”.

Publicidad

En 1993, Michael le dijo a Oprah Winfrey que su padre los observaba en los ensayos y que si hacían algo mal los golpeaba con el cinturón y que estaban llenos de moretones. Pero los hermanos defienden a ultranza a su padre. Sin la voluntad de acero de Joe, dicen, no hubieran logrado nada. Su padre consideraba que el talento de sus hijos era la salida de Gary.

Siempre hemos oído del papel de Joe en el éxito de los chicos, pero ¿y su madre, Katherine? De hecho, dice Jackie, sin ella no habrían nacido los Jackson 5. “Ella es la que desde el principio se dio cuenta de que teníamos talento. Mi mamá era una ávida seguidora de la música country y la western, así es que todo el tiempo cantábamos con ella. Y le dijo a mi papá: “Joe, los niños cantan muy bien, tienes que escucharlos’. Lo hizo y empezó a comprar instrumentos”.

Katherine y Joe Jackson, 1984. Fotografía: David Hume Kennerly / Getty Images

Jermaine Jackson, quien estará en la gira con la banda este verano, no estuvo disponible para la entrevista y no dio explicaciones. Jermaine siempre ha tenido la fama de ser la prima donna de los Jackson. No es ajeno a la controversia, y más porque tuvo una relación y después se casó con Alejandra Oaziaza, la pareja del hermano menor Randy, con quien tenía dos hijos. La vida de Randy tampoco era ajena al escándalo. En 1991, lo acusaron por golpear a su esposa, Eliza Shafy, y a su hija de 14 meses Steveanna.

Marlon se conecta desde su casa en Georgia para la conversación. Marlon es un hombre dulce que lleva una vida tranquila en comparación con la de sus hermanos. A los 18 años se casó con su novia de la escuela, Carol Ann, tienen tres hijos adultos y siguen juntos. Marlon es uno de los hermanos gemelos que nacieron prematuramente, su hermano sólo vivió unas horas. Era el más cercano en edad a Michael, sólo 17 meses más grande, y en la conversación lleva puesta la gorra de Study Peace. Dirige una organización con ese nombre, que él llama una marca y un movimiento. Aunque de niño no lo sabía, dice que la paz es el mensaje que siempre ha estado detrás de la música de Jackson. “Viajamos a países de todo el mundo y todos iban a vernos en paz y armonía, y la música unía a la gente”.

Marlon y Michael eran un equipo. “Éramos guerreros del camino”, dice. “Hacíamos cosas que supuestamente no teníamos que hacer. Una vez en Nueva York empezamos a aventar rollo de papel desde una ventana del piso 40. Teníamos 9 y 10 años. En otra ocasión llenamos un bote de basura con agua y lo aventamos desde el balcón. Y Michael chupó su dedo y lo sostuvo al aire para decir que el viento soplaba hacia él, así es que tienes que aventarlo para allá para que le caiga a la gente. Éramos unos maldosos”.

El joven Marlon siempre hacía enojar a su padre porque se equivocaba en los pasos o en las notas. “Me tardaba un poco en aprender las cosas. Me metía en muchos problemas. Y Michael también”.

Cuando llegó el éxito, en 1969, Jackie dice que el caos fue maravilloso. ¿Qué recuerda con más claridad? “La camaradería, la pompa, la emoción, el pandemonio. No podíamos terminar un concierto. Cantábamos cinco canciones y ya”.

¿Eso los frustraba? “Es emocionante”, dice Tito, “pero construyes el espectáculo, empiezas aquí, subes y queríamos que la gente viera la mitad y el final, pero no nos dejaban”. Lo que más les gustaba era viajar, conocer nuevas culturas. “Éramos unos chicos de Gary, Indiana y fuimos a Japón, a Reino Unido y cantamos para la reina de Inglaterra, fuimos a Alemania y cantamos para el presidente. La mayoría de los chicos, sobre todo si son afroamericanos, no tienen esa oportunidad”.

Te puede interesar: Quiero ser conocida por tocar el alma con mi música: LP

Publicidad

¿Tuvieron experiencias de racismo? “En el sur nuestras habitaciones siempre daban hacia la basura, y a las 4 de la mañana escuchábamos a los camiones que venían a recogerla”, dice Marlon. “No dormíamos mucho”. También se dieron cuenta de que su música estaba rompiendo las barreras raciales. “Alguien nos mandó una carta para decirnos que los habían mandado a una escuela de blancos y que era muy complicado para ellos”, cuenta Marlon. “Y dicen que lo que les ayudó con los niños blanco fue que la maestra les pidió que hicieran un proyectos sobre su grupo favorito, y todos escribieron sobre los Jackson 5”.

Nunca se va a saber qué nivel de éxito hubieran alcanzado los Jackson si Michael no hubiera tenido tanto éxito como solista. Mientras más famoso se volvía él, menos interés tenía el mundo en el trabajo colectivo de los hermanos. Para 1971, cuando tenía 13, ya tenía un éxito en los primeros 5 de la lista de popularidad en EU y en Reino Unido con Got To Be There. A los 20 años, presentó Off The Wall, que vendió más de 20 millones de copias. A los 24 llegó Thriller, que sigue siendo el álbum más vendido de un solista.

¿Cuándo se dieron cuenta de que a pesar del talento de los hermanos él estaba en otro nivel? Desde el principio, dice Jackie. “Cuando empezamos era Jermaine, y Tito y yo cantando. Luego llegaron Marlon y Michael. Michael solía llevar un bote de avena Quaker y eran sus bongos. Lo hacía tan bien. Y luego se paraba e imitaba a James Brown. Entre todos decidimos ponerlo al frente”.

“Mucha gente puede cantar bien, pero no todo el mundo domina el escenario”, dice Marlon. “Nosotros lo hacíamos pero Michael era el mejor de todos”.

Michael se convirtió en una de las caras más famosas del planeta. Lidiar con esa fama debe ser algo casi imposible, sugiero. Para nada, dice Jackie. “Le encantaba. Le encantaba. Todos los días trabajaba en eso, bailando, puliendo su oficio. Eso fue lo que hizo”. ¿Permanecieron cercanos a él? “Cuando tienes una carrera como esa, es difícil estar en contacto con todos tus hermanos, porque estás ocupado. La gente nos preguntaba: ‘¿Tienen celos de la carrera de su hermano?’ Y yo decía: ‘¿Por qué? Es un Jackson’”.

Yo dije que iba a preguntar lo contrario. A pesar de los logros de Michael, ¿no preferían los hermanos una estabilidad relativa y el anonimato de sus vidas y no la de él?

“Si vas por algo, hay que ir por todo. Lo haces con gusto”, dice Jackie. Entonces, ¿hubiera preferido la vida de Michael? “Sí, así es. Todo el mundo quiere eso cuando estás en este negocio”.

TIto: “Quieres estar en la cima”.

Publicidad

Marlon ve las cosas de forma diferente. Dice que era imposible para los Jackson tener una vida normal. Lidiaban con ello pero para Michael la fama fue intolerable, dice. “Michael se sentía acorralado. Fue muy difícil para él. Era una locura. Si Michael ponía un pie afuera, en dos segundos la gente dejaba de hacer lo que hacía y  por eso empezó a usar disfraces”. 

Marlon sonríe, y dice que Michael nunca lo engañó. Me cuenta de la vez que lo reconoció  en una tienda de discos que visitaba de incógnito. “Caminé detrás de él y le dije al oído: ‘Michael. ¿qué haces aquí?” Estaba vestido como vagabundo. Su ropa estaba sucia, tenía los dientes chuecos y un afro, sus zapatos estaban sucios, su camisa rota pero estaba comprando discos excelentes. Le dije: ‘También te delató otra cosa, Michael. ¡Siempre usas los mismos zapatos!’ Eran los mismos mocasines que usaba en el escenario”.

No te pierdas: ‘Devastador’: Margaret Atwood sobre un proyecto musical para honrar a mujeres muertas a manos de sus parejas

¿Piensas que Michael se amaba lo suficiente? “Sí, eso creo. Obviamente que a nadie le gusta que los medios empiecen a hablar mal de uno”. Mi pregunta es, le digo, porque era un chico hermoso y llegó a los extremos para cambiar su apariencia, hasta que terminó desfigurado. ¿Eso le molestaba a Marlon? “No, no me molestaba porque yo lo veía así: el Señor nos puso en la tierra para amarnos los unos a los otros, no para juzgarnos, y él no le hacía daño a nadie. Era su cuerpo e hizo con él lo que quiso para verse como él quería. Cuando llegues a las puertas del cielo y el Señor esté allí, te va a juzgar no por lo que tienes o por lo que te hiciste a ti mismo, te va a juzgar por lo que hiciste a los demás. Hay que juzgar a la gente por su corazón”.

Se entiende que los hermanos Jackson siempre nos pidan que juzguemos a Michael por su corazón y hablan de que los medios eran negativos. En junio de 2005, retiraron los cargos de el supuesto abuso sexual sobre un niño de 13 años. En un documental de 2019, Leaving Neverland, dos hombre dijeron que Michael abusó de ellos cuando eran niños, incluyendo Wade Robson, quien había testificado a su favor en el juicio.

Michael Jackson llega a la corte en enero de 2004 acusado de abuso sexual, acompañado por su hermana Janet y otros miembros de su familia. Fotografía: Características de Rex / CARACTERÍSTICAS DE REX

Le pregunto a Jackie y a Tito si habían dañado la reputación de Michael las acusaciones de Leaving Neverland. El publicista interviene. “Creo que vamos a tener que hablar de otra cosa”, dice.

Les pregunto a Jackie y a Tito que si quieren contestar la pregunta. 

Jackie: “No, se supone que no debemos hacerlo”.

Tito: “Queremos que todo sea positivo”.

Publicidad

Jackie: “Por los motivos de la corte”.

Los albaceas de Jackson demandaron a HBO por 100 millones de dólares por el documental. La familia puede hablar del caso de la corte pero prefiere no hacerlo. En lo que a ellos toca, consideran que la mejor forma de proteger su legado es hablando de sus logros.

Ya pasaron 12 años de la muerte de Michael, a los 50 años, por paro cardíaco a causa de una sobredosis. Su doctor, Conrad Murray, quien recetó los medicamentos fue encontrado culpable de homicidio involuntario en 2011. Le pregunto sobre la muerte de Michael. “Nunca dejaré de llorarlo”, dice Tito. “Hasta cuando vas a la tienda encuentras gente que te reconoce y te dice ‘Siento lo de tu hermano’. Para mi, lo más difícil es curar esa tristeza”. En cuanto al legado, Tito dice que la música se encarga de eso. “Michael es una leyenda. La gente no se va a olvidar de Michael Jackson”.

Jackie dice que Michael siempre está presente. “Cada vez que voy a Las Vegas en el camión veo a Michael junto a mi. Su cara se estaciona junto a mí en los espectaculares. Me detengo y digo: ‘¿Qué pasa hermano?’”.

Marlon siente la pérdida de su compañero de batallas del camino. “Extraño estar con él”, dice. Y lo va a extrañar más durante la gira de este año cuando presenten todos los clásicos que Michael cantaba en sus días de fama. Finalmente, ahora pueden cantar más de cinco canciones en el escenario sin tener que salir corriendo. ¿Sienten la misma emoción ahora? “Puedes subir al escenario y no sentir que estás en la presentación”, dice Marlon. “Pero cuando las luces se enciende, es como si te dispararan desde un cañón. Es hora de la función”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También puedes leer

Entretenimiento

La música es un reflejo cultural de la realidad, ¿qué pasa con el reggaetón y su simbolización?

Entretenimiento

El músico había sido hospitalizado el viernes en el hospital de White Plains, tras sufrir un ataque al corazón.

Entretenimiento

Ha albergado a los grandes de la ópera, algunos eventos de las sufragistas, películas de Hitchcock, eventos deportivos, convenciones de ciencia ficción y por...

Entrevista

El cantante de 80 años habla sobre audiencias entusiastas, sobre cantar Sex Bomb a los 90, de cuando conoció a Michael Jackson cuando era...

Publicidad