Síguenos

 

Género

‘Devastador’: Margaret Atwood sobre un proyecto musical para honrar a mujeres muertas a manos de sus parejas

En 2015, Nathalie Warmerdam fue asesinada por su expareja. Ahora, su hermano Joshua Hopkins se reunió con la escritora para hacer un ciclo de canciones que ponen de relieve todas esas atrocidades de la vida diaria.

El compositor Jake Heggie y el barítono Joshua Hopkins, en el escenario de música de Skywalker Sound, con una foto de la hermana de Hopkins, Nathalie Warmerdam, de fondo. Fotografía: Zoe Tarshis

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Hace cinco años, Nathalie Warmerdam murió asesinada por su expareja en uno de los peores casos de violencia doméstica conocidos en la historia de Canadá. A los 48 años, ella fue la tercera víctima de Basil Borutski. También mató a otras dos exparejas, Anastasia Kuzyk y Carol Culleton. Lo declararon culpable y lo sentenciaron a cadena perpetua en 2017. 

El hermano de Warmerdam, Joshua Hopkins, un barítono aclamado, estaba en un ensayo en Ottawa cuando recibió la llamada.

“Fue horrible. Quedé tambaleante, fue un tiempo lleno de turbulencia emocional y quedé desolado, sin poder ayudar a mi hermana”, dice. “Pero sabía que como cantante de ópera tenía una voz y que podía usarla para contar la historia de mi hermana y también para crear conciencia de la epidemia global de la violencia en contra de las mujeres y de la violencia de género. La idea detrás de todo esto es honrar a mi hermana”:

Hoy, Hopkins presenta Songs from Murdered Sisters, un nuevo ciclo de ocho canciones escritas por Margaret Atwood y el compositor Jake Heggie, que abre con las líneas de Atwood: “Quien era mi hermana / ahora es una silla vacía / Ya no está / Ya no está allí/ Ahora es vacío / Ahora es aire”.

Te recomendamos: La admirada, y criticada, activista que investiga feminicidios en México

La ganadora del premio Booker no accedió inmediatamente a participar en el proyecto. No estaba segura de poder hacerlo. “No podía prometer nada. Las canciones y los poemas pueden llegar o no”, dice. Pero terminó escribiendo la secuencia en una sesión. “Hice ‘hermanas’ en plural porque de hecho, y tristemente, van en plural. Hermanas, hijas, madres. Tantas”, dijo.

Atwood conoció a dos mujeres que fueron asesinadas: “ambas por sus exparejas sentimentales celosas, así es que podía escuchar dentro de mi  el asesinato de la hermana de Joshua haciendo eco”.

“Se trataba de una persona que anduvo por allí matando a tres personas el mismo día. Y por cada una de esas tres personas, queda todo un grupo de personas lastimadas, cualquiera que tuviera una relación con ellas, todos sus amigos… se hace un enorme hoyo en la vida de otras personas”, dice. “Es devastador. Joshua, por supuesto, estaba muy alterado y habló de sus sentimientos. Así es que traté de poner un poco de esto también”.

Publicidad

Hopkins lloró cuando leyó por primera vez los poemas de Atwood, que están incluídos en su colección más reciente, Dearly. “Estaba totalmente en lágrimas, me hablaban profundamente”, dice, y lee un email que le envió entonces a Atwood. “Nunca imaginé que mi duelo, mi culpa, mi coraje, pudiera servir para hacer algo tan hermoso con unas palabras tan impresionantes”.

“Verdaderamente admiramos el hecho de que Margaret lo hiciera universal”, dice. “‘Sisters’ no sólo significa hermanas de sangre, o adoptivas, sino todas las mujeres que están cerca de nosotros. Resulta devastador haber perdido tantas a causa de los feminicidios”.

Songs for Murdered Sisters fue una comisión de Houston Grand Opera y la National Arts Centre Orchestra de Canadá. Debido a que por la pandemia se han pospuesto las presentaciones en vivo, un álbum digital, en la voz de Hopkins, sale el viernes, con una película dirigida por James Niebuhr. Durante la grabación de las sesiones, Heggie y Hopkins tenían una fotografía de Natalie mirándolos desde una pantalla.

Heggie pensó el ciclo de canciones en la vena de Viaje de Invierno de Schubert: “Un viajero que trata de encontrar el sentido del mundo, lleno de dolor y buscando la transformación, conexión, significado, tal vez redención… en algún lugar, de alguna manera”.

“Atwood escogió palabras que son cantables, dejó espacios para interludios musicales y podemos escuchar y ver al cantante transformado”, dice. “En la penúltima canción, ella deja una pregunta al aire: ‘¿Preferirías perdonar?’ Esa pregunta del perdón abre una nueva posibilidad… una nueva luz que irrumpe”.

Hopkins espera motivar a 10 mil hombres a hacer el juramento del listón blanco, de prometer “nunca cometer, condonar o permanecer en silencio frente a cualquier forma de violencia de género”.

“Me sentí tan aturdido después del asesinato de Nathalie”, dice. “Fue tan impresionante, casi imposible de comprender. Pero las palabras de Margaret y la música de Jake abrieron una puerta, y al pasar por todo eso he conseguido el acceso  a todos mis sentimientos tan complicados en torno a la muerte de Nathalie.

Lee también: ‘Ningún lugar es seguro’: Colombia enfrenta alarmante aumento de feminicidios

Publicidad

“El duelo no se procesa en forma lineal, las emociones pueden llegar en cualquier momento. Pero el significado transforma el dolor en algo más pacífico y en una experiencia llena de esperanza. Estas canciones me han ayudado a darle este sentido”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También puedes leer

Entretenimiento

Ante la reedición de Big Science, Margaret Atwood rinde tributo a la disección profética de los EU de los 80.

Opinión

Las mujeres mexicanas hemos desarrollado una red de cuidadores que nos vigilan cada que salimos al súper, tomamos un uber o vamos a un...

Género

Al ser la agenda de género uno de los temas centrales en los spots de los partidos de oposición al Gobierno federal, esto es...

Género

El abuso sexual, el acoso, hostigamiento sexual, la violación y la trata de personas crecieron en el mes de febrero, respecto a enero de...

Publicidad