Vanesa Restrepo: Ante el abuso sexual, estar viva es un privilegio
La actriz Vanesa Restrepo participa en "La chica que limpia" y "Surviving the cartel". Foto: Cortesía

Vanesa Restrepo creció escuchando las historias que le contaba su padre en Colombia. Se imaginaba siendo La Princesita de Alfonso Cuarón, soñando con los viajes, volviéndose fuerte ante los problemas.

Fue a los 20 años cuando llegó a México, donde comenzó su carrera en la televisión en producciones de Televisa como El corazón que miente y Chica italiana viene a casarse.

El éxito vino con diversos proyectos, pero es ahora que ella, residente en Los Ángeles, llega a otro tipo de producciones: La muchacha que limpia y Surviving the cartel, historias que retratan la cotidianidad de las mujeres, la violencia en la que viven y las acosa en todos los lugares, desde el hogar hasta la calle. Una realidad de la que pocas veces se quiso hablar en el pasado, pero que en la actualidad es imposible esconder.

Además, junto a Ana Victoria y Gina Castellanos, lanzó el podcast La triple moral, donde narran sus experiencias y su manera de ver la vida.

Restrepo insiste en la importancia de alzar la voz y escuchar a las mujeres que han sido víctimas de violencia. De lo contrario, sus historias y luchas serían ignoradas en un mundo en el que domina la impunidad.

La-Lista (L-L): ¿Qué representa para ti formar parte de La muchacha que limpia y Surviving the cartel?

Vanesa Restrepo (VS): Es algo muy especial para mí, sobre todo por La muchacha que limpia, estamos hablando de un tema que nos resistimos a tocar por muchísimos años y por fin nos estamos atreviendo a llevar a la pantalla.

Este personaje queda en el capítulo ocho como en pausa, estamos esperando una segunda temporada. (…) Se está escribiendo la segunda temporada. Aún no tenemos detalles, no sabemos ni cuándo se va a rodar ni quién va a estar, no sabemos nada más que se está escribiendo.

También lee: ‘Sentí que mi expareja podía matarme’: Historia de un abandono institucional

Y Surviving the cartel es un proyecto muy importante y que tiene una producción de Estados Unidos, México y Canadá. El creador y director, Ely Bams, es una persona muy admirable, cuenta con más de 200 actores. En diferentes ocasiones rodamos en Ciudad de México, Dallas y Nuevo México y contamos con una presencia, como en La muchacha que limpia, de Gustavo Sánchez Parra, Jorge Zárate y Gabriel Agüero, quien llegó hace poco a la Ciudad de México.

L-L: ¿Cuál es la importancia de que series y películas estén abordando la violencia que viven las mujeres?

VS: Es una realidad que no podemos negar ni de la que podemos huir. Además, ahora que no nos estamos quedando calladas, los abusadores están reaccionando de una forma más violenta. En lugar de bajar la violencia, está aumentando. Ya las narrativas tienen que cambiar, tienen que hablar de lo que está sucediendo, no podemos estar huyendo de estas realidades. Ignorar los problemas es parte del problema.

L-L: En la película La Civil también se abordan las desapariciones forzadas y los feminicidios. ¿Cuál es tu opinión respecto a que estas producciones tengan una buena recepción por parte de los espectadores?

VS: La historia de Marisela Escobedo no la hubiéramos conocido si una plataforma como Netflix no la hubiera llevado a la pantalla. Son muchísimas las historias de mujeres que pasan desapercibidas, que no nos enteramos. Tan solo el 5% de los delitos son denunciados y penalizados, el resto quedan impunes, ni siquiera nos damos cuenta ni nos enteramos qué es lo que está pasando.

Es súper importante darle una voz a todas esas mujeres, darles representatividad a todas estas mujeres que tienen tanto que decir, a las vidas que se han perdido de nuestras compañeras. Nos están violando, nos están matando y nadie hace nada. El gobierno simplemente se hace a un lado.

También lee: Lo que debes saber de ‘La Civil’, cinta ovacionada más de ocho minutos en Cannes

L-L: ¿Tú has sufrido algún tipo de violencia?

VR: Yo sufrí una violación a los 14 años, hace 20 años, de eso hablo en el podcast La Triple Moral que estrenamos hace unas semanas. También sufrí violencia sexual como a los nueve años por parte de mi padrino, que ya falleció; y también en la calle he sufrido este tipo de violencia.

Estoy bien, estoy viva, he trabajado mucho para poder vivir con estos sucesos en mi vida y hablo desde la experiencia del privilegio, porque hasta dentro del abuso sexual hay privilegio. En este tema, estar viva es un privilegio.

Hay muchos medios para alzar la voz. Lo importante es no quedarnos callados ni calladas. Cada quien habla desde sus trincheras de las herramientas que tiene.

L-L: ¿Qué tan difícil es para una artista latinoamericana llegar a una producción de EU?

VR: Es muy difícil, pero cada vez están diversificando más las producciones. Afortunadamente todas las minorías, como nos han llamado toda la vida, han empezado no a equilibrarse, porque estamos lejos de lograr un equilibrio, pero por lo menos la industria se está haciendo más consciente de que necesitamos una inclusión general.

YouTube video

L-L: Cuando eras niña, ¿alguna vez imaginaste estar en producciones como estas?

VR: Yo crecí con las historias que me contaba mi papá y que vivía. A mí toda la vida me encantaron las historias. Mi película favorita desde chiquita era La Princesita, de Alfonso Cuarón. Soñaba, como la princesita en la película, con sus historias de viaje. Entonces nunca pensé ni en la fama ni el dinero, más bien pensé vivir una vida muy emocionante… y lo estoy haciendo.

L-L: ¿Qué le dirías a la Vanesa de ocho años?

VR: Le diría que fuera fuerte, que soñara, que la vida es efímera. Que nunca deje de luchar por sus sueños y que confiara más en ella; que es poderosa y puede cumplir sus sueños.