Serie sobre el “Caníbal de Atizapán” no busca hacer apología sino crear conciencia desde la realidad: Grau Serra
La serie sobre el Caníbal de Atizapán busca crear conciencia. Foto: Arafat Tagle

Hacia 1799, Francisco de Goya y Lucientes creó un aguafuerte que, más allá de su simbolismo gráfico, dejó una frase que suele aplicarse a esa falta de conciencia social que a veces nos ocurre: el sueño de la razón produce monstruos.

El caso de Andrés Filomeno Mendoza, un asesino serial que, desde 1991, ultimó a decenas de mujeres en el municipio de Atizapán de Zaragoza, a escasos minutos de la capital, sacudió a una sociedad con la razón adormecida que, de manera pasmosa, ha venido acostumbrándose a reportes frecuentes de feminicidios y violencia contra la mujer.

El de los feminicidios “es un tema que nos afecta a todas y a todos, es un tema por el que todos deberíamos estar preocupados y no solo nosotros, sino tendríamos que hacer actuar a las autoridades para que lo combatan”, señala el cineasta barcelonés Grau Serra, a cargo de la serie Caníbal: Indignación total.

A través de cinco capítulos, se retoma el caso del multihomicida, quien recientemente fue sentenciado a prisión vitalicia y que durante casi tres décadas asesinó mujeres de manera totalmente impune.

“Estamos hablando de un caso, el de Andrés Filomeno Mendoza Celis, que se descubrió porque el familiar de la última víctima inició, junto con otros familiares, la búsqueda de la persona desaparecida, su esposa Reyna.

“Él solucionó el caso, él descubrió al asesino y, a partir de este descubrimiento, de la magnitud de multihomicidios que cometió, nosotros comenzamos a escarbar e indagar qué había ocurrido”, añade Serra.

De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, hasta el momento se han descubierto 4 mil 300 restos óseos, los cuales podrían pertenecer por lo menos a 19 víctimas, entre ellas la señora Reyna, la última mujer asesinada por Andrés Filomeno.

Caníbal: informar sin revictimizar

Uno de los grandes retos para el equipo de Serra, quien además de Caníbal: Indignación total ha realizado proyectos como Back to Nadia, sobre una mujer que simula ser un hombre para no ser asesinada en Afganistán, o Alma de madera, sobre el trabajo de los lauderos y la única escuela de la especialidad que existe en México, fue abordar el tema de una forma sensible y lejos del sensacionalismo.

“Desde el principio se marcaron líneas rojas que no se podían traspasar, por la naturaleza propia del tema; obviamente tratamos con víctimas indirectas y directas, familiares, y lo que se buscaba era cuidarlos, protegerlos dentro de lo que nosotros pudiéramos, no revictimizarlos, que precisamente la revictimización es algo que ocurre desde las autoridades y es algo que también denunciamos en el proyecto. 

“Por la naturaleza del caso de Andrés, por la extrema violencia de todo este caso, no queríamos hacer apología de la violencia; se ha de hablar, porque existe, pero obviamente eliminando muchos matices para que sí, informemos, lleguemos al público con lo que ocurrió, pero tratando hacerlo con sensibilidad”, explica el cineasta.

Precisamente esa guía, de no exponer nuevamente a las víctimas al dolor de sus propias pérdidas, es una de las razones por las que, a pesar de tener acceso a material que podría ser impactante, se ha optado por dejarlo de lado.

“Tuvimos acceso real a material muy brutal. En este caso, y lo mismo si existe este caso habrá muchos más, lo que no queríamos precisamente era mostrar todo ese material, hemos sido muy cuidadosos en ese aspecto, porque lo que nosotros buscamos realmente es concienciar, hablar de un tema”, resalta Grau Serra.

Para lograrlo, además del equipo de producción, Caníbal contó con el apoyo de periodistas, legisladores y especialistas, los cuales fueron clave en el tratamiento de las historias que se revelan en el documental.

“Desde el principio se creó todo un equipo de mujeres y hombres con distintas labores que hicieron dentro del proyecto. Había desde periodistas de investigación hasta el equipo de rodaje, especializado en documentales de índole social; participaron legisladores, entrevistamos a las víctimas, se entrevistó a todos los que tuvieron implicación dentro de este tema para abordarlo desde muchos ángulos”, añade Serra.

El objetivo final de Caníbal es, de acuerdo con Grau Serra, es despertar la conciencia de que el de Andrés Filomeno Mendoza no es un caso aislado, que existe un problema grave a nivel social con los feminicidios y que, como ciudadanos, debemos comenzar a hacer cambios para exigir también a las autoridades a que cumplan con su parte.

“Creo que el objetivo de un proyecto de este estilo es concienciar, sensibilizar; que la sociedad vea que esto no es un problema ajeno, es un problema que nos afecta a todas y a todos realmente. 

“Son problemas que están en la raíz de una sociedad y que todas y todos hemos de actuar desde denunciar, porque ya no solo es que las autoridades no actúen o conviertan un feminicidio en homicidio, o que simplemente no se investigue, o que las carpetas de la fiscalía no estén generadas correctamente para que se consideren feminicidios, sino que la sociedad, cuando hay presencia de una acción que puede estar vinculada con la violencia hacia la mujer o su desaparición, se denuncie” concluye.

Caníbal: Indignación total se estrena este lunes 27 de junio a las 23:07 horas.

https://www.youtube.com/watch?v=YXrh1zdPow0