Helado: todo lo que querías saber
Conoce algunos impactantes datos sobre el helado. Foto: Pexels / JJ Jordan

La humanidad y los postres tienen una larga historia juntos. Pero cuando se trata del helado, esa vida en común se transforma en una pasión que nos ayuda a que los días calurosos sean más placenteros.

Se sabe que los antepasados de los helados estaban hechos con hielo y frutas. Se sabe que Moctezuma, en Tenochtitlán, Alejandro Magno, en Europa e incluso Nerón, en Roma, se deleitaban con variantes de este postre en la antigüedad.

Sin embargo, fue gracias al explorador y comerciante veneciano Marco Polo que, tras uno de sus viajes a China, llevó a la Serenísima república la idea de realizar los primeros helados con leche. De allí nació el famoso gelato italiano y, siglos después, ese helado cremoso que todos saboreamos alguna vez.

Debido a que en esas épocas no existían aparatos de refrigeración avanzados, la elaboración de helados era muy costosa. Además, para elaborar un litro de helado, se necesitan, en promedio, 3 litros de leche, por lo que era un lujo para unos pocos.

Mientras que se acredita a Cristóbal Colón como el primer europeo que introdujo una receta de helado en América, se dice que el expresidente de Estados Unidos, Thomas Jefferson, fue el primer americano en crear una receta de este postre en territorio continental.

La producción industrial de helado comenzó en 1851 en Boston, Estados Unidos. De acuerdo con diversos estudios, el consumo de esta delicia suele aumentar cuando existen recesiones o peligro de crisis económica, además de haber sido relacionado, en 1940, con la polio… aunque ambas cosas han sido refutadas con el tiempo.

Lo cierto es que el sabor que más se consume en el mundo es vainilla, mientras que el país que compra más helados es Estados Unidos, seguido de Nueva Zelandia… ¡y Noruega! Fue precisamente en la Unión Americana donde se inventó el barquillo, cuando a un vendedor de helados se le acabaron los vasos para servirlos durante la Feria de San Luis en 1904 y un vendedor de waffles tuvo la idea de enrollar uno de sus productos.

Además, es un postre saludable y poco calórico: en una taza de helado de vainilla regular, aproximadamente 250 mililitros, hay solo 273 calorías, que pueden aumentar drásticamente con complementos como el jarabe de chocolate, su acompañamiento más tradicional.

¿Has sufrido de congelamiento cerebral por comer helado muy rápido? Esto se debe a que cuando algo muy frío toca nuestro paladar, los vasos sanguíneos se tensan y atrapan la sangre de las venas. Afortunadamente, combatirlo es muy fácil: todo lo que necesitas es empujar tu lengua en el paladar para que tu cerebro se reinicie y puedas seguir disfrutando.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales