Liberan a la tercera mujer presa en Santa Martha Acatitla
La Defensoría Pública Federal logró la tercera liberación de una mujer presa en Santa Martha Acatitla, acusada de robar un celular.

La tercera mujer recluida en el penal de Santa Martha Acatitla y representada por la Defensoría Pública Federal fue liberada la tarde de este martes como resultado del convenio firmado entre el gobierno de la Ciudad de México y el Poder Judicial de la Federación.

Gladys L. está acusada de robar un celular, por lo que se le impuso una sentencia de cuatro años de prisión, de los cuales cumplió la mitad y con esto, tuvo la oportunidad de acceder a un beneficio de preliberación.

A su salida del penal, Gladys estuvo acompañada por el titular de la Defensoría Pública Federal, Netzaí Sandoval, quien informó que los abogados públicos seguirán representándola para comprobar su inocencia, pues aseguró que el robo no lo cometió ella, sino su entonces pareja.

“En el caso de Gladys se ve la injusticia de un sistema machista porque la persona que estaba involucrada en un forcejeo de un celular ni siquiera era ella, era su entonces pareja, ella no tenía nada que ver, ella simplemente acompañaba a su pareja y, sin embargo, esa persona termina libre y la mujer es la que termina compurgando una pena muy severa”, dijo Netzaí Sandoval.

Mientras Gladys estuvo en prisión, trabajó para enviarle dinero a su padre, quien se hizo cargo de sus dos hijos menores de edad. Ahora, la mujer tendrá que someterse a un programa de reinserción social para cumplir con las medidas que se le impusieron para obtener su liberación de forma anticipada.

“Estoy muy agradecida con todos los licenciados, gracias a ellos me dieron la oportunidad de regresar con mis hijos, de ser el sustento para ellos, pero de verdad no está la gente que debería estar y hay muy injusticia en Santa Martha”, dijo Gladys a su salida de la prisión.

Actualmente, la Defensoría Pública Federal representa a más de 500 mujeres presas que tienen prisión preventiva o sentencia condenatoria en el fuero local de la Ciudad de México. El 8 de junio fue liberada la primera mujer, alna, después de 16 años de prisión.