‘Mi hija no está fuerte anímicamente, pero yo sí’: mamá de la estudiante que denunció violación en CCH Sur
Estudiantes del CCH Sur marchan a Rectoría a unos días de la denuncia de un caso de violación en el plantel. Foto: Alexa Herrera / La-Lista.

Cuando recibió la llamada de su hija para decirle que la habían violado esa tarde en un sanitario del Colegio de Ciencias y Humanidades Sur, la mujer corrió a encontrarse con ella. Cuando la vio estaba sola, esperándola en la puerta del plantel; eran cerca de las 19:00 horas del 17 de octubre.

“No recibió atención inmediata, fue a asuntos estudiantiles a pedir ayuda y ahí le preguntaron si tenía pruebas y si no, pues le dijeron que no era verdad. Nada responsable y nada empática la respuesta, porque debieron hablarle a la directora”, dijo indignada la madre de la joven a La-Lista.

La mamá de la víctima, quien pidió no difundir su nombre, señaló que Lorena Fabiola Bautista Salazar, de la Coordinación de Oficinas Jurídicas del CCH Sur, le pidió a su hija que no dijera nada de lo ocurrido para que las agrupaciones feministas del plantel no se enteraran y afirmó que la directora del CCH Sur, Susana Lira, no se acercó a brindar acompañamiento a su hija, a pesar de encontrarse en la institución educativa.

El mismo lunes, la joven de 18 años de edad, su mamá y Bautista Salazar acudieron a presentar la denuncia ante la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos Sexuales de la alcaldía Álvaro Obregón.

“Fue con nosotras Lorena, quien siempre fue incisiva en no hacer las cosas grandes y que las feministas no se enteraran. La directora llegó (a la Fiscalía) hasta la madrugada”, contó la mamá.

La mujer asistió este lunes a la marcha que se llevó de CCH Sur a la torre de Rectoría, en Ciudad Universitaria. Estuvo acompañada por dos amigas y pidió que la directora se haga responsable de la seguridad de las y los estudiantes que acuden a tomar clases en este plantel, donde según cifras oficiales, la matrícula estudiantil es de cerca de 13 mil personas.

A la movilización asistieron al menos un centenar de alumnas y alumnos, quienes gritaron consignas para exigir un alto a la violencia de género en el plantel.

La alumna de quinto semestre del CCH Sur que denunció haber sido agredida sexualmente estaba en la etapa de exámenes y su madre aún no sabe qué ocurrirá con los estudios de su hija. El calendario escolar marca que las vacaciones administrativas serán a partir del 19 de diciembre. 

“La decisión la tiene que tomar ella, pero por obvias razones, física y emocionalmente, no está preparada. Ha habido dos profesoras que le han hablado porque no se había presentado, sí saben lo que sucedió y la están apoyando en cuestiones académicas pero lo que yo no quiero es que a ella la pasen a un sistema en línea y den carpetazo”, señaló a La-Lista previo al inicio de la marcha.

La carpeta de investigación por el delito de violación fue abierta el mismo 17 de octubre. Sin embargo, la mamá de la estudiante de CCH Sur señaló que el baño del edificio P, donde ocurrieron los hechos, no fue resguardado y además realizaron labores de limpieza, por lo que pudieron haber alterado rastros y borrado evidencias, y tampoco hay cámaras de seguridad en el plantel. 

“Hago responsable a la directora Susana Lira por no haberlos cerrado en el momento a las cinco de la tarde que supieron de esto, el día lunes 17”, indicó la mamá. “Me siento triste y decepcionada porque la respuesta textual de la directora fue: ‘Si yo no puedo asegurar mi seguridad, mucho menos la de su hija y la de los demás alumnos’”, expresó la madre de la alumna. 

Este lunes 24 de octubre, a una semana de que su hija presentó la denuncia, la Dirección del CCH Sur emitió un nuevo comunicado en el que informó que habría suspensión de clases para atender a los peritos que acudirían al plantel para continuar con la investigación. 

La señora señaló que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México no le ha llamado para acompañar los peritajes y tiene conocimiento de que el viernes se llevó a cabo una diligencia y este lunes se haría otra, pero tampoco le informaron.

“Es importante que yo sí esté presente en estas diligencias porque ahí voy a ver realmente si están haciendo su trabajo”, reclamó.

También llamó a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México a que la haga partícipe de la investigación, y a la directora del CCH Sur, a que rinda cuentas.

“Que me avisen, que me hagan partícipe de todas las diligencias que se tienen que hacer, que a lo mejor mi hija no está fuerte anímicamente, pero yo sí y no estoy sola, tengo amigas que me acompañan porque no es fácil”, exigió.

'Mi hija no está fuerte anímicamente, pero yo sí': mamá de la estudiante que denunció violación en CCH Sur - marcha-cch-sur-7
Alrededor de 100 jóvenes marcharon este lunes desde el CCH Sur hacia Rectoría. Foto: Alexa Herrera / La-Lista.

Apenas el 30 de agosto hubo otra denuncia de un intento de violación en contra de otra alumna en CCH Sur. La dirección del plantel informó que ese día alrededor de las 19:30 horas, estudiantes reportaron que la integridad de una compañera se vio afectada por un hombre. 

En un comunicado con fecha del 30 de agosto, la agrupación Feministas Organizadas Independientes de CCH Sur también refirió que en el plantel ya se había registrado una violación en el mes de abril, pero en redes sociodigitales no hay ningún posicionamiento de la institución educativa con respecto a ese caso.

Una marcha en solidaridad por los casos de violencia 

La madre de la alumna que denunció que fue violada en un baño de CCH Sur menciona que se acercó a la agrupación Feministas Organizadas Independientes porque la conforman víctimas que han sido ignoradas por las autoridades. En entrevista con La-Lista, una de sus integrantes confirmó que por eso tomaron un cubículo del edificio O y formaron parte de la protesta de este lunes.

“La cubícula separatista se creó a partir de 2019, por la pandemia nos volvemos un colectivo donde muchas de las morras que están, han sido agredidas de muchas formas: han sido acosadas, han sido perseguidas políticamente”, declaró.

Feministas Organizadas Independientes participó el jueves 20 de octubre en la protesta a las 13:00 horas al interior de CCH Sur y formó parte de la movilización convocada este lunes hacia Rectoría.

“Estamos haciendo una marcha en solidaridad por todos los casos de violencia, tanto psicológica, física o sexual que ha habido en CCH Sur. Estamos en alerta por el último caso que se dio, por parte de la Dirección hubo mucha negligencia para poder darle una cara a este agresor, los baños nunca fueron acordonados”, coincidió la estudiante con la versión de la madre de familia. 

Una manifestante explicó que la llamada Cubícula del O,  a donde acudió la madre de la estudiante que denunció violación, fue tomada por y para las mujeres. Otra integrante de Feministas Organizadas Independientes dijo que se trata de un espacio libre y seguro para las alumnas, para quienes siempre tienen abiertas las puertas.

Con Feministas Organizadas Independientes también colaboran agrupaciones de las escuelas preparatorias 5 y 6, de CCH Vallejo y Azcapotzalco y de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, así como estudiantes del bloque blanco. 

“Es importante manifestarnos porque muchas veces no se hace nada. Nosotras como estudiantes salimos y entonces las próximas generaciones siguen teniendo estos problemas de violencia”, mencionó una integrante de la colectiva.

Entre consignas que destacan que son estudiantes conscientes de las problemáticas de género, las y los estudiantes avanzaron del CCH Sur por la Avenida Insurgentes para llegar a Rectoría y la Dirección General de CCH. 

“Para mí es importante protestar porque hay que darle visibilidad a lo que sucedió. Todo mundo cree que la UNAM es increíble pero necesitamos mucha más seguridad, no es posible que ni siquiera podamos ir al baño”, lamentó una alumna que dijo no formar parte de ningún colectivo pero que acudió a la movilización. 

Frente al mural de David Alfaro Siqueiros, donde unas manifestantes realizaron acción directa, otra estudiante reconoció que hay unión de las estudiantes a pesar de no formar parte de ninguna agrupación.

“Cualquiera de nosotras podemos ser violada. El mensaje es que no estamos solas, esto se va a caer porque lo vamos a tirar. Síganos teniendo miedo, la resistencia entre morras es amor”, sentenció.