El paro estudiantil de la UAM que se expandió por solidaridad
Las universitarias de la UAM Cuajimalpa iniciaron un paro el 9 de marzo después de las acciones y el desdén de las autoridades.

Desde el pasado 9 de marzo, la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) unidad Cuajimalpa se declaró en paro.

Marzo es un territorio para que las mujeres salgan del silencio y denuncien. Una semana antes de la marcha del 8M, por el Día Internacional de la Mujer, el ambiente se puso tenso en las instalaciones de la UAM Cuajimalpa, cuando las letras monumentales que identifican la universidad se llenaron de papeles con nombres de administrativos y alumnos a los que se les acusaba de acosadores y abusadores.

El paro estudiantil de la UAM que se expandió por solidaridad - IMG_5452-1280x960
Entrada de la UAM Cuajimalpa, que desde el 9 de marzo se encuentra en paro. Foto: Alejandra del Castillo / La-Lista

Dos días después, la protesta se trasladó a un tendedero en la puerta de la universidad, la denuncia que antes sólo nombraba a los agresores se convirtió en testimonios que daban cuenta de las historias de violencia que sucedían contra las mujeres en la unidad Cuajimalpa.

El paro estudiantil de la UAM que se expandió por solidaridad - IMG_5447-960x1280
Cuando el silencio se acaba, las voces de las mujeres se comienzan a levantar. Foto: Alejandra del Castillo / La-Lista.

A esa tensión se sumó otra situación. Karen ‘N’, una alumna de la licenciatura de Derecho había interpuesto una denuncia por violación que ocurrió en diciembre de 2022. Lo que ella solicitaba era la no convivencia con quien señalaba como su agresor, quien estudia en el mismo programa. Pero eso no le fue concedido, las autoridades le indicaron que “no podían negarle el derecho a estudiar” al alumno.

Karen comenzó a organizarse con integrantes de la comunidad estudiantil de Derecho y luego se sumaron más del área de Humanidades.

Fue justamente el 8 de marzo cuando Karen ‘N’ recibió el dictamen de la Comisión de Faltas de la universidad, el área responsable de atender denuncias como la que hizo la estudiante, y ella decidió manifestarse en el piso 8 donde se encuentra ubicada la Rectoría y leyó el documento.

“…La comisión entrevistó a la persona de apoyo para esta función y esta no detectó que la alumna corra ningún riesgo inminente en relación con la conducta del alumno, no obstante consideramos que es necesario proseguir con las medidas en aras de contribuir al sentimiento de seguridad“, leyó Karen en voz alta y enseguida reclamó: “¡O sea, que ese güey puede seguir en mi salón!”

Las autoridades responsables le dijeron a Karen ‘N’ “que no podían cortarle las alas a él” y le informaron “que no tenía la facultad mental”, comentó una estudiante de la UAM Cuajimalpa que habló con La-Lista y cuestionó molesta: “¿Cómo no va a tener la facultad para decir que fue violentada?”

El paro estudiantil de la UAM que se expandió por solidaridad - IMG_5444-1280x960
La revictimización aparece con cada denuncia. Foto: Alejandra del Castillo / La-Lista.

Las acciones de las estudiantes de la UAM Cuajimalpa recibían un revés justo el 8 de marzo, cuando un dictamen que parecía sólo para Karen ‘N’ impactó a todo el estudiantado que escuchó su reclamo. Por palabras de una de sus estudiantes, se decía que la unidad Cuajimalpa “era de tibios”, de ellos no se esperaba una manifestación, se pensaba que no tenían la fuerza para organizarse y lograr algo. Pero eso cambiaría en unas horas.

En continuidad a lo que sucedía el 8 de marzo en la UAM Cuajimalpa, las estudiantes salieron a la marcha de la CDMX. Para cuando volvieron a las instalaciones de la universidad pasaban de las 10 de la noche. Los chats de la universidad estaban repletos de mensajes, las palabras se configuraban para los siguientes movimientos. Para ellos el tiempo no pasaba, se organizaba.

El paro estudiantil de la UAM que se expandió por solidaridad - IMG_5445-1280x960
Las acciones hacia el paro se dieron en respuesta a la actuación de las autoridades. Foto: Alejandra del Castillo / La-Lista

Para las 5 de la mañana del día 9 de marzo, integrantes de la comunidad estudiantil, principalmente alumnas, se presentaron en las instalaciones de la universidad para no permitir el ingreso de administrativos y académicos.

Al mediodía, las instalaciones de la UAM Cuajimalpa estaban tomadas.

En esas horas, representantes de la comunidad tuvieron un encuentro con el rector de la unidad, Octavio Mercado González, a quien le leyeron un pliego petitorio.

En ocho puntos, exige la reconsideración del dictamen entregado a la estudiante que denunció una violación; sanciones y medidas precautorias en caso de acoso sexual y violación; revisión de los casos de denuncia de violencia sexual anteriores; revisión de la gestión de la Unidad de Género, de los integrantes del Consejo Divisional y de la Comisión de Faltas; capacitación en perspectiva de género para quienes realizan las resoluciones de los casos; además de la creación de un documento que regule los procesos y procedimientos de la Comisión de Faltas.

Cuando el rector tomó la palabra admitió “que desde 2018 sabía de estos casos, pero que no estaba en su labor poder hacer algo. Todos los que estaban presentes se molestaron y le gritaron: ‘¿cómo es posible que tú, siendo el rector, digas que no tienes la facultad para tratar este tipo de casos?”, cuenta una estudiante de la UAM Cuajimalpa que estuvo presente. La tensión aumentó.

El paro estudiantil de la UAM que se expandió por solidaridad - IMG_5451-1280x960
Foto: Alejandra del Castillo / La-Lista.

La noche llegó y, con ella, los primeros mensajes por internet de estudiantes de las otras unidades de la UAM. El primer mensaje que llegó fue de Azcapotzalco: “Aquí están pasando cosas súper gruesas. Esta unidad es muy grande y nadie escucha”. En ese momento declararon el paro “por solidarización [sic]”.

Las noticias corrieron y así se enteraron de que el paro se extendía a las unidades Iztapalapa, Xochimilco y Lerma, todas en solidaridad con la unidad Cuajimalpa.

“Es una batalla colectiva”, pero cada una de las unidades está peleando sus batallas internas también.

El paro estudiantil de la UAM que se expandió por solidaridad - IMG_5446-960x1280
El paro compartido por todas las unidades de la UAM es un acción de solidaridad. Foto: Alejandra del Castillo
La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales