La-Lista de los nuevos sitios reconocidos como Patrimonio Mundial
Fotos: Unesco

Siete nuevos sitios -cuatro naturales y tres culturales- fueron integrados en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. Te presentamos La-Lista de estos lugares.

7. Japón: Isla de Amami-Oshima, isla de Tokunoshima, parte norte de la isla de Okinawa e Isla de Iriomote

Este sitio abarca 42,698 hectáreas de bosques pluviales subtropicales que cubren la superficie de una cadena arqueada de cuatro islas que delimitan las aguas del Mar de China Oriental y las del Mar de Filipinas.

Lee también: Unesco y Unicef advierten: impacto en la educación por pandemia puede que nunca se recupere

El territorio, totalmente despoblado, tiene un gran valor para la diversidad biológica porque cuenta con un elevado porcentaje de especies vivas endémicas, muchas de las cuales están en peligro de extinción en el mundo. Entre ellas, se enlistan plantas, mamíferos, aves, reptiles, anfibios, peces de agua dulce y crustáceos decápodos.

6. República de Corea – “Getbol”

Este sitio consta de cuatro componentes: la planicie intermareal (“getbol”) de Seocheon, la de Gochang, la de Shinan y la de Boseong-Suncheon. El territorio es conocido por la creación de diversas formaciones costeras sedimentarias.

Cada uno de sus cuatro componentes es representativo de un tipo diferente de planicie intermareal: de estuario, de bahía, de archipiélago y de mar semicerrado, mientras que el grado de diversidad biológica de estas planicies es muy elevado, ya que cuentan con 2 mil 150 especies botánicas y zoológicas entre las que figuran 22 que en peligro de amenaza o que ya se hallan al borde la extinción. 

Además, el sitio alberga 47 especies endémicas de invertebrados marinos –de los cuales cinco corren peligro de desaparecer– y un total de 118 clases de aves migratorias a las que proporcionan hábitats esenciales. 

YouTube video

5. Tailandia – Complejo de los bosques de Kaeng Krachan

La zona está situada a lo largo de la vertiente tailandesa de la cordillera de Tenasserim que forma parte de una cresta montañosa de granito y piedra caliza que va del norte al sur de la península de Malaca, por lo que alberga una rica biodiversidad.

En la zona se han registrado varias especies de plantas endémicas y en peligro de extinción.

El sitio alberga, además,  al cocodrilo siamés (Crocodylus siamensis), en peligro crítico, al perro salvaje asiático (Cuon alpinus), al banteng (Bos javanicus), al elefante asiático (Elephas maximus), a la tortuga amarilla/alargada (Indotestudo elongata) y a la tortuga gigante asiática (Manouria emys),en peligro, entre otros animales.

Te recomendamos: La Unesco reconoce a la comida callejera de Singapur como patrimonio de la humanidad

4. Georgia – Bosques pluviales y zonas húmedas de la Cólquida

Esta zona consta de siete componentes situados en un amplio corredor de 80 kilómetros de longitud extendido a lo largo de la costa oriental del Mar Negro, cuyo clima es cálido templado y muy húmedo. 

Dichos componentes albergan un conjunto de los ecosistemas más característicos de la región de la Cólquida, entre los que destacan antiguos bosques pluviales caducifolios, humedales, turberas y otros tipos de zonas pantanosas específicas de la región.

También es característico por las 1 mil 100 especies de plantas de todas clases, entre las que figuran 44 plantas vasculares en peligro de extinción, y además es el hábitat de casi 500 especies de animales vertebrados y de poblaciones muy numerosas de invertebrados. 

3. Turquía – Tell de Arslantepe

Es un sitio arqueológico de 30 metros de altura situado en la llanura de Malatya, a 12 km al sudoeste del río Éufrates. Los vestigios arqueológicos del yacimiento atestiguan su ocupación desde al menos el sexto milenio a.C hasta el periodo romano tardío.

En el sitio se han hallado objetos metálicos y armas, entre ellos las primeras espadas conocidas hasta ahora en el mundo, lo que sugiere el inicio de formas de combate organizado como prerrogativa de una élite que las exhibía como instrumentos de su nuevo poder político, destacó la Unesco. 

Te recomendamos: “No somos animales”: el drama de la venta de niñas en Guerrero

2. Países Bajos – Líneas de agua de defensa holandesas

Se trata de una modificación de los límites del sitio inscrito por primera vez en 1996 que se extiende desde el IJsselmeer (anteriormente conocido como Zuiderzee), en Muiden, hasta el estuario de Biesbosch, en Werkendam.

La ampliación ilustra un sistema de defensa militar único, que se basaba en terrenos de inundación, instalaciones hidráulicas y una serie de fortificaciones y puestos militares que se extendían por una superficie de 85 km. También incluye tres componentes más pequeños: Fort Werk IV, el Canal de inundación de Tiel y Fort Pannerden, cerca de la frontera alemana. 

1. Bélgica / Países Bajos – Colonias de Beneficencia

Este sitio es compuesto por cuatro paisajes culturales correspondientes a otras tantas colonias de beneficencia: tres situadas en los Países Bajos y una en Bélgica, que constituyen el testimonio de un experimento de reforma social llevado a cabo en el siglo XIX para mitigar la pobreza de las poblaciones urbanas, estableciendo asentamientos agrarios en lugares apartados.

No te pierdas: Los pandas gigantes ya no están en peligro de extinción, anuncia China

El sitio comprende además de los edificios de albergue para los colonos, granjas, iglesias e instalaciones colectivas de diverso tipo. A mediados del siglo XIX, cuando las colonias de los Países Bajos llegaron a su apogeo, vivían en ellas más de 11 mil personas. En Bélgica, llegaron a ser unas 6 mil en 1910.

Con información de AFP.