Pandemia y confinamiento detonan las cirugías plásticas en México
Foto: Look Studio / Freepik.

El confinamiento, una mayor liquidez en determinados segmentos, y la posibilidad de tener una recuperación en casa, son los principales factores que han incrementado la demanda de cirugías plásticas en el país, señala Rigoberto Arámburo García, cirujano plástico y reconstructivo.

“Al estar en casa, producto de las medidas para combatir la pandemia, las personas que ya tenían contemplada alguna cirugía estética se animan a realizarla, porque tienen más dinero al ahorrarse algunos gastos por el home office y porque pueden someterse al procedimiento y al día siguiente seguir con sus labores desde su hogar”, señala el especialista y miembro de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva (AMCPER).

De acuerdo con datos de la Sociedad Internacional de Cirujanos Plásticos (ISAPS), en 2018 se realizaron 23 millones de cirugías estéticas; de las cuales un millón 43,247 se realizaron en México, siendo la mitad tratamientos no quirúrgicos; y colocando al país en el tercer puesto de los lugares donde más se realizan estos procedimientos, sólo por debajo de Estados Unidos y Brasil.

Un detalle a observar es que no en todo el país el comportamiento de quienes buscan una cirugía plástica fue similar. En ello tuvo que ver la manera en que se han determinado las jornadas de sana distancia o semáforos rojos en las entidades del país.

También lee: Rellenar aceitunas y piano en el quirófano: el cirujano que explora nuevas rutas

Así, el especialista de la asociación de cirugía plástica refiere que hay puntos al interior de la república en donde la demanda en este tipo de procedimientos ha crecido hasta en 200%, como ha sucedido en el destino turístico de Mazatlán, Sinaloa.

Mientras, tanto, en Ciudad de México las cirugías plásticas han retrocedido en volumen por la situación del semáforo epidemiológico en color rojo, dice Arámburo.

Los cambios más solicitados son la lipoescultura, la abdominoplastia, el aumento de busto y el face sculpting. Este procedimiento consiste en una técnica para armonizar el rostro con diferentes técnicas en conjunto como la rinoplastia, rellenos con ácido hialurónico, bichectomía (remoción de cúmulos de grasa de las mejillas), meloplastia y lipo de papada.

La-Lista de cirugías estéticas que más se realizan en México

  1. Liposucción

    Procedimiento quirúrgico mediante el cual se extrae el exceso de grasa corporal. Las zonas más intervenidas son: abdomen, glúteos, caderas, mentón, cuello y mejillas.

  2. Abdominoplastia

    Se realiza una reconstrucción en la parte abdominal del paciente, eliminando tanto el exceso de grasa como de piel y se corrigen defectos en la musculatura para darle un aspecto más estético a la zona abdominal.

  3. Aumento de busto

    Se utilizan implantes de mama como injertos de grasa con el fin de aumentar el tamaño de los pechos, alterar su textura y/o cambiar su forma.

  4. Rinoplastia

    Intervención utilizada comúnmente para realizar cambios estéticos en la nariz, solucionando problemas como desviaciones en el tabique, hueso sobresaliente y malformaciones.

  5. Cirugía de párpado

    Con esta técnica quirúrgica se busca corregir la apariencia de envejecimiento por el exceso de piel, grasa y músculos presentados en los párpados superior e inferior.

Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS, por sus siglas en inglés)

Arámburo García destaca que esto no cambió con la pandemia, ya que esos eran los procedimientos que más se solicitaban en el país antes de que apareciera el coronavirus. Menciona que a pesar de la situación sanitaria global hay un incremento considerable de cirugías estéticas principalmente en mujeres; aunque los hombres también hacen uso de estas.

También lee: Rinoplastia al gusto: cómo la pandemia llevó a un aumento de cirugías plásticas

Agrega que el costo de estas cirugías puede ir desde los 80,000 hasta los 200,000 pesos, aunque depende de varios factores a considerar como la zona que será intervenida; Además de que las personas que requieren este servicio suelen pagar por un proceso combinado, por ejemplo, las mujeres se realizan el aumento de busto y la rinoplastia; lo que reduce los costos al no tener que volver a pagar gastos de hospitalización y honorarios, entre otros.

El experto señala que para prevenir los contagios entre los pacientes y el personal médico que labora en estas cirugías, se les solicita permanecer en aislamiento dos semanas antes del procedimiento y dos días antes se les hace una prueba PCR.

“Solo si cumplen estos requisitos y no están contagiados pasarán a quirófano. Esto para cuidar la salud de todos”, asegura.

Asimismo, destaca que todo procedimiento conlleva un riesgo, por lo que es recomendable realizar estos con especialistas y en instituciones sanitarias bien establecidas, de preferencia un hospital.

En caso de personas con Covid-19, descarta que sea posible o una buena decisión realizar estos procedimientos, ya que la cirugía plástica conlleva una fuerte inflamación de la zona trabajada, lo que podría perjudicar la situación de alguien contagiado por los propios síntomas y complicaciones que representa esta enfermedad.

Así que de manera preventiva, recomienda a quienes se hayan realizado alguna cirugía plástica mantener un aislamiento de al menos dos semanas.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales