Secuestran a dos defensores de derechos humanos en Chiapas
Foto: EFE/Juan Manuel Blanco

EFE.- Dos activistas de los derechos humanos fueron secuestrados en Chiapas, según denunció este martes el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba).

El Frayba “tiene información de que dos de sus integrantes fueron secuestrados mientras se trasladaban rumbo a la ciudad de Palenque, Chiapas, y hasta esta hora su paradero es impreciso”, alertó el organismo en un boletín.

El 12 de abril de 2021, aproximadamente a las 07:00 horas los defensores de derechos humanos Lázaro Sánchez Gutiérrez y Victórico Gálvez Pérez salieron de las oficinas del la institución en un camioneta con destino al municipio de Palenque.

También lee: Artículo 19 responde a AMLO: ‘calificativos son simplistas y reflejan intolerancia’

“Esto con el objetivo de llevar a cabo una reunión de trabajo con integrantes de la organización Pueblos Autónomos por la Defensa de los Usos y Costumbres (PADUC) y familiares de presos”, detalló el comunicado.

Hacia las 21:00 horas del lunes, el Frayba recibió información de que Sánchez Gutiérrez había efectuado una llamada a sus familiares desde un número desconocido indicando que junto con su compañero Victórico Gálvez estaban bien y se encontraban en la localidad San Felipe, municipio de Ocosingo.

No obstante, en la misma llamada pidió que “algunos de sus familiares llevara una cierta cantidad de dinero en un vehículo particular este 13 de abril”.

“Es importante resaltar que desde el primer momento las autoridades estatales y federales tienen conocimiento de los hechos, quienes hasta el momento no han dado una información clara sobre la situación”, lamentó la ONG.

El Frayba manifiestó “su preocupación y condena de manera enérgica estos actos de intimidación, agresión y secuestro” a sus dos integrantes.

“No omitimos mencionar que estos actos ocurren en un ambiente de criminalización a defensores de derechos humanos en México y señalamientos hacia el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas” agregó, y pidió al Estado mexicano una investigación “exhaustiva e imparcial” para garantizar la vida, libertad, seguridad e integridad de los dos miembros.

México es uno de los países más peligrosos para el ejercicio del periodismo y para la defensa de los derechos humanos.

Según el reciente informe, elaborado por varias ONG, “Situación de la defensa de derechos humanos y la libre expresión en México a partir de la pandemia por covid-19”, actualizado hasta octubre de 2020, al menos 24 personas defensoras de derechos humanos fueron asesinadas en el país durante el año.

De acuerdo con Artículo 19, en 2020 mataron por su labor periodística a seis comunicadores.