Síguenos

 

México

Las policías estatales se debilitaron en más de la mitad del país

Las malas condiciones laborales y el combate al crimen organizado pueden ser causa del debilitamiento de las corporaciones, según especialistas.

Policía estatal
La Policía Estatal de Zacatecas fue una de las que disminuyó el número de efectivos. Foto: Facebook/SSP.Zac

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

El 18 de diciembre del 2019, en una reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó un decálogo de las acciones que se debían tomar para frenar la violencia en el país, incluido el fortalecimiento de las policías estatales.

“Mejorar el desempeño de las policías estatales, municipales, tener más policías, porque hay un déficit de policías en general”, consideró necesario el Ejecutivo federal en el encuentro al que asistieron gobernadores. “Invertir en tener policías no es un gasto, es una inversión y al mismo tiempo formarlos, capacitarlos, que estén al servicio de la sociedad”.

Sin embargo, lejos de que esto se haya cumplido, cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) muestran que en los últimos tres años las policías estatales preventivas de 19 estados han tenido una disminución de personal y de cobertura para proteger a la ciudadanía.

Según un informe del gobierno federal, idealmente el país y cada entidad debería tener por lo menos 1.8 policías estatales preventivos por cada 1,000 habitantes para proteger a la población, pero hay fuerzas de seguridad estatales que no alcanzan esa proporción e incluso han perdido activos desde el 2017 y ahora tienen una cifra aún menor, entre 0.1 y 1.4 agentes por cada 1,000 personas.

Te podría interesar: La Guardia Nacional supera al Ejército en quejas por violaciones a derechos humanos

Baja California, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Estado de México, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Veracruz y Zacatecas son los estados donde las policías estatales han sufrido una disminución de su personal en comparación con 2017.

“El estado de fuerza real operativo (a nivel nacional) es de 123,070 elementos o 0.96 policías por cada 1,000 habitantes, por lo que las entidades requieren formar 101,458 nuevos elementos para alcanzar el estándar mínimo de 1.8 policías por cada mil habitantes (224,528 elementos”, dice el informe del SESNSP con corte a diciembre del año pasado.

No te pierdas: ‘Ya no serán 43, ahora van a tener que buscar a 95’: la amenaza de policías a los normalistas de Chiapas

El debilitamiento de las policías estatales se ha dado en paralelo al aumento en la violencia en algunas entidades federativas como Jalisco, que ha liderado en casos de desaparición de personas desde el 2013, y Zacatecas que este año ha tenido un incremento del 75% en los homicidios dolosos.

En una situación parecida se encuentra Baja California, estado que tiene apenas 0.1 agentes por cada 1,000 habitantes, y actualmente es la segunda entidad con más homicidios dolosos al haber registrado 1,341 casos entre enero y mayo de este año. Por delante solamente se ubica Guanajuato, con 1,545 asesinatos.

Malas condiciones laborales y combate a la delincuencia

Especialistas en temas de seguridad consultados por La-Lista consideran que la disminución del personal en las policías estatales puede deberse a dos factores: sus condiciones laborales y económicas, así como la estrategia de combate al crimen organizado.

Angélica Canjura, investigadora de Causa en Común, organización especializada en temas policiales, señala que la disminución de la fuerza policiaca estatal se puede deber a que los agentes no tienen salarios y prestaciones dignas, tampoco jornadas laborales justas, no cuentan con equipo para realizar su trabajo y en algunas ocasiones deben costear hasta la gasolina de sus patrullas.

“Todos estos elementos sumados dan cuenta de esta situación de crisis, de abandono, de falta de compromiso por fortalecer institucionalmente a las policías”, señala Canjura. “No existe una real voluntad tanto política como institucional por fortalecer a las policías”.

También lee: Autoridades no atienden 83% de las recomendaciones de la CNDH por violaciones a derechos humanos

Para la experta, es necesario que los gobiernos estatales y el federal tengan una estrategia para fortalecer a las policías y que estas lleven la batuta en el combate al crimen organizado, una tarea que actualmente encabeza la Guardia Nacional que hace dos días, 30 de junio, cumplió dos años de haber sido desplegada.

A diferencia de las policías estatales, la Guardia Nacional —que está conformada por militares, marinos y expolicías federales— ha tenido un incremento de personal. A mediados de agosto de 2019 esta corporación contaba con más de 58,000 elementos, según el primer informe de gobierno del presidente López Obrador, y actualmente ya tiene casi 100,000 activos.

David Saucedo, analista de seguridad y experto en delincuencia organizada, coincidió en que la estrategia de seguridad pública debe ser encabezada por policías civiles y no por las Fuerzas Armadas, pero para lograr esto el gobierno federal debe invertir más recursos en la contratación y capacitación de los agentes de seguridad.

“Ha habido un esfuerzo diferenciado en distintos estados del país para fortalecer las capacidades de las policías estatales en salario, equipamiento, prestaciones y capacitación; sin embargo, todavía los presupuestos estatales que se dedican al mejoramiento de las capacidades laborales y salariales de las policías están muy por debajo de lo que se requiere”, señala.

Te sugerimos: La Segob declara Alerta de Violencia de Género en Baja California

El experto, quien ha estudiado particularmente el conflicto entre cárteles en Jalisco y Guanajuato, añade que las policías estatales tampoco cuentan con el equipo necesario para hacer frente al crimen organizado, por lo cual, ante el riesgo que esto implica, las personas prefieren no incorporarse a estas instituciones o se dan de baja.

“Estamos viviendo una guerra entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa, esto implica que los policías ya deberían contar con vehículos blindados para enfrentar a estos grupos y no los tienen”, lamenta Saucedo.

Las policías “carecen de tecnologías como drones, no tienen chalecos y cascos balísticos adecuados. Lo que tenemos en global son policías muy débiles, algunas penetradas por el crimen organizado”.

El 3 de septiembre del 2019, el presidente López Obrador hizo referencia al estatus de las policías estatales. En su conferencia matutina, destacó la importancia de fortalecer a estas instituciones, aunque dejó ese encargo a los gobernadores.

“Sí hace falta fortalecer, mejorar, profesionalizar las policías estatales, las policías municipales, depurarlas, limpiarlas, pero eso corresponde a autoridades locales”, dijo seguido de que su prioridad sería el despliegue de la Guardia Nacional.

También te puede interesar

México

Los manifestantes exigieron que se investigue al comisario de Seguridad Pública de Guaymas, a quien el periodista Ricardo López responsabilizó de su seguridad.

México

“Todos somos Valeria y Emmanuel”, gritaron en la marcha realizada en Tixtla, donde fueron hallados los cuerpos de ambos.

México

Los colectivos "Hasta encontrarte" y "Una luz en mi camino" reportaron que sus integrantes fueron perseguidos por hombres armados tras hallar un cuerpo en...

Actualidad

Desde el asesinato del fotoperiodista de Reuters Danish Siddiqui hasta la Inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Eso y más en las...

Publicidad