Denuncian coerción para legitimar contrato colectivo de trabajo de General Motors
Foto: @generalmotorsmx

La Federación de Sindicatos Independientes de las Industrias Automotriz, Autopartes, Aeroespacial y del Neumático (FESIIAAAN), conformada por 7 sindicatos, denunció coerción hacia trabajadores de la planta de General Motors en Silao, Guanajuato, referente al proceso para la legitimación del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) llevado a cabo a través de votación.

Pese a que este 17 y 18 de agosto integrantes del Instituto Nacional Electoral (INE) participan como observadores, representantes de la FESIIAAAN y extrabajadores de GM denunciaron acciones por parte de la empresa y el sindicato de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), encaminadas a incidir en la votación.

Héctor de la Cueva, coordinador de investigación del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (CILAS), dijo que hay personas que están asustando a trabajadores y presionándolos para orientar su voto.

Además, señaló que miembros del sindicato Miguel Trujillo de la CTM han dicho a los empleados que si votan por el “No” al CCT, la automotriz se llevará su planta, y que incluso han ofrecido dinero para comprar el voto por el “Sí”.

La FESIIAAAN, que agrupa a 17 mil trabajadores de distintos sindicatos, aseguró que además se han emitido mensajes engañosos relacionados a la pérdida de derechos contenidos en el actual contrato colectivo.

“Ha habido reuniones para reiterar supuestas afectaciones en caso de ganar el ‘No’, como castigos, cambios de área de producción. Se acelera la producción para evitar que se comuniquen trabajadores, además de difundir mensajes falsos en Facebook y redes sociales de la CTM”, dijo José Alberto Espinosa, secretario de Medición del Trabajo de la federación.

Asimismo, los sindicatos expusieron que el paro técnico que se llevó a cabo la semana pasada en la planta impidió publicidad de la convocatoria.

El desarrollo de la jornada de votación es supervisada por más de 40 personas de diversas áreas de la STPS, además de la presencia de trabajadores INE y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).