El huracán ‘Grace’ sube a categoría 2 antes de tocar tierra de nuevo
Grace tocó tierra el 19 de agosto en Tulum, Quintana Roo. Foto: Alonso Cupul/EFE.


EFE.- El huracán Grace, que tocará tierra esta noche en territorio mexicano, se fortaleció en su avance por el Golfo de México y ya es categoría 2, mientras la tormenta tropical “Henri” está a punto de convertirse en huracán rumbo a la costa de Nueva Inglaterra o Long Island, en Estados Unidos. Tanto en México como en Estados Unidos están bajo aviso de huracán amplias zonas costeras.

En el caso de “Grace”, el aviso de huracán (paso entre 12 y 24 horas) va desde el Puerto de Veracruz hasta Cabo Rojo, en territorio continental, y hay otro aviso de tormenta tropical desde el norte de Cabo Rojo hasta Barra del Tordo, en Tamaulipas.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EU indicó en su boletín de la 19:00 horas, tiempo del centro de México, que “Grace” estaba situado 170 kilómetros al este de Tuxpan, y también a 170 km al nornoreste de Veracruz.

“Grace” tocó tierra en la Península de Yucatán el jueves, se debilitó y luego recuperó su fuerza con el paso sobre las cálidas aguas del Golfo de México en su camino de vuelta a territorio continental.

“Grace”, primer huracán categoría 2 en el Atlántico

El huracán de categoría 2 “Grace” presentaba a esa hora vientos máximos sostenidos de 150 km/h y se desplazaba hacia el oeste con una velocidad de traslación de 17 km/h.

Se espera que el sistema mantenga este movimiento general hacia el oeste hasta que toque tierra.

Según la trayectoria pronosticada, el centro de Grace se moverá esta tarde y noche por el suroeste del Golfo de México y “tocará tierra a lo largo de la costa del territorio continental de México”, precisaron los meteorólogos.

Se prevé todavía un “fortalecimiento adicional” de Grace hasta que toque tierra seguido de un “debilitamiento rápido” a medida que se mueva hacia las montañas del centro de México.

Se esperan intensas lluvias en Veracruz, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, el norte de Querétaro y el este de San Luis de Potosí con totales aislados de hasta 18 pulgadas (45 centímetros) en algunas zonas hasta el domingo.

Las “fuertes lluvias” ocasionadas por Grace, el segundo huracán de la temporada ciclónica en el Atlántico y el primero en subir a categoría 2, causarán probablemente inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra peligrosos.

También se espera un fuerte oleaje y marejadas que afectarán a la costa sur del Golfo de México durante el fin de semana.

La “peligrosa” marejada ciclónica aumentará los niveles del mar hasta 4 y 6 pies (1,20-1,80 metros) por encima de los niveles normales en la zona bajo aviso de huracán.

Henri, a punto de ser huracán

En tanto, Estados Unidos emitió este viernes una alerta de huracán y de marejada ciclónica para Nueva York y la costa de Nueva Inglaterra ante el avance de la tormenta tropical Henri, que se ha fortalecido en el Atlántico y está apunto de convertirse en ciclón rumbo al sur de Nueva Inglaterra.

“Henri” presentaba vientos máximos sostenidos de 110 km/h y se hallaba a unos 435 km al sur-sureste de Cabo Hatteras, en Carolina del Norte, y a 1,160 km al sur de Montauk Point, en Nueva York.

Se desplaza hacia el nornoroeste con una velocidad de traslación de 10 km/h y, según el pronóstico más reciente del NHC, se espera que “toque tierra en Long Island o el sur de Nueva Inglaterra el domingo“.

Los meteorólogos prevén que “Henri” se fortalezca en las próximas 24 horas y se convierta en huracán esta noche o el sábado, y esté cerca de ser un huracán cuando vaya a golpear en Long Island (sureste del estado de Nueva York) o el sur de Nueva Inglaterra.

Los meteorólogos del NHC detallaron que hay una advertencia de huracán para la costa sur de Long Island (Nueva York), desde Fire Island Inlet hasta Montauk Point, como también para la costa norte, desde Port Jefferson Harbor hasta Montauk Point.

También desde New Haven (Connecticut) hasta el oeste de Watch Hill (Rhode Island), según detalló el más reciente boletín del NHC.

Igualmente hay una advertencia de marejada ciclónica en la costa sur de Long Island, desde Mastic Beach hasta Montauk Point, y en la costa norte, desde Oyster Bay hasta Montauk Point, y desde Greenwich (Connecticut) a Chatham (Massachusetts), incluido Nantucket, Martha’s Vineyard y Block Island.

Las áreas bajo aviso por “Henri” pueden sufrir una marejada ciclónica, con hasta 1.50 metros de subida del nivel del mar en algunos puntos de la costa.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EU (NOAA) pronostica que la actual temporada ciclónica en el Atlántico va a tener una actividad por encima del promedio.

En lo que va del año se han formado dos huracanes en la cuenca atlántica, “Grace” y “Elsa”, este segundo a comienzos de julio pasado.