El sismo de Guerrero registra al menos 150 réplicas
Una pared caída debido al sismo de 7.1, en Acapulco. Foto: EFE/David Guzmán

El sismo registrado a la noche de este martes 7 de septiembre en Guerrero generó ya 150 réplicas, la más fuerte fue de 5.2 grados.

El Servicio Sismológico Nacional (SMN) dio a conocer el dato, con corte a las 5:00 horas de este miércoles

El gobernador Héctor Astudillo Flores y las autoridades de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz informaron que además de una persona fallecida, el sismo provocó, principalmente en Acapulco y Chilpancingo, derrumbes, bardas colapsadas, desprendimiento de rocas en diversas carreteras, afectaciones en fachadas y plafones de hoteles, centros comerciales, edificios públicos, unidades habitacionales y hospitales.

Las autoridades indicaron que la circulación vehicular en Acapulco está reestablecida en el Maxitunel y Macrotunel, mientras que en la avenida Escénica, los trabajos de retiro de rocas permiten el paso en un solo carril.

Las actividades en el Aeropuerto Internacional de Acapulco serían reestablecidas, luego de valorar las condiciones en las torres de control.

Mientras tanto, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se encuentra trabajando para restablecer la comunicación en la carretera Federal Chilpancingo – Acapulco a la altura del kilómetro 58 en El Ocotito, municipio de Chilpancingo, donde un derrumbe interrumpió la circulación en ambos sentidos.

Asimismo, el secretario de salud, Carlos de la Peña Pintos, informó que de las nueve unidades hospitalarias revisadas en Guerrero, hubo la necesidad de movilizar a pacientes del IMSS Acapulco y en el Hospital General de Renacimiento.

Por su parte, Julio César Pescina Ávila, el comandante de la Octava Región Naval, puntualizó que no se tiene registro de la alteración significativa en el nivel del mar, luego de que ayer se reportara temor de un tsunami en las costas tras el sismo.

En la entidad hay un despliegue de bases de operaciones coordinadas por la Policía Estatal y la Guardia Nacional para evitar saqueos en viviendas y tiendas departamentales.