Lo que hay que saber para entender el caso Lozoya
Emilio Lozoya lleva casi un año en prisión domiciliaria. Foto: World Economic Forum/Wikicommons.

La fotografía de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), en el restaurante Hunan, en Lomas de Chapultepec, desató críticas. Entre ellas, la del presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que el exfuncionario tiene un proceso penal por lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho.

Lozoya fue detenido el 12 de febrero de 2020, en Málaga, España con fines de extradición y trasladado a México el 17 de julio de 2020, donde se le retiró su pasaporte y se le colocó un brazalete, que le ha permitido llevar su proceso en libertad, ya que la Fiscalía General de la República (FGR) no solicitó prisión preventiva en su contra a cambio de su colaboración en la investigación.

¿Quién es Emilio Lozoya?

Emilio Ricardo Lozoya Austin es un economista egresado del ITAM y abogado por la UNAM, así como maestro en administración pública por Harvard. Trabajó en el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de México.

Durante la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto se desempeñó como coordinador de vinculación internacional y para 2012, fue nombrado como director general de Pemex por el priista, puesto que ocupó hasta 2016.

Su relación con el caso Odebrecht

En 2016, tras la Operación Lava Jato que dejó al descubierto una red de corrupción en Brasil, el dueño de la constructora, Marcelo Odebrecht, fue detenido. Para reducir su condena, decidió declarar, y así comenzó a revelarse la red de sobornos que involucró al menos 10 países, incluido México en tres continentes.

La empresa pagaba montos millonarios a funcionarios públicos de otros países para que estos le otorgaran contratos de obras. En 2017, el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó que la empresa entregó sobornos a funcionarios federales por millones de dólares durante los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

En el informe de la Cuenta Pública de 2015, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó irregularidades en dos contratos que Pemex entregó a Odebrecht para realizar las obras de refinerías de Tula, Hidalgo -que costaría 2 mil 382 millones de pesos- y en Salamanca, Guanajuato -por mil 160 millones de pesos.

De acuerdo con las investigaciones de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), Emilio Lozoya adquirió una residencia en 2012 en Las Lomas, con dinero ligado a la obra de la refinería de Tula. Un año después, compró una mansión en Ixtapa.

No te pierdas:

La colaboración con la Fiscalía

Emilio Lozoya está sujeto a proceso por los casos de Odebrecht y la compra de la planta AgroNitrogenados y de acuerdo con la FGR tiene hasta el 3 de noviembre de 2021 para aportar las pruebas que señalan a otros funcionarios, esto como parte del acuerdo de colaboración.

En enero de este año, la Fiscalía informó que en agosto de 2020, Emilio Lozoya había entregado una denuncia de hechos, en la que mencionó a varios funcionarios y legisladores, entre ellos a Luis Videgaray y Ricardo Anaya, por delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, enriquecimiento ilícito, delitos electorales, cohecho y asociación delictuoso.

Sin embargo, la FGR no ha informado si Lozoya ya aportó más información para poder llevar a proceso a quienes señala en su denuncia de agosto de 2020, y por la que las autoridades le permitieron no pisar la prisión.