AMLO en la ONU pide a millonarios fondos contra la pobreza
Foto: Captura de pantalla.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) concretó su participación en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en donde dirigió un mensaje sobre la desigualdad y la corrupción.

Arrancando su mensaje, el presidente López Obrador dijo que resolver el problema de la corrupción es clave para el tema de la desigualdad, y se lanzó contra las élites.

“Es corrupción el que tribunales castiguen a quienes no tienen con que comprar su inocencia y protejan a potentados y a grandes instituciones que roban al erario o no pagan impuestos, es corrupción la impunidad de quienes solapan y esconden fondos ilícitos en paraísos fiscales y es corrupción también la usura que practican accionistas y administradores de los llamados fondos buitres, sin perder siquiera su respetabilidad”, dijo el mandatario la mañana de este martes.

Sostuvo que “el principal problema del planeta es la corrupción” y la señaló como causa principal de la desigualdad y pobreza.

Sostuvo que hay un afán de lucro en el mundo, el que ejemplificó con lo sucedido con las vacunas contra Covid-19.

“Mientras las farmacéuticas privadas han vendido el 94% de las vacunas, el mecanismo Covax, creado por la ONU para países pobres apenas ha distribuido el 6%, un doloroso y rotundo fracaso“, apuntó AMLO en su mensaje en la sede del organismo multinacional.

Dijo además que en México se ha aplicado una fórmula para desterrar la corrupción, con el criterio de que por el bien de todos “primero los pobres”.

“En México podría llevarnos tiempo pacificar el país, pero la fórmula más segura es atender el fondo, como lo estamos haciendo. Por ejemplo, otorgar a los jóvenes opciones de estudio y trabajo para evitar que sean enganchados por la delincuencia”, relató desde Nueva York.

En el tema migratorio, AMLO expresó que deberían migrar solo quienes deseen hacerlo y no porque sea algo forzoso por las situaciones del país de origen.

Asimismo, acusó que nunca en la historia de esa organización se ha hecho algo “realmente sustancial en beneficio de los pobres”, por lo que que en los próximos días México presentará un plan mundial de fraternidad y bienestar.

El plan contempla un fondo procedente de al menos 3 fuentes: el cobro de una contribución voluntaria anual del 4% de sus fortunas a las mil personas más ricas del planeta, una aportación similar por parte de las mil corporaciones privadas más importantes por su valor en el mercado mundial y una cooperación del 0.2% del PIB de cada uno de los países integrantes del G20.

“El fondo podría disponer anualmente de alrededor de un billón de dólares”, estimó.

“Los recursos de este fondo deben llegar a los beneficiarios de manera directa (…) cuando se entregan fondos supuestamente para ayudar a los pobres de organizaciones no gubernamentales de la sociedad civil, o a otro tipo de organizaciones, no quiero generalizar, pero en muchos casos, ese dinero se queda en aparatos burocráticos, en pagar oficinas de lujo, en mantener asesores o se desvía y termina por no llegar a los beneficiarios”, dijo.

Señaló que bajo este mecanismo, se podría llevar a cabo un censo de las personas más pobres en el mundo, para entregar apoyos a estos sectores, que se podría entregar por medio de una tarjeta o un monedero electrónico personalizado.