A un mes de la volcadura del tráiler en la que 56 personas migrantes murieron y más de 100 resultaron con distintas lesiones, habitantes del estado de Chiapas organizaron una ceremonia de oración en el sitio donde ocurrió la tragedia el domingo 9 de enero.

Un tráiler que transportaba al menos a 160 migrantes de forma irregular, la mayoría originarios de Centro y Sudamérica volcó el 9 de diciembre en la carretera de Tuxtla Gutiérrez a Chiapa de Corzo, donde más de 100 personas, la mayoría jóvenes, resultaron heridas.

De las personas que murieron en el accidente 50 fueron ya fueron identificadas: 37 eran de de Guatemala; 11 provenían de la República Dominicana; uno de El Salvador; y uno de Ecuador, informó el gobierno federal el 30 de diciembre pasado.

De los cuerpos identificados, 25 ya habían sido trasladados trasladadas a sus lugares de origen y cinco más serían transportadas en el transcurso del día 30 de diciembre. El 6 de enero pasado los restos de cinco personas fueron trasladados a República Dominicana. El Instituto Nacional de Migración confirmó que se han repatriado 30 cuerpos al 10 de enero de este año.

El accidente ocurrido en la carretera de Tuxtla Gutiérrez a Chiapa de Corzo es una de las peores tragedias ocurridas en el sureste de México en medio de una crisis humanitaria por la ola migratoria hacia Estados Unidos.

El gobierno de Joe Biden reactivó a finales del 2021 el protocolo de Protección de Migrantes ejecutado en la administración de Donad Trump, que obliga a los solicitantes de asilo a permanecer en un tercer país mientras se resuelve su caso ante una Corte.

El gobierno federal ha aceptado reactivar el programa Quédate en México, mientras mantiene una política de persecución en contra de los migrantes, lo que los obliga a tomar rutas más peligrosas y los vuelve más vulnerables a redes criminales, advierten organizaciones de la sociedad civil.

Con información de AquíNoticias