Los cuerpos de las hermanas raptadas en Michoacán son hallados en el Edomex
Las hermanas Claudia, de 26 años, y Laura Mateos Reyes, de 30 años, fueron sacadas de su domicilio en la comunidad de Carindapaz. Foto: Especial

Dos hermanas, sustraídas de su casa en el municipio de Senguio, Michoacán, fueron encontradas sin vida en San José del Rincón, Estado de México, confirmó la fiscalía de esta última entidad.

Las hermanas Claudia, de 26 años, y Laura Mateos Reyes, de 30 años, fueron sacadas de su domicilio en la comunidad de Carindapaz a las 22:40 horas. el pasado lunes 9 de mayo. Medios locales reportaron que hombres armados entraron por ellas y se las llevaron a la fuerza.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) informó este jueves 12 de mayo, en una tarjeta informativa, que abrió una carpeta de investigación por el delito de feminicidio por el hallazgo de los cadáveres de ambas mujeres en la carretera Angangueo-San José del Rincón, en el paraje La Quebradora, en la localidad Palo Amarillo.

Tras el reporte del rapto, las autoridades de Michoacán difundieron la Alerta Alba, donde a Claudia la describían físicamente con los siguientes rasgos: cabello largo lacio color café claro, frente grande, cara afilada, ojos chicos color café, nariz chica, boca mediana, labios delgados, complexión delgada y tez blanca. El último día que fue vista usaba pijama de cuadros verde con azul y playera blanca con el logotipo del PRD.

Mientras que la ficha de Laura indicaba que tenía cabello largo color negro, frente grande, cejas delineadas, ojos medianos color café, nariz ancha, boca grande, labios gruesos, orejas grandes, de lóbulo adherido; medía 1.60 metros, tenía complexión robusta y tez morena. El día de su desaparición vestía un suéter rosa claro y leggins guinda.

Ambas fichas fueron canceladas, con la leyenda “localizada” luego de que la fiscalía mexiquense confirmara el hallazgo de los cuerpos.