La-Lista de lo que sabemos sobre el asesinato de los dos sacerdotes jesuitas y personas desaparecidas
Foto: Twitter/@Jesuitas_Mexico

Dos sacerdotes jesuitas y un guía turístico fueron asesinados en una iglesia de Cerocahui, una comunidad del municipio de Urique, Chihuahua. Los religiosos Javier Campos Morales, conocido como “Padre Gallo”, y Joaquín César Mora Salazar, así como Pedro Heliodoro Palma murieron a tiros y sus cuerpos fueron llevados por quienes los atacaron y estuvieron desaparecidos por casi dos días.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana ofreció una recompensa de cinco millones de pesos y emitió este miercoles una ficha de búsqueda para dar con José Noriel Portillo, alias ”El Chueco”, señalado como presunto responsable por delito de homicidio calificado de las tres personas y el secuestro de cuatro más ese mismo día.

Esto es lo que sabemos sobre la masacre cometida en Chihuahua que lastima particularmente a la comunidad jesuita y a los familiares de las víctimas.

8

Crimen y desaparición

Dos sacerdotes jesuitas y un guía de turistas fueron asesinados la tarde del lunes 21 de junio al interior de la Parroquia de San Francisco Javier, en la localidad de Cerocahui, municipio de Urique, en la Sierra Tarahumara, en Chihuahua.

La Diócesis de Tarahumara informó a través de un comunicado que los sacerdotes, con 50 años de servicio, “estaban cumpliendo con su deber de ayudar y socorrer física y espiritualmente a una persona que estaba perdiendo la vida

La Fiscalía de Chihuahua dio a conocer el martes que el hombre que fue asesinado en la iglesia era el guía de turistas Pedro Eliodoro, quien había sido secuestrado desde el lunes a las 13:00 horas, informó el medio especializado Raíchali.

7

Los desaparecidos

Después de la masacre, fueron llevados los cuerpos, por lo que la Diócesis expresó su indignación, ya que desean rendirles homenaje con unas exequias de cuerpo presente.

Además hay otras 4 personas en calidad de desaparecidas de esa comunidad, según información de la fiscalía. Se trata de Paul Osvalvo y Armando, así como una mujer y una persona menor de edad.

Los cuerpos fueron localizados la tarde de este miércoles 22 de junio.

6

Cómo ocurrió el crimen de

Según la primeras informaciones de la Fiscalía de Chihuahua y lo que dijo el presidente la mañana de este lunes, una versión es que el grupo armado iba a asesinar a una persona que se encontraba grave, cuando salieron los sacerdotes, “se supone que para evitar que lo remataran, que lo mataran, y los asesinaron a los dos”, dijo López Obrador.

En otro hecho, la fiscalía informó que recibió una denuncia por el secuestro de dos personas, de nombre Paul Osvalvo y Armando, así como una mujer y una persona menor -el presidente dijo que se trata de la esposa de una de las víctimas y que liberaron a una menor-.

5

El presunto criminal se confesó durante una hora

José Noriel Portillo, “El Chueco”, señalado como el responsable de los crímenes conversó con el sacerdote Jesús Reyes, sobreviviente de los hechos, durante una hora después de haber cometido los asesinatos e incluso le pidió perdón.

Según declaró Reyes a una radio local, el criminal estaba alcoholizado, le pidió que dejara los cuerpos, pero los lanzó a la parte trasera de una camioneta y se los llevó.

“El interrogante de quién queda con vida es por qué a mí no me mató. Él estaba en medio de los dos sacerdotes cuando el delincuente con el arma en la mano mata a uno, cae; después se dirige al superior jesuita, también lo mata; pero el asesinato del tercero no siguió”, dijo el sacerdote jesuita Javier Ávila dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva.

4

Pidieron a asesinos de jesuitas dejar los cuerpos de sacerdotes

El jesuita Jorge Atilano dio a conocer durante la misa en honor a los sacerdotes asesinados pidieron a los perpetradores del crimen que dejaran sus cuerpos, pero éstos se negaron.

“Uno de los padres les pide que dejaran los cuerpos para darles cristiana sepultura”, comentó.

Además, señaló que los jesuitas tenían una gran autoridad moral entre las comunidades de la Sierra Tarahumara y sabían del alto riesgo que corrían pero quisieron seguir ahí pues “vivían enamorados de estos pueblos indígenas”.

“Nos sentimos impotentes, con muchas incógnitas de qué hacer, qué decisiones tomar… Creemos que aquí hay un llamado profundo a seguir construyendo la paz, la justicia”, comentó.

3

El ejército y la GN brindarán apoyo

El presidente, Andrés Manuel López Obrador informó la mañana de este miércoles que la investigación está a cargo de la Fiscalía de Chihuahua, pero que dio la instrucción de enviar a personal de la Secretaría de la Defensa Nacional para avanzar en las investigaciones.

Al inicio de su conferencia matutina, expresó sus condolencias a la Compañía de Jesús y a los jesuitas en México y del mundo, por los hechos ocurridos en la Sierra Tarahumara, en Chihuahua.

2

El papa Francisco expresa sus condolencias

“Expreso mi dolor y tristeza por el asesinato de dos religiosos, hermanos míos jesuitas y un laico. Cuántos asesinatos en México. Estoy cercano con el afecto y la oración a la comunidad católica afectada por esta tragedia. Una vez más, repito que la violencia no resuelve los problemas, sino que crece el sufrimiento inútil”, dijo.

1

El presunto responsable

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del gobierno federal ofreció una recompensa de cinco millones de pesos para localizar a José Noriel Portillo, alias”El Chueco”, señalado como presunto responsable por el delito de homocidio calificado y secuestro.

La-Lista de lo que sabemos sobre el asesinato de los dos sacerdotes jesuitas y personas desaparecidas - 97F0C898-365A-45DD-B4F3-EB226CCFE2B0

Por la mañana, el presidente López Obrador no mencionó su nombre, pero dijo que se trata de la misma persona que asesinó a un turista estadounidense en 2018. Ese año, fue asesinado en el municipio de Urique Patrick Braxton Andrew. El entonces gobernador, Javier Corral señaló como presunto responsable a José Noriel Portillo Gil.

El presidente no dio nombres, pero hizo referencia a esos hechos y resaltó que esta zona de la sierra ha estado “infiltrada, penetrada, dominada por la delincuencia”. Como contexto, citó lo ocurrid en Estación Creel, en 2008, cuando un comando irrumpió en una reunión y asesinaron a 13 personas.

“Este delincuente señalado como el responsable de los asesinatos, porque es incluso hasta identificado por uno de los sacerdotes, también está acusado con orden de aprehensión desde el 2018, porque asesinó a un turista estadounidense”, dijo López Obrador.