¿Qué es el Cártel Inmobiliario de Benito Juárez?
Fotografía: AFP/Alfredo Estrella

El Cártel Inmobiliario de Benito Juárez fue como nombró la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, y la Fiscalía General de Justicia (FGJ) capitalina al presunto contubernio de exfuncionarios de la alcaldía e inmobiliarias para facilitar la construcción de edificios departamentales y de oficinas en la demarcación.

Este grupo presuntamente operó entre 2006 y 2018, bajo gobiernos panistas: Germán de la Garza Estrada (2006-2009), Mario Alberto Palacios Acosta (2009-2012), Jorge Romero Herrera (2012-2015) y Christian Von Roehrich (2015-2018).

De acuerdo con la FGJ de la Ciudad de México, el Cártel Inmobiliario de Benito Juárez estableció un esquema de enriquecimiento ilícito por parte de exfuncionarios basado en el intercambio de favores, por medio de conclusiones fuera de la Ley con constructoras y desarrollos inmobiliarios, así como a través de extorsiones a empresarios.

Además, esto llevó a que exfuncionarios que formaron parte de este grupo presuntamente se hicieran de forma ilícita de recursos y patrimonios que no corresponden a sus ingresos.

Uno de los presuntos líderes del Cártel Inmobiliario es Luis Vizcaíno Carmona, quien entre 2009 y 2016 ocupó el cargo de director general jurídico y de gobierno en la alcaldía Benito Juárez, a quien la Fiscalía detuvo en prisión preventiva en el Reclusorio Norte, en lo que se reanuda la audiencia que busca vincularlo a proceso.

Según la investigación de la Fiscalía, a Vizcaíno Carmona “se le señala de favorecer y obedecer a presiones de las empresas constructoras para realizar de forma violenta desalojos y sin diálogo de por medio”.

También se le acusa a Luis Vizcaíno de extorsionar a empresarios, como cuando en 2015 presuntamente recibió 90 mil pesos mexicanos por permitir la realización de una carrera deportivo en la alcaldía Benito Juárez, hecho por el cual supuestamente fue investigado por la Comisión Anticorrupción del PAN.

Otro de los implicados en las investigaciones es Nicias Rene Aridjis Vázquez, quien se desempeñó entre 2006 y 2018 como director general de Obras y Desarrollo Urbano.

La Fiscalía Capitalina, por conducto de su policía de investigación, desplegó un operativo para lograr la aprehensión de Nicias, por presuntamente hacerse de recursos de manera ilícita y de incurrir en un conflicto de intereses al ser propietario de diversas compañías del ramo de construcción.

Tanto Nicias “N” como Luis “N” posiblemente contaban con el consentimiento de sus superiores jerárquicos de la Alcaldía para obtener beneficios ilícitos”, señala un comunicado difundo por la Fiscalía.

La FGJ capitalina tiene conocimiento de que Luis Vizcaíno y Nicias Rene son copropietarios, entre otros inmuebles, de un edificio cuyo valor comercial superan los 30 millones de pesos.

Jorge Romero se defiende; Sheinbaum le pide dar explicaciones

Cuando se conoció la noticia de que Luis Vizcaíno fue recluido en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, el exjefe delegacional de Benito Juárez, Jorge Romero Herrera defendió a su excolaborador y acusó a la Fiscalía de orquestar una persecución política en contra de opositores.

“Lamentablemente la Fiscalía General de Justicia de la CDMX falla de inicio en dicha responsabilidad al señalar terminologías cuya connotación e interpretación ya prejuzga sobre una posible criminalidad, lo cual es indebido e ilegal”, sostuvo.

“Exhortamos a la FGJCDMX a que investigue y enfrente a los criminales que a diario vulneran los derechos de los habitantes de esta ciudad, en vez de inventarse cárteles imaginarios, cuya única finalidad es la de comenzar la persecución política en contra de sus opositores”, remarcó.

Por su parte, Claudia Sheinbaum exhortó a Jorge Romero a que dé las explicaciones correspondientes a la investigación que realiza la Fiscalía y negó que exista algún tipo de persecución política.

“No tiene nada que ver con persecución política, más bien él tendría que dar explicaciones porque él tuvo a estos servidores públicos como parte de su administración”, indicó la jefa de gobierno capitalina en su conferencia de prensa de este miércoles.

“La fiscalía una vez que encuentra un caso empieza a investigar y se da cuenta que no solamente es un caso, sino que son muchos, en los que ha habido extorsión al desarrollador inmobiliario o colusión (…) se entregaban departamentos a cambios de permisos de construcción de manifestaciones de construcción”, añadió.

“Entonces él (Jorge Romero) tiene mucho que explicar y no tiene absolutamente nada que ver con lo político, más bien es una investigación que hace la Fiscalía a partir de que encontró un caso y encuentran un nido de corrupción”, enfatizó.