Buzos podrían entrar este miércoles a buscar a los mineros atrapados en Coahuila
Integrantes de la Guardia Nacional trabajando en la zona donde se encuentran 10 mineros atrapados en el municipio de Sabinas en Coahuila. Foto: Antonio Ojeda/EFE

Buzos podrían entrar este miércoles a buscar a los 10 mineros que quedaron atrapados en el pozo de carbón de Sabinas, Coahuila, a una semana de que un derrumbe inundó el pozo de carbón.

“Hoy en la mañana tendremos una reunión para hacer valoración para ver si en breve pueden ingresar los buzos, evidentemente que todos los rescatistas tienen equipo necesario para poder ingresar esperemos que sea hoy” a la mina, apuntó la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez.

La funcionaria informó que ha avanzado el drenado del agua en el pozo, por lo que los rescatistas podrían comenzar labores al interior de la mina.  

Durante la conferencia de prensa de este miércoles del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), Velázquez detalló que este miércoles 10 de agosto se cumple una semana de la inundación en la mina, y llevan 158 horas continuas de trabajo para poder rescatar a los 10 mineros.

“Ha sido una semana intensa de mucho compromiso y esperamos que estemos a horas de realizar este rescate“, explicó la funcionaria, quien dijo que desde el 3 de agosto el volumen de agua extraída asciende a 125 mil 453 metros cúbicos.

Indicó que para acelerar el proceso de extracción de agua, se desarrolló una estrategia que permite aumentar el flujo de salida a través de la perforación de 10 barrenos, de los cuales 3 ya están construidos, 2 están en proceso de ampliación de diámetro y 5 en proceso de análisis y evaluación del sitio para perforación.

Laura Velázquez agregó que han trabajado de cerca con los familiares de los mineros para poder informarles sobre cualquier acción que tomen.

“Hay un comunicado de manera permanente sobre las estrategias que se plantean por parte de los equipos técnicos que serán llevados a cabo durante el día y la noche”, dijo.

Además, relató que se han instalado regaderas y sanitarios para que los familiares puedan estar a la espera y se les brindan servicios de salud y psicológicos.

“Se está habilitando un nuevo refugio para que los familiares puedan estar estas horas que nos faltan todavía de trabajo”, explicó.