La saxofonista María Elena Ríos exige que la FGR atraiga su caso
María Elena Ríos denunció la falta de avances en su caso. Foto: Twitter/@_ElenaRios

La saxofonista María Elena Ríos, atacada con ácido en 2019, exigió que la Fiscalía General de la República (FGR) atraiga su caso.

“Hago este llamado al fiscal Alejandro Gertz Manero para que se atienda la orden de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en atraer mi carpeta de investigación y quitársela al estado de Oaxaca”, comentó la saxofonista en una conferencia de prensa en la Cámara de Diputados.

María Elena Ríos detalló que se enviaron los oficios correspondientes a la FGR, pero sigue sin responder e insiste en que la carpeta debe estar en Oaxaca.

También pidió a Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que el juez Ponciano Velasco deje de revictimizarla, pues permitió 10 amparos por parte de la defensa de sus agresores.

Resaltó que ha buscado dos veces durante los meses pasados al presidente Andrés Manuel López Obrados, una de esas ocasiones, Leticia Ramírez, actual titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), la recibió. “No sabe ni cómo va a aprender matemáticas un niño de primaria en este sistema educativo, pero sí sabe revictimizar. Señora Ramírez, no se me olvida cuando me dijo “¿y qué quieres? No entiendo porque la gente como tú piensa que el presidente les va a resolver todo”, agregó.

Asimismo, comentó que López Obrador pasea por Oaxaca comentando que hará justicia, pero “Oaxaca no es la Guelaguetza, es un estado fallido y feminicida”.

Ríos declaró que el pasado 25 de agosto, Arturo Peimbert, que encabeza la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), la buscó en la Ciudad de México, “torpemente se equivocó y me dijo que yo estaba en Coyoacán y efectivamente, ¿cómo no va a saber si me tienen vigilada e intervenida?”, para decirle que no iba a detener a Juan Antonio Vera Hernández, hijo del exdiputado del PRI, Juan Antonio Vera Carrizal, quien aún se encuentra en prisión preventiva, porque no quería tener problemas con el gobernador Alejandro Murat.

“Desde siempre se dejó en dicho, no por mí, sino por la sociedad, que no se haría justicia el intento de feminicidio en mi contra porque Juan Antonio Vera Carrizal es prestanombres de 18 gasolineras de Alejandro Murat y de su padre José Murat, por eso no tengo justicia”, sostuvo la saxofonista.

Expresó que en los días pasados el gobernador Alejandro Murat y la familia de Vera Carrizal hicieron una campaña de desprestigio en su contra, violentando sus datos personales y diciendo que se le dio la cantidad de 2 millones 600 mil pesos, hecho que la CNDH desmintió.

“Gobernador Alejandro Murat deje de ser tan cobarde y entregue a su socio gasolinero, señor Pepe Murat, ya sabemos todos que Juan Antonio Vera Carrizal es su socio gasolinero y que venden huachicol, no lo digo yo, lo dice la gente y lo demuestran sus hechos”, declaró María Elena Ríos.

También sostuvo que no busca ser diputada, pues la política no le interesa y que otra campaña en su contra es la que hizo la familia de Vera Carrizal “diciendo que estoy loca y mal de mis facultades mentales”.

El 9 de septiembre se cumplen tres años del ataque contra María Elena Ríos, sin resultados por parte de las autoridades, pero la saxofonista sigue en la lucha por sus derechos y por más de 35 mujeres que fueron agredidas por ácido.

“No soy la víctima que quieren porque la víctima que necesita toda la gente, especialmente este sistema, es a la mujer que está llorando, encerrada y que no pide justicia, porque ese tipo de víctimas le conviene al Estado y yo desde hace mucho tiempo dejé de ser una víctima, soy una sobreviviente que lo único que pide es justicia”, finalizó.