Oaxaca es el primer estado en avalar presencia de Fuerzas Armadas en tareas de seguridad hasta 2028
La Guardia Nacional y las Fuerzas Armadas son de las principales apuestas del actual gobierno para pacificar México. Foto: Gobierno de México

Oaxaca se convirtió en el primer estado en avalar la reforma a la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos con la que se traslada el control de la Guardia Nacional (GN) a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y se garantiza su presencia en las calles hasta 2028.

Con 33 votos a favor, el Pleno de la 65 Legislatura local aprobó la minuta con proyecto de decreto del Congreso de la Unión, por la que se modifica el artículo quinto transitorio que reforma diversas disposiciones de la Constitución en materia de la Guardia Nacional, que se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el pasado 26 de marzo de 2019.

“Se avala la presencia de las Fuerzas Armadas en tareas de Seguridad Pública hasta 2028 en el país, con el fin de garantizar la pacificación de la República Mexicana”, señaló el Poder Legislativo de Oaxaca sobre la Guardia Nacional en un comunicado.

El cambio legislativo establece que las Fuerzas Armadas realizarán las tareas de seguridad pública con su organización y medios, además, deberá capacitarse en la doctrina policial civil que establece el artículo 21 de la Constitución.

El presidente Andrés Manuel López Obrador negó este jueves que su gobierno esté “militarizando” al país pese a la polémica reforma aprobada en la Cámara de Diputados para mantener a las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública hasta 2028.

El mandatario desestimó las críticas de opositores y defensores de derechos humanos, quienes alertaron sobre el creciente poder de las Fuerzas Armadas, que en México han estado involucradas en ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas.

El presidente argumentó que en los gobiernos anteriores “de manera ilegal usaban al Ejército, a la Secretaría de Marina (Semar), para labores de seguridad pública y, además, sin respeto a los derechos humanos”.

La Guardia Nacional y las Fuerzas Armadas son de las principales apuestas del actual gobierno para pacificar México, que registró 33 mil 308 homicidios en 2021 tras los dos años más violentos de su historia, bajo el mandato de López Obrador, con 34 mil 690 víctimas de asesinato en 2019 y 34 mil 554 en 2020.

Pese a su estrategia, López Obrador reconoció que “se tiene que apoyar a los gobiernos estatales y municipales para que sus policías garanticen la seguridad pública”. 

Oaxaca es el primer estado en avalar presencia de Fuerzas Armadas en tareas de seguridad hasta 2028 - qatar-2022