AIFA: ¿cómo le ha ido al primer megaproyecto de AMLO?
Una familia se divierte en el Aeropuerto Internacional Felipe Angeles. Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez.

El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) es el primer megaproyecto impulsado por el presidente Andrés Manuel López Obrador y ya lleva nueve meses de operaciones. Esta obra, construida y administrada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), recibió a sus primeros pasajeros el 21 de marzo de 2022.

La construcción del AIFA causó mucha polémica principalmente por dos motivos: porque implicó frenar la construcción de otro aeropuerto que se ubicaría en Texcoco, Estado de México, y por su lejanía de la Ciudad de México, ya que la base aérea de Santa Lucía, donde se encuentra, está a más de 40 kilómetros de distancia de la zona centro de la capital.

A pesar de las críticas, la Sedena continuó con su construcción y cumplió con la fecha de inauguración que López Obrador había prometido. El 21 de marzo se realizaron los primeros vuelos y hubo una ceremonia a la que asistieron el presidente del país, gobernadores, legisladores, empresarios, líderes de partidos políticos, funcionarios y público en general.

Los primeros 11 días de marzo en los que operó el AIFA recibió a 14 mil 225 pasajeros, pero esa cantidad ha aumentado con el paso del tiempo. Para noviembre fueron 203 mil 94 personas atendidas en el centro aeroportuario Felipe Ángeles solo en ese mes, según cifras oficiales.

AIFA: ¿cómo le ha ido al primer megaproyecto de AMLO? - museo_aifa
El AIFA cuenta con un museo dedicado a los mamuts cuyos restos fueron encontrados mientras realizaban la obra.

En total en sus primeros nueve meses de operación el AIFA recibió 700 mil 994 pasajeros, el 96% fue de origen mexicano y el otro 4% extranjero. En promedio cada día este aeropuerto ha recibido 2 mil 748 usuarios.

Aunque la afluencia de pasajeros en el AIFA ha subido, no se cumplirá la meta del gobierno federal de recibir a 2.4 millones de pasajeros en su primer año de operaciones. Ese fue un objetivo que se propuso el general Isidoro Pastor Román, director de la empresa que administra el aeropuerto.

En una rueda de prensa del 3 de febrero de este año, Pastor Román estimó que los 2.4 millones de pasajeros serían atendidos en este 2022. También calculó que para que el AIFA sea un proyecto rentable necesitará recibir unos 5 millones de pasajeros al año, lo que implica tener 120 operaciones diarias.

El objetivo de las operaciones diarias también está lejos de cumplirse. Hasta este jueves 22 de diciembre el AIFA solo tenía programadas 64 operaciones: 32 salidas y 32 llegadas.

AIFA: ¿cómo le ha ido al primer megaproyecto de AMLO? - nuevo-aeropuerto.felipe-angeles-torre-de-control
La torre de control del AIFA. Foto: Gobierno de México.

La página del AIFA señala que por ahora solo son seis aerolíneas las que brindan sus servicios de transporte. Viva Aerobus, Volaris y Aeromexico tienen vuelos a destinos nacionales, mientras Conviasa, Copa Airlines y AraJet ofrecen despegues internacionales.

Ayer jueves 22 de diciembre, por ejemplo, todas estas aerolíneas tenían programadas llegadas y salidas a 12 ciudades de México (Puerto Escondido, Mérida, Puerto Vallarta, Cancún, Acapulco, Guadalajara, Huatulco, Monterrey, Tijuana, Veracruz, Oaxaca, Mexicali), además de otras tres operaciones a ciudades internacionales (Santo Domingo, Panamá y La Habana).

Transporte público al AIFA

El transporte público fue otro motivo de críticas para el AIFA, ya que se ubica a más de 40 kilómetros de la capital del país y uno de sus objetivos era desahogar la demanda que actualmente tiene el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Ese es el centro aeroportuario que más gente recibe en México, pues este año han sido 36 millones de pasajeros, según estadísticas oficiales.

Por ahora la mejor opción de transporte público para llegar al AIFA es el Mexibús. En su terminal Ojo de Agua del Estado de México salen camiones con destino al aeropuerto por un precio de 9 pesos. Las autoridades tienen estimado que el próximo año se concluya la ampliación del Tren Suburbano que conectará a la alcaldía Cuauhtémoc, en el centro de la Ciudad de México con esa obra aeroportuaria, aunque el costo para esta ruta aún se desconoce.

AIFA: ¿cómo le ha ido al primer megaproyecto de AMLO? - tren_aifa_OK

Hay otras alternativas para llegar al AIFA o para viajar desde ese punto a la Ciudad de México, pero tienen un mayor costo. Hay taxis privados que cobran alrededor de 800 pesos en viaje del aeropuerto al centro de la capital. En la página oficial del AIFA se informa que hay dos compañías de renta de automóviles. Otra opción más económica son los autobuses y vagonetas que conectan con el centro aeroportuario, por ejemplo, un viaje desde ese punto a la central de camiones TAPO cuesta 125 pesos. Mientras que tomar un Uber tiene precio variable, pero el servicio más básico puede llegar a costar más de 400 pesos.

Para aminorar el costo del transporte el AIFA ha disminuido en 50% el precio de la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA), un cargo extra que las centrales aeroportuarias cobran a través de los boletos. Esto hace que sea más barato tomar un vuelo desde el nuevo aeropuerto Felipe Ángeles en comparación con el AICM.

La aspiración de las autoridades es que el AIFA se convierta en el principal aeropuerto de México pese a las críticas que ha recibido. Isidoro Pastor Román, el director de la empresa que administra el lugar, ha dicho ante medios de comunicación que el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles podría recibir hasta 90 millones de pasajeros para el año 2052, casi el triple de los usuarios que hoy en día recibe el AICM.