Organizaciones y defensores exigen a Alfaro liberar a 3 estudiantes de la UdeG
Alumnos de la UdeG acusan a Alfaro de arrestarlos por defender un parque. Foto: Twitter @udg_oficial

Colectivas, organizaciones y defensores exigieron al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, que Francisco Javier Armenta Araiza, Iván Ilich Vladimir Cisneros González y José Alexis Rojas Umazor, estudiantes de la Universidad de Guadalajara (UdeG), sean puestos en libertad, luego de que los encarcelaron por defender el Parque Resistencia Huentitán, donde ahora se construye un complejo habitacional.

“Haciendo un uso faccioso de las instancias que deberían estar dedicadas a la procuración de justicia, ha desatado una embestida en contra de quienes participan en la defensa legítima de este terreno y mediante un proceso judicial amañado han sido privados de su libertad los jóvenes”, mencionaron los colectivos en un comunicado.

Asimismo, declararon que ante la lucha de las y los vecinos de Huentitán, al gobernador Enrique Alfaro y a las empresas inmobiliarias “no les bastó el desalojo violento y la destrucción de todos los árboles que fueron plantados en el parque”.

Más de 80 organizaciones denunciaron que Jalisco vive tiempos críticos y durante la administración de Alfaro Ramírez “el estado ocupa los primeros lugares en violencia y violación a los derechos humanos: desapariciones, feminicidios, asesinatos y graves emergencias socioambientales, que más lastiman a la población”.

Además, denunciaron que el “talante autoritario del gobernador, su apuesta por los jugosos negocios inmobiliarios en la ciudad y su sometimiento a los caprichos e intereses de particulares y grupos empresariales” se exhibe en el caso del predio que se ubica en Calzada Independencia y Periférico Norte, denominado como Parque Resistencia  Huentitán.

“Mediante argucias legaloides se pretende arrebatar este terreno, decretado Área Natural Protegida y que históricamente ha sido un área de esparcimiento para las y los vecinos del lugar y en general para todos los habitantes de la ciudad, para el aprovechamiento comercial por parte de la inmobiliaria Hoteles Riviera Deluxe”, detallaron los denunciantes.

Entre las exigencias del pronunciamiento se encuentran:

  1. La libertad inmediata de los tres jóvenes encarcelados, así como la seguridad para sus familias y todos los colectivos ambientales que defienden el Parque Resistencia  Huentitán
  2. El cese inmediato de las obras en el predio
  3. La intervención urgente de los tres niveles de gobierno para solucionar este conflicto socioambiental
  4. El respeto al debido proceso de parte del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco, jueces y magistrados
  5. Alto a los desarrollos inmobiliarios en la ciudad
  6. Alto a la criminalización de personas defensoras de DH y ambientales en Jalisco
  7. Respeto al derecho a la ciudad, al agua y al medio ambiente sano.

El documento a favor de los estudiantes de la UdeG lo firmaron la Agenda Feminista de Jalisco, Brotes de dignidad y justicia, Colectiva El Arte de Ser Mujer, Colectivo Luz de Esperanza Desaparecidos Jalisco, El Jardín de la Esperanza, Red Solidaria de Derechos Humanos, entre otros.

Un juez les dictó prisión preventiva oficiosa a los alumnos, por lo que miembros de esta casa de estudios y de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) se declararon en Estado de Emergencia y realizaron que un plantón frente a Casa Jalisco.

Ricardo Villanueva Lomelí, director de la universidad, se solidarizó con los estudiantes y calificó como un “delito” la decisión del juez que dictó la medida cautelar contra los tres alumnos.

Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), declaró que se hace un seguimiento de este caso.

“Desde la Subsecretaría de Derechos Humanos de Segob, damos seguimiento al caso de los estudiantes Javier, Iván y José, detenidos en Jalisco en un contexto de protesta social. Exhortamos al poder judicial a juzgar con perspectiva de derechos humanos”, dijo Encinas en redes sociales.

Enrique Alfaro responde a detención de estudiantes de la UdeG

Enrique Alfaro destacó que el gobierno no debe interferir en los procesos relacionados con la impartición de justicia porque “esa no es nuestra competencia”.

Mencionó que no había emitido ningún posicionamiento sobre la disputa legal entre una empresa inmobiliaria contra los estudiantes de la UdeG, quienes señaló que “presuntamente invadieron un predio particular durante más de 100 días en el año 2021”.

A pesar de que declaró que ni el gobernador del estado y el gobierno pueden inmiscuirse en un asunto entre particulares, y que no forma parte de esta disputa legal que le corresponde resolver al Poder Judicial, comentó que “no puedo guardar silencio cuando con mentiras vulgares se ha pretendido construir la idea de que hay un grupo de estudiantes en la cárcel por manifestarse y que esto es producto de las instrucciones del gobernador”.

“Esto es absolutamente falso y quiero explicar el porqué. Primero porque nadie ha sido detenido por protestar, en Jalisco se respeta el derecho a la libre manifestación y hemos atendido y procesado cientos de manifestaciones sin que jamás se haya detenido a nadie”, sostuvo Alfaro en un video.

Y mencionó que el proceso que enfrentan es por una denuncia de hechos presentada por un particular por el probable delito de despojo de inmuebles y aguas, previsto en el Código Penal del estado, y “es producto de una denuncia interpuesta por los dueños del terreno, no por el gobierno de Jalisco”.

También dijo que el terreno es una propiedad privada y no un parque, no obstante, hace años fue propiedad del municipio de Guadalajara, que se vendió en el año 2008 cuando Alfonso Petersen de Guadalajara era presidente municipal.

“Este decreto fue avalado por un consejo del que por cierto formaba parte la UdeG. Los dueños de este terreno están en todo su derecho de exigir que se aplique la ley contra quienes a su juicio lo invadieron ilegalmente… Insisto, no hay ningún estudiante detenido por protestar ni intervención de un servidor en un asunto entre particulares”, puntualizó.

Finalmente el gobernador hizo un llamado para que los jóvenes enfrenten su proceso en libertad y evitar que el “conflicto escale y se siga mezclando con la agenda política”.