Los latinos y afroamericanos tienen los índices más bajos de vacunación en EU
Una mujer recibe una vacuna en Louisville, Kentucky, el 12 de febrero. A pesar de algunos avances, el acceso a las vacunas Covid es desproporcionadamente bajo para los latinos y afroamericanos. Fotografía: Jon Cherry / Getty Images

Las personas de origen latino y los afroamericanos reciben menos vacunas de Covid a pesar de las promesas políticas de atacar la desigualdad, revela un nuevo informe.

Sólo 4.6% de los latinos y 5.7% de los afroamericanos han recibido una dosis de la vacuna en comparación con el 11.3% de los estadounidenses blancos y 10.5 % de los asiaticoamericanos, según indica un análisis de APM Research Lab al que The Guardian tuvo acceso exclusivo.

Las personas de las islas del Pacífico tienen el índice más alto de vacunación, según la información disponible, con 16.3%, o uno de cada seis, que ya recibieron al menos una dosis. Maryland ya vacunó al 42.3% de su población, la proporción más alta de cualquier comunidad en cualquier estado.

El segundo lugar está entre los indígenas americanos, con 12.8%, uno en ocho, que ya recibieron al menos una dosis.

Te puede interesar: Joe Biden ordena revisar las cadenas de abastecimiento de sus bienes ‘esenciales’

A pesar de los avances, la información disponible claramente indica que el acceso a las vacunas de Covid, al igual que las pruebas y la ayuda económica, son desproporcionadamente más bajas para los latinos y los afroamericanos, las minorías más grandes en EU.

Las consecuencias de la distribución desigual de vacunas es una mala salud pública ya que los centros de alta transmisión podrían echar para abajo los esfuerzos para controlar la pandemia, indica Kathleen Page, una especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore

“No sólo se trata de desigualdad. Si queremos vernos egoístas, no tiene sentido porque se mantienen los puntos de alta transmisión en todo el país y es allí en donde las nuevas variantes surgen”.

Page agregó: “La desigualdad que vemos no es sólo por la indecisión ante la vacuna, eso sólo es una excusa para echarle la culpa a las víctimas. Se trata de obstáculos muy reales y de nuestro criterio sobre los grupos prioritarios, lo que significa que las personas con perfil de alto riesgo en las comunidades de latinos y afroamericanos no se incluyen en este perfil”. La población blanca tiene significativamente mayor edad que los grupos étnicos, y a los ancianos se les ha dado prioridad en todos los estados. Pero las muertes en la población de latinos están concentrada en los grupos de personas en edad de trabajar.

En general, los nuevos casos de Covid, las hospitalizaciones y las muertes, están disminuyendo, pero más de medio millón de estadounidenses han muerto, están surgiendo nuevas variantes y todavía surgen brotes localizados en todas partes.

El ritmo de la distribución de la vacuna aumentó desde que Joe Biden asumió la presidencia, y cerca de 1.6 millones de dosis ya se administran todos los días, según los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

La información todavía no está completa, pero en general, Pensilvania es uno de los estados con peor desempeño ya que sólo ha vacunado al 1.2% de los latinos y al 1.6% de los residentes afroamericanos. El índice de vacunación para los blancos de Pensilvania es casi de la mitad del promedio nacional.

En Georgia, sólo el 5.8% de los afroamericanos y el 1.7% de los latinos ha recibido al menos una dosis de vacunación en comparación con el 13.4% de los residentes blancos. En California, 12.5% de los asiático americanos y 12.7% de los estadounidenses blancos ya recibieron la vacuna, en comparación con el 5.7% de los latinos y el 7.4% de los afroamericanos.

Entre los pueblos indígenas, sobresalen estados como Virginia, en donde los trabajadores de la salud ya aplicaron al menos una dosis al 37% de las personas de los pueblos originales, y Alaska, con 32%. Esto contrasta con el 2.2% de Misisipi.

No te pierdas: Biden encierra a niños migrantes, ¿le sigue importando al mundo que Trump se haya ido?

Las noticias de una distribución relativamente rápida en las regiones indígenas se da poco después de que The Guardian revelara que los indígenas americanos están muriendo de Covid mucho más rápido que cualquier otra comunidad en EU. Encuestas recientes indican que la indecisión ante la vacuna es baja entre los indígenas americanos y los nativos de Alaska en comparación con otros grupos.

El enfoque dirigido de Page hacia las vacunas podría dar una nueva orientación a los esfuerzos en sitios localizados de alto contagio. Aquí, los criterios que se aplican para dar prioridad a la los candidatos elegibles podrían relajarse para incluir a las personas con mayor riesgo, como los que viven en casas con muchas personas, los que no tienen acceso a email, los que no hablan bien inglés y las personas con condiciones médicas como diabetes, que por el momento quedan excluidas, y sus familiares.

Por el momento sólo 27 estados y el Distrito de Columbia ha publicado datos comparables sobre el número y porción de las comunidades raciales y étnicas que han recibido una o dos dosis de vacunas. Nueva York, Illinois, Nuevo México, Minnesota y Washington están entre los estados que no han publicado datos étnicos, por lo que es imposible hacer un conteo oficial.