Keiko Fujimori siembra el fantasma del fraude en la cerrada elección de Perú
Keiko Fujimori está acusada de recibir financimiento de Odebrecht. Foto: Gian Masko/AFP

EFE.- El candidato a la presidencia de Perú, Pedro Castillo, se mantiene con más de 98,000 votos adelante de su rival Keiko Fujimori, en un muy estrecho recuento de votos de las elecciones presidenciales, cuando se han contabilizado el 94.9% de las actas electorales.

Castillo, candidato del izquierdista partido Perú Libre, tiene el 50.28% de los votos válidos, frente al 49.71% de Fujimori, que postuló por tercera vez a la presidencia por el partido derechista Fuerza Popular (FP).

De acuerdo al cómputo de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), el maestro y líder sindical del magisterio ha recibido 8,575,142 votos, mientras que la hija del expresidente Alberto Fujimori ha tenido 8,477,047 votos, lo que significa más de 98.000 votos menos que Castillo.

También lee: La elección de Perú se cierra a menos de un punto entre Fujimori y Castillo

Hasta este momento, han ingresado a la ONPE 83,386 actas del sufragio y 1,304 han sido enviadas al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) debido a votos impugnados, errores materiales o ilegibles.

Asimismo, faltan procesar 3,102 actas electorales, que corresponden al 3,58% del total y que son principalmente los votos del extranjero y de las zonas rurales más alejadas del país.

Fujimori dijo, en una rueda de prensa ofrecida en su sede partidaria, que la diferencia de votos con Castillo los mantiene “optimistas” porque confían en que “la votación se va a emparejar” con el sufragio emitido en el extranjero.

Sin embargo, a continuación, denunció un supuesto fraude en las mesas de votación atribuido a los personeros y seguidores de su rival Castillo con el objetivo de manipular la votación a su favor.

Te puede interesar: Castillo adelanta a Fujimori por primera vez en el conteo de la presidencial de Perú

“Hay una clara intención de boicotear la voluntad popular”, afirmó Fujimori y pidió que las denuncias de irregularidad sean compartidas en la redes bajo el lema #FraudeEnMesa.

Por su parte, Castillo declaró ante sus partidarios congregados en el local de su partido en Lima que será “el primero en hacer respetar la voluntad del pueblo peruano”.

El postulante izquierdista hizo un llamado a la paz, a la tranquilidad y a la cordura, tras asegurar que su presencia en los comicios no responde a “ningún interés personal”, sino que “estoy acá por el Perú”.

El profesor y exlíder sindical reconoció la “valentía” de sus personeros en las mesas de votación y saludó la “vigilia ciudadana por la democracia” que están realizando sus seguidores en los exteriores de la ONPE en Lima.

Ahora lee: La ultraizquierdista se consolida como ganador de elecciones en Perú

“No nos cansaremos de decir lo de siempre, que sólo el pueblo salvará al pueblo”, puntualizó, en medio de los vítores de sus seguidores que lo escuchaban con cánticos y la detonación de fuegos artificiales.